Connect with us

-

Vinos mexicanos para hablar de política y de lo paranormal

Published

on

Siempre un vino se agradece, es el acompañamiento perfecto para una buena charla con los amigos o los colegas. Como aumenta las endorfinas y potencia el cerebro, el vino te pone de buenas y dispuesto a hablar de cualquier tema, ya sea de política o de lo paranormal.

El vino es especialmente bello, porque tiene una relación particular con la tierra. Los sabores son únicos porque responden a la composición del entorno: la acidez de la tierra, el clima, la humedad, etc. Así, tomar vino mexicano, es una forma de beber, literal y metafóricamente, el territorio del país.

Además de Baja California, que es la principal región vinícola de México, se hacen vinos en Coahuila, Querétaro, Aguascalientes, Zacatecas, Guanajuato, Durango y Sonora. Muchos creen que los vinos mexicanos son de los más baratos, pero la verdad es que tienen calidad de exportación y no hay nada como probar lo que está hecho en casa.

Degusta el siguiente raiking:

  • Nebbiolo Reserva Privada L.A. Cetto
  • Casa Madero Merlot
  • Maximum Blend- Trivento
  • Larrosa Rosé Izadi
  • Emina Rosado
  • Vilarnau Brut
  • Bodegas del Viento Kurdo
  • Rivero González Blanco
  • RoLu Nebbiolo 2013.
  • Sirius 2012
  • Ric Rac 2016
  • Hacienda Florida 2016
  • Quinta Monasterio 2015
  • Don Leo Shiraz 2013. Bodega: Don Leo
  • Roganto 2014. Bodega: Roganto
  • Calixa 2016. Bodega: Monte Xanic

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

-

Los cócteles que nunca decepcionan

Estos clásicos siguen teniendo importancia siglo tras siglo gracias a su sencillez y artesanía.

Published

on

La mixología está de moda, y aunque han aparecido nuevas mezclas, nunca faltan los cocteles que con el paso del tiempo se han hecho imprescindibles en cada barra. Sus sabores se han quedado en la memoria colectiva e incluso los relacionan con las mejores experiencias, personajes famosos, islas paradisiacas o metrópolis.

Existe un extenso debate sobre los orígenes del cóctel. Frecuentemente, son considerados inventos americanos, pero es cierto que en la creación del cóctel tuvo un gran papel la influencia inglesa, ya que allí es donde se originó el ponche en el siglo XVIII. Además, el término “cóctel” se pudo leer por primera vez en un periódico británico en el año 1798.

Sin embargo, fue en Estados Unidos donde los cócteles se convirtieron en la bebida popular que es hoy en día. Surgieron a principios del siglo XX y uno de los personajes claves en la evolución de la bebida fue el bartender Jerry Thomas, que escribió el primer manual de los cócteles, The Bartender’s Guide (La guía para los bartenders).

Las siguientes bebidas se inventaron en momentos distintos, pero lo cierto es que cada una sigue teniendo un papel importante en el panorama de la coctelería actual.

Caipiriña

Es la bebida nacional de Brasil, pero la caipiriña se conoce por todo el mundo. Se prepara con un licor típico de la región que se llama cachaza, que se hace a base de azúcar de caña y se parece al aguardiente o al ron. También lleva lima y azúcar, es un cóctel dulce sencillo. Otra versión popular de la bebida es el caipiroska, que se prepara con vodka en vez de cachaza. 

Cosmopolitan

Se piensa que el Cosmopolitan se creó a finales de los años 80 y se popularizó gracias a la serie americana “Sex & the City”. Tiene un sabor suave y se caracteriza por su color rosa brillante. Los ingredientes del cosmopolitan son vodka, cointreau o triple seco, zumo de lima y zumo de arándanos rojos. Imprescindible servir en un vaso de martini.

Daiquiri

Con orígenes en Santiago de Cuba, el daiquiri es un cóctel que nos recuerda a la playa y todo lo tropical. Normalmente se prepara con ron cubano y también lleva algún zumo cítrico (normalmente de lima) y azúcar. Existen muchas variaciones del daiquiri. Una de las más populares es el de fresa, que se suele hacer en una batidora como una bebida helada, aunque la versión original simplemente se agita con hielo y se sirve frío.

Dry Martini

El Dry Martini tiene más de 100 años de historia, ya que se cree que surgió a finales del siglo XIX o principios del siglo XX. Este cóctel atemporal es sofisticado y siempre está de moda.

La bebida lleva vermut blanco seco (por ejemplo Martini Bianco) y ginebra y se sirve con piel de limón y aceituna verde deshuesada. El Dry Martini, en concreto, lleva menos vermut que otras versiones de la bebida, como el Wet Martini. Siempre se sirve bien frío.

Mai Tai

Otro cóctel tropical que se hace a base de ron. El Mai Tai lo creó el californiano Victor Bergeron, dueño de un tiki bar en Oakland, en 1944. Aunque hoy en día se puede encontrar muchas versiones del cóctel, la original es bastante sencilla.

El mai tai más tradicional se hace con ron, curaçao, sirope de caramelo, sirope de Orgeat y una hoja de menta fresca. Si no puedes conseguir todos los ingredientes, también puedes sustituir con triple seco y jarabe de azúcar.

Manhattan

El Manhattan es uno de los cócteles más clásicos y antiguos. Parece que se inventó antes de 1880. Tiene sus orígenes en Nueva York, de ahí su nombre. Es una mezcla de whisky Bourbon, vermut rojo y el amargor de la angostura. Se agita con hielo antes de servirlo en un vaso especial de Manhattan con una guarnición de cereza marrasquina.

Margarita

Es el cóctel más importante con tequila. La Margarita fue inventada en México a mitad del siglo XX. Como muchos cócteles, varias personas afirman ser los creadores de la bebida popular, pero lo cierto es que ahora se ha popularizado en todo el mundo. Esta bebida se hace con tequila, cointreau o triple seco, zumo de limón y hielo picado. Se puede espolvorear el borde del vaso con azúcar o sal, dependiendo si se desea un toque dulce o salado.

Mojito

Como el daiquiri, el mojito también es un invento cubano. En el siglo XVI, Sir Francis Drake llegó a la isla en busca de oro. Cuando se pusieron enfermos varios miembros de su equipo, los locales les sirvieron una mezcla de aguardiente, menta, azúcar y lima muy parecida al mojito que conocemos hoy. Sin embargo, no fue hasta siglos después cuando se popularizó la versión actual del cóctel. Hoy en día, el mojito se hace con gaseosa, ron blanco, zumo de lima, azúcar y hojas de menta.

Negroni

El negroni es un clásico cóctel aperitivo italiano. Tiene sus orígenes en Florencia, concretamente en el Caffe Casoni. Fue un encargo del Conde Camillo Negroni, que pidió que se sustituyera la gaseosa por ginebra en el cóctel americano, su favorito. El negroni se prepara con ginebra, vermut rojo, Campari y piel de naranja. Tiene un sabor bastante aromático y amargo, y se sirve sobre hielo.

Piña Colada

La piña colada nació en en el Hotel Caribe Hilton de San Juan, Puerto Rico, a mediados del siglo XX. Es uno de los cócteles más dulces que se pueden pedir y combina perfectamente con un día soleado de playa. La piña colada se hace con ron, leche o crema de coco y zumo de piña. Se sirve granizado o sobre hielo picado con una guarnición de cereza marrasquina o una rodaja de piña.

Con información de The Gourmet Journal

Continue Reading

-

Aborto por telemedicina, un fenómeno creciente en EU

El coronavirus ha generado un aumento en la demanda de la telemedicina de todo tipo, la telemedicina evita desplazamientos innecesarios y el colapso de los centros sanitarios, proporcionando comodidad para el paciente y ahorro para el sistema. Es importante entender que la telemedicina es un proceso, no una tecnología.

Published

on

El aborto a través de la telemedicina es un fenómeno que crece silenciosamente en Estados Unidos, la pandemia de coronavirus llevó a otro nivel la demanda de abortos por telemedicina, porque gran parte de la nación estaba sometida a medidas estrictas para quedarse en casa y varios estados —entre ellos Arkansas, Oklahoma y Texas— han tratado de suspender el acceso a los abortos quirúrgicos durante la crisis.

El programa de telemedicina en el que participó Dale puede continuar debido a que se trata de un estudio de investigación que desde hace varios años cuenta con un permiso especial otorgado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés). Permite a las mujeres que han decidido abortar tener consultas en video con médicos certificados y, luego, recibir por correo píldoras abortivas que pueden tomar por su cuenta.

En el último año, el programa, llamado TelAbortion, se expandió de atender a cinco estados hasta llegar a 13, pero dos más, Illinois y Maryland, se agregaron cuando estalló la crisis del coronavirus. Sin incluir esos nuevos estados, cerca del doble de las mujeres tuvieron acceso a abortos a través del programa en marzo y abril, en comparación con los meses de enero y febrero.

Para poder atender a las mujeres durante la pandemia, TelAbortion está “trabajando para expandirse a nuevos estados lo más rápido posible”, dijo Elizabeth Raymond, asociada médica principal de Gynuity Health Projects y quien dirige el programa. También tiene conocimiento de que hay más mujeres en estados colindantes que tratan de cruzar las fronteras estatales para tener acceso a TelAbortion.

Hasta el 22 de abril, TelAbortion había enviado un total de 841 paquetes con píldoras abortivas y había confirmado 611 abortos completados, informó Raymond. Unas 216 participantes más todavía estaban en el proceso de seguimiento o no se habían comunicado para confirmar sus resultados. El programa ha crecido a tal grado que motivó hace poco a los senadores republicanos a presentar un proyecto de ley para prohibir el aborto por telemedicina.

La FDA, que le ha permitido a TelAbortion seguir operando, se negó a responder a las preguntas de The New York Times sobre el programa.

El aborto con medicamentos, que la FDA aprobó en el año 2000, se está convirtiendo en el método que más usan las mujeres en Estados Unidos. Sin embargo, la FDA requiere que sean doctores especialmente certificados u otros proveedores médicos quienes administren en clínicas u hospitales el primer medicamento del régimen de dos fármacos, la mifepristona.

Pero las normas de la FDA no especifican que los proveedores deben ver a los pacientes en persona, por lo que algunas clínicas han comenzado a permitir que las mujeres se presenten a consultas por video con médicos certificados que se encuentran en otros lugares. TelAbortion va más allá, ya que ofrece consultas de telemedicina a las mujeres en su casa (o en cualquier lugar), les envía por mensajería las píldoras y les da seguimiento una vez que tomaron los medicamentos.

Una decisión difícil

Por lo general, TelAbortion cobra entre 200 y 375 dólares por las consultas y las píldoras. Las mujeres también deben pagar un ultrasonido y pruebas de laboratorio, que pueden practicarse en el lugar de su preferencia. Durante la pandemia del coronavirus, TelAbortion puede prescindir del ultrasonido para medir la edad gestacional del embarazo si las mujeres no pueden visitar a un médico para obtenerlo, afirmó Raymond.

En algunos estados, los seguros médicos privados o Medicaid cubren algunos o todos los costos. En el caso de las mujeres que enfrentan dificultades financieras, como Kirby en Denver, el programa recurre a las redes de subvenciones para el aborto.

Algunas pacientes dijeron que las teleconsultas les ayudaron a lidiar con los complejos sentimientos que el aborto puede evocar.

Leigh, una inspectora de construcción en Denver, quien pidió ser identificada solo por su segundo nombre, dijo que se consideraba “totalmente provida”. Pero, agregó, también tiene depresión, que se volvió tan severa después de que tuvo un bebé hace dos años que a veces se sintió suicida. Los doctores, dijo, “no querían dejarme a solas con mi bebé”.

En marzo pasado, después de descubrir que estaba embarazada y consultar a su prometido, llamó a Planned Parenthood. “Dije: ‘No quiero ser esta persona, pero necesito terminar este embarazo’”, dijo Leigh.

Ella escogió la opción de TelAbortion. Después de tomar el primer medicamento, asistió a una sesión de fotos previamente programada para sus fotos de compromiso con su prometido; esa noche tomó el segundo medicamento.

Al realizar su llamada de seguimiento desde un campo en un lugar de trabajo, Leigh le dijo a la doctora, Kristina Tocce, directora médica de Planned Parenthood de Rocky Mountains, que se sintió obligada a abortar, “sin importar cuánto me odie”.

Ahora, cuando ve un bebé, dice que a veces se pregunta, “¿Tomé la decisión errada?”.

“Quería tener a mi bebé, pero simplemente no podía”, dijo.

Con información de New York Times

Continue Reading

-

Poder, pareja y sexo: ¿Alfa o Beta? ¿Quién manda a quién?

El poder en una relación, entre hombre y mujer, o incluso entre parejas del mismo sexo, no depende del género, según nos explica la psicóloga clínica Betzabé Vancini.

Published

on

Por Staff 360°

Fotos: Raúl Bravo / @raulbravocid

Más allá del género, el binomio de roles en una pareja se define por el alfa y la beta. La terapeuta y sicóloga clínica Betzabé Vancini explica por qué siempre hay un dominante en la pareja, qué lo motiva. Nos revela quién manda en verdad en la relación y cómo destrabar cuando esto se vuelve negativo.

El poder es sexy, es un hecho. Pero en una pareja, ¿Quién tiene el peso?, ¿Quién toma las decisiones? Cuenta la leyenda que el verdadero estallido adelantado de la Revolución, el 18 de noviembre de 1910, en Puebla, ocurrió no entre los salones de fumar de los señores, sino en las salas de costura de sus mujeres. Fueron las esposas de los conservadores quienes se habrían enterado de los planes por iniciar un levantamiento y advirtieron. No solamente eso. Una mujer, Carmen Serdán Alatriste, habría sido, del lado revolucionario, quien tomara parte importante en el levantamiento.

Históricamente, el poblano ha tenido a bien creer que el hombre mantiene el rol de peso en la pareja. Lo mismo ocurre a nivel global. Es cuando, en las pláticas de café de las mujeres, en la salida del colegio de los hijos o en las reuniones de fin de semana entre profesionistas, se gestan los verdaderos cambios.

El poder en una relación, entre hombre y mujer, o incluso entre parejas del mismo sexo, no depende del género, según nos explica la psicóloga clínica Betzabé Vancini, en entrevista para Revista 360°.

“La teoría de los alfas nos dice que tiene que ver con despegar el rol de alfa o beta de la concepción de género. No es que ya solamente sean hombres alfa. Sí los hay. Pero, así como hay hombres alfa, hay mujeres alfa. También hay hombres beta y mujeres beta.”

¿Les suena Francis Underwood?

La pareja formada por Claire y Frank Underwood, del exitazo de Netflix, House of Cards, es el ejemplo perfecto de cómo dos alfas comienzan a destrozarse uno a otro en esta cuarta temporada, dice la terapeuta. No daremos más detalles para evitar spoilers, pero podemos adelantarles que ambos pelean por el rol alfa en su peor composición, el llamado alfa desintegrado.

Aquí el asunto es que cada uno tiene una función sana e integrada, que puede hacer que la pareja sea feliz. O, por el contrario, puede haber una función desintegrada, la parte no sana, que hace miserable a todos. Por ejemplo, los Underwood, tanto Claire como Frank, hombre o mujer, son alfas desintegrados. Gente controladora, violenta, agresiva, de muchísimo poder y que usa el poder en la pareja para que el otro haga lo que ellos quieran”.

Lo contrario, y más sano, es un alfa integrado, quien resuelve, toma las decisiones, protege, provee y no necesariamente es quien más peso tiene en la parte económica, según señala la especialista. Sino que provee, tangible e intangiblemente, lo necesario para que la pareja funcione.

“Puede ser protección o simplemente poner las soluciones, cuando aparece un problema de cualquier naturaleza, sabe cómo resolverlo. Sabe a dónde vamos. Es donde viene el tema de la protección. Es la parte más importante del alfa. Todo el tema viene de un asunto, de que somos más animales de lo que creemos y la pareja además nos despierta instintos súper básicos”.

Esto también incluye el sexo, quién toma la iniciativa, quién hace qué acciones o busca qué satisfacciones llenar, dependerá mucho de qué tan desintegrados sean tanto alfa como beta.

El poder de beta

Pensar que beta pudiera sonar como el segundón, la sombra de alfa o el eterno complemento que jamás brillará ante la sociedad es totalmente un error. Beta es el rol más indispensable y de peso que pudiéramos imaginar.

“En la parte integrada, beta es lo mejor. Es la parte dulce, del afecto, de los detalles, el momento del relax. La parte integrada del beta es la persona más dulce, la que sabe perfecto cómo va tu día y sabe qué hacer para alegrarte si va mal”, comenta Viancini.

En la parte desintegrada, beta puede volverse un verdadero dolor de cabeza, pues se considera como dependiente y chantajista. Seguramente tendremos una relación en la cual se abusa del chantaje emocional con tal de conseguir que beta logre que alfa actúe como le venga en gana.

La combinación perfecta

Cuando ambos roles, tanto alfa como beta, saben exactamente qué quieren y han acordado cómo su relación está basada y qué aportan a su vida diaria, ambos se muestran integrados, es la perfección en una relación. Pero no es tan sencillo, según comenta la psicóloga clínica.

“También tiene que ver con nuestras experiencias previas en la vida, desde nuestros papás hasta nuestras parejas previas. Si ya sé que a mí me tocó resolver todo, incluso la vida de mis parejas previas, pues ya sé que me toca ser alfa, si ya sé que todo mundo se hizo cargo de mí y me la he pasado brincando de una relación a otra, buscando consuelo y alivio, pues soy beta. Si lo tenemos identificado, ahora se trata de trabajar para que seas la parte integrada, la parte sana. No la parte patológica.”

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2022