Connect with us

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

The Devils: ¿por qué es la película más censurada de todos los tiempos?

Si eres un creyente, religioso o consideras poder ofenderte con este artículo, es mejor que vayas a otra de nuestras secciones, porque aquí platicaremos las escenas que incomodaron a muchos.

Published

on

Hace cincuenta años, el drama histórico de Ken Russell conmocionó al mundo con violencia cruda y orgías masivas. The Devils enfrentó una dura reacción de los sistemas nacionales de clasificación cinematográfica debido a su inquietante contenido violento, sexual y religioso, y originalmente recibió una clasificación X tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos.

Si eres un creyente, religioso o consideras poder ofenderte con este artículo, es mejor que vayas a otra de nuestras secciones, porque aquí platicaremos las escenas que incomodaron a muchos. Y no por falta de respeto a la religión, sino porque esta película aún no ha sido bien interpretada y es poco valorada artísticamente.

El difunto director de cine Ken Russell fue la encarnación del cine escandaloso. Desde sus primeros documentales y biografías sobre compositores famosos para la BBC hasta largometrajes como Women in Love (1969), The Music Lovers (1971) y Tommy (1975), Russell se convirtió en uno de los artistas cinematográficos más singulares de Gran Bretaña.

Hoy en día, una película suya por encima de todas las demás todavía se considera controvertida: The Devils de 1971. Es una película británica, protagonizada por Oliver Reed y Vanessa Redgrave. Estuvo parcialmente basada en la novela de 1952 The Devils of Loudun de Aldous Huxley y en la obra de teatro de 1960 The Devils.

La cinta relata la vida de Urbain Grandier, un sacerdote católico ejecutado por brujería tras el famoso caso de las endemoniadas de Loudun. Reed interpreta el papel de Grandier en la película y Vanessa Redgrave encarna a una monja reprimida sexualmente. Basado en hechos reales que ocurrieron en una ciudad francesa del siglo XVII, provocó más de unas pocas noches de insomnio para los censores.

La lujuria obsesiva por Grandier que tiene la abadesa de la ciudad, la hermana Jeanne (Vanessa Redgrave), lleva a la monja a hacer una falsa acusación de que la ha poseído, que el establecimiento explota para expulsarlo. La histeria luego se desarrolla entre las monjas ursulinas de Loudun, lo que lleva a una orgía masiva, un caos por el que se culpa a Grandier. Acusado de herejía y de bromear con los demonios, se somete a un juicio espectáculo que solo tendrá un sentido.

Russell se dio cuenta del potencial fílmico de la historia de las llamadas “Posesiones de Loudon” a través de una obra de 1960 de John Whiting basada en los mismos hechos históricos.

Cincuenta años después de su estreno, The Devils es una película justamente celebrada por su arte. Su sorprendente variedad de actuaciones, en particular las de Reed y Redgrave, son algunas de las mejores que ofrece el cine británico. La banda sonora de la película del compositor británico Peter Maxwell Davies es única e inquietante, y especialmente genial teniendo en cuenta que fue la primera. El estilo visual de la película también es impresionante, en particular los decorados diseñados por un joven Derek Jarman, inspirado en la línea Huxley acerca de que el exorcismo de la hermana Jeanne es similar a una “violación en un baño público”. The Devils es una película de pesadilla de paredes blancas con una estética horrible y limpia.

Sin embargo, fue el contenido teológico, político y sexual lo que llevó a Russell al agua caliente. La mezcla de la película de sexualidad demente, violencia cruda e imágenes religiosas fue una mezcla embriagadora, incluso para los estándares de Russell. Las escenas de tortura y muerte persisten mucho después de su visualización, al igual que la atmósfera nihilista que lo impregna. El sexo y la muerte se entrelazan tanto con las imágenes teológicas de la película que al final se sienten inseparables. Y esto es antes de considerar la descripción que hace la película de la lealtad entre el estado y la iglesia para lograr sus objetivos violentos y codiciosos. Cincuenta años después, la película sigue impactando, de modo que el estudio de Warner Bros nunca ha lanzado el montaje completo del director.

Incluso en su estado censurado, el crítico del London Evening Standard, Alexander Walker, condenó la película, por parecer las “fantasías masturbatorias de un colegial católico romano”. Tal fue la virulencia de la reseña de Walker que terminó en la BBC junto a Russell para discutir la película, solo para que el director enrollara una copia de la reseña de Walker y lo golpeara en la cabeza con ella. Al igual que en el Reino Unido, The Devils fue criticado en los EE. UU. Roger Ebert escribió una de sus críticas más sarcásticas, dando a la película cero estrellas.

Una declaración política profunda

La frustración de Russell es comprensible. Más allá de la controversia, la película es un trabajo profundo. The Devils trata sobre muchas cosas, pero es principalmente una crítica del poder. Russell describió la película como una declaración política consciente. Su celo político es también lo que lo salvó de una prohibición total, ya que los censores en el Reino Unido al menos reconocen los aspectos creativos e intelectuales de la película.

Darren Arnold, autor de la monografía Devil’s Advocate: The Devils, está de acuerdo en que es una obra de verdadero valor intelectual. “A Russell le gustaba un poco de travesura y no tenía miedo de presionar algunos botones”, le dice a BBC Culture, “pero, en medio del caos, The Devils contiene un mensaje poderoso y sincero”. El mensaje es que la indignación y la herejía pueden ser fácilmente convertidas en armas por los poderosos.

El testimonio definitivo del poder de The Devils es el hecho de que Russell y sus colaboradores se enfrentaban a una inquisición igualmente agotadora que ejemplificaba exactamente lo que la película intentaba explorar. Al contar la historia de Grandier, Russell causó un furor tan sensacional como el que hizo el sacerdote con su desafío.

La pesadilla de la censura

Incluso antes de que The Devils llegara a las pantallas, sus diversas ediciones ya generaban inquietudes. Russell tenía una gran variedad de personas para satisfacer y editarlo fue una empresa enorme y tortuosa considerando la naturaleza apremiante de su cine. El director tuvo que mantener a la Junta Británica de Censores de Cine (BBFC) y a los productores estadounidenses en el contenido de Warner Bros. Sería una tarea imposible.

Russell encontró un aliado poco probable en John Trevelyan, el secretario saliente del BBFC. Junto con el presidente de BBFC, Lord Harlech, a Trevelyan se le mostraron ediciones preliminares a pedido de Russell con la esperanza de que fueran aprobadas con sus enmiendas. Aunque no estaba seguro de varios de los segmentos más extremos de la película, Trevelyan vio los objetivos serios del proyecto de Russell.

Russell aceptó a regañadientes los recortes sugeridos para lograr el certificado X para la distribución británica. Esto hizo que la película fuera posible estrenarse en el clima de censura en el Reino Unido en ese momento.

La Motion Picture Association of America recortó aún más su estreno en Estados Unidos. El corte británico de 111 minutos se convirtió en el corte estadounidense de 108 minutos, en particular eliminando cualquier imagen que muestre vello púbico. Tal fue la severidad de la edición que Russell calificó el comunicado de Estados Unidos como “inconexo e incomprensible”. Los cortes fueron al azar y, en particular, rompieron el ritmo de la pieza central orgiástica de la película, el crescendo de la herejía fracasando.

Una escena que no escapó ni a la intervención británica ni estadounidense es la secuencia de “La violación de Cristo”, el final de la orgía, en la que se ve una gran estatua de Cristo asaltada por una variedad de monjas desnudas. Además de eso, una secuencia en la que la hermana Jeanne se masturba con el fémur carbonizado de Grandier después de su muerte también fue eliminada en las versiones de Estados Unidos y Reino Unido.

Fue gracias al crítico Mark Kermode, junto con el director Paul Joyce, que estas dos escenas, que se creía que faltaban, fueron desenterradas de un archivo y reinstaladas por el editor original de la película, Michael Bradsell. Sin embargo, a pesar de la presión renovada para que se publique el recorte de este director completo, sigue sin estar disponible. Eso es a pesar del hecho de que cuando los miembros de BBFC asistieron a una proyección especial del corte en 2002, no tuvieron ningún problema con las escenas reinstaladas. Varias peticiones para que Warner Bros lo publique están en curso. Según Kermode, en un episodio de 2014 de su video blog Kermode Uncut, su última respuesta sugirió que la “tonalidad desagradable” de la película sería la barrera para su futuro relanzamiento.

A pesar de su maltrato por parte de Warner Bros y, a lo largo de los años, de ser de difícil acceso, The Devils sigue perdurando en el canon cinematográfico. Esto se debe en gran parte a la pasión de sus fanáticos, desde críticos como Kermode hasta cineastas como Alex Cox y el ganador del Oscar, Guillermo del Toro. En 2014, del Toro calificó el tratamiento continuo de la película como un “verdadero acto de censura”.

La única indignación real hoy con respecto a The Devils de Ken Russell es que esta obra maestra británica incomparable todavía no está disponible para ver como su director pretendía, incluso 50 años después.

Con información de la BBC Culture

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Estos son los hermanos inventados de Sherlock Holmes

Published

on

Sherlock Holmes es el detective de ficción más famoso de la historia. Desde que el médico británico Arthur Conan Doyle (1859-1930) lo creara en 1887, han sido incontables las versiones que de él se han hecho, tanto en la literatura como en el teatro, el cine, la televisión o las artes plásticas.

Se ha anunciado en Hollywood el estreno para diciembre de este año de la tercera película sobre el personaje protagonizada por Robert Downey Jr. y Jude Law, y los fans de la serie “Los irregulares” de Netflix, sacuden las redes especulando con una posible relación amorosa entre Holmes y el doctor Watson en la segunda temporada, prevista para el 2022.

Son solo tres ejemplos recientes de una infinita secuencia de versiones y vueltas de tuerca al detective, que a lo largo de tres siglos han hecho brotar un montón de personajes secundarios y escenarios que jamás imaginó su creador, Arthur Conan Doyle, en las cuatro novelas y 56 relatos que constituyen el corpus oficial de Sherlock Holmes.

Una reciente película de Netflix, Enola Holmes (2020), en la que la británica Millie Bobby Brown encarna a la hermana del detective, permite preguntarse qué datos incluyó Conan Doyle sobre la familia de su personaje.

En realidad, en los libros originales de Holmes solo aparece un hermano mayor, Mycroft, siete años mayor, más alto y corpulento, que trabaja en la administración británica y a quien Sherlock considera más inteligente que sí mismo. Su hermana menor, Enola, es una invención reciente de la autora estadounidense Nancy Springer (Montclair, 1948), en una serie de libros juveniles que inició en el 2006.

Sin embargo, los fans del personaje han especulado mucho tiempo con la posibilidad de que, incluso en los relatos originales, Sherlock Holmes tuviera un segundo hermano “secreto”, al que llaman Sherrinford, porque este fue el primer nombre que Conan Doyle, en sus borradores, adoptó para Sherlock.

La teoría se basa en que, al tratarse de una familia de terratenientes, no resulta creíble que el primogénito (Mycroft) se haya ido a trabajar al Gobierno en vez de quedarse cuidando las propiedades familiares, según las costumbres de la época, por lo que Mycrof, en realidad, sería el segundo hermano y Sherlock, el tercero.

En la serie televisiva “Sherlock” (2017), de la BBC, los guionistas también se sacaron del sombrero a otra hermana, Eurus Holmes, un año menor que el Sherlock encarnado por Benedict Cumberbatch. En este caso, era una malvada matemática, para muchos incluso más mala que Moriarty.

Con información de La Vanguardia

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

10 películas mexicanas que puedes presumir

Dramas, documentales, sátiras y otros títulos de lo mejor del cine nacional actual.

Published

on

México es único. En un país lleno de contrastes, todo puede ser posible y creíble, hay muchas historias que contar por donde sea que le veas. Por eso es que el cine mexicano llega a conmovernos cada vez que se acerca a nuestra realidad, y también ha movido fibras en el extranjero haciéndonos sentir profundamente orgullosos.

Algunos de los filmes contemporáneos han puesto en alto el nombre de México, dentro y fuera de casa durante los últimos 20 años, te recordamos algunas películas, documentales y cortos que son dignos de presumirse.

Amores Perros

4 de 5 estrellas

El debut del Alejandro González Iñarritu (y la primera entrega de su Trilogía de la Muerte) le dio 11 Premios Ariel, un BAFTA y su primera nominación a un Premio de la Academia. La cinta une historias diferentes a través de un accidente automovilístico en común: la de Octavio, un adolescente que decide escaparse con Susana, la esposa de su hermano; y la de Daniel, un hombre que deja a su esposa y a sus hijos para irse a vivir con Valeria, una hermosa modelo. Amores Perros puso a Gael García Bernal y a Iñarritu en la mira del público internacional.

La ley de Herodes

4 de 5 estrellas

La primera parte de la trilogía no oficial del director Luis Estrada abre con el linchamiento del corrupto alcalde del pueblo de San Pedro de los Saguaros, en 1949, y sigue a Juan Vargas, un miembro del partido político dominante quien es nombrado Presidente Municipal Interino ante las extenuantes circunstancias, en el inicio de su turbia carrera política. La cinta ganó 11 premios Ariel y es una de las sátiras políticas más destacadas del nuevo cine mexicano.

Eco de la montaña

4 de 5 estrellas

El documental de Nicolás Echevarría gira en torno a Santos de la Torre, un artista huichol quien a pesar de ser el autor del mural que engalana la estación del metro Palais Royal que desemboca al Museo de Louvre en París, pasa desapercibido en México. La cinta sigue su peregrinaje a Wirikuta para pedir permiso a los dioses para pintar un nuevo mural y reivindica el arte y la cultura del pueblo wixárika.

La jaula de oro

4 de 5 estrellas

El debut como director de Diego Quemada-Díez sigue el viaje de un grupo de jóvenes migrantes guatemaltecos y un indígena tzotzil hacia Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida, retratando con gran apego a la realidad —la mayor parte del elenco estaba conformado por migrantes reales, contratados durante la producción— la violencia y la discriminación que enfrentan en su camino hacia tierra americana. La cinta fue galardonada con un reconocimiento especial en el Festival Internacional de Cine de Cannes, entre otros premios y nominaciones internacionales.

Halley

3 de 5 estrellas

El debut de Sebastián Hofmann narra la historia de Beto, un guardia de seguridad de un gimnasio de la CDMX, quien es en realidad un muerto viviente. Pero no es un zombie común y corriente: aún tiene capacidad de razonamiento y no come cerebros. La dueña del gimnasio no parece darse cuenta de su condición y lo anima a dar la clase de baile, mientras él busca desesperadamente una forma de volver a sentir. Halley es una propuesta curiosa e innovadora en el panorama actual del cine de terror mexicano contemporáneo, que analiza la vida y la melancolía a través de la mirada de un muerto.

Luz silenciosa

4 de 5 estrellas

Cinco años después de haber empezado su carrera cinematográfica y haber participado en el Festival Internacional de Cine de Cannes con sus primeros dos largometrajes, Luz silenciosa fue el título que hizo a Carlos Reygadas acreedor al Premio del Jurado del festival francés. Hablada principalmente en plautdietsch, la cinta gira en torno a Johan, un hombre casado y con varios hijos, que mantiene una relación amorosa con otra mujer, transgrediendo las leyes y costumbres de la comunidad menonita en la que vive.

Los insólitos peces gato

4 de 5 estrellas

Claudia es una joven reservada que trabaja en un supermercado como promotora de salchichas. Después de llegar a la sala de urgencias por un caso de apendicitis, conoce a Martha, una mujer con cuatro hijos con la que comparte la habitación del hospital. Con el paso del tiempo, las dos mujeres entablan una amistad y Claudia se adentra en la peculiar familia de Martha. El primer largometraje de Claudia Saint-Luce recuerda un poco a Pequeña Miss Sunshine y se ganó al jurado y al público en el Festival de Cine de Lorcano y Toronto.

Museo

4 de 5 estrellas

¿Quién pensaría que en Navidad se perpetraría el robo del siglo en la CDMX? De eso va Museo, la nueva película de Alonso Ruizpalacios, director de la maravillosa y melancólica Güeros (2014).

Este no es robo cualquiera, fue el más grande despojo que haya sufrido el patrimonio arqueológico mexicano. El 25 de diciembre de 1985, dos estudiantes de veterinaria asaltaron el Museo Nacional de Antropología; abriendo algunas puertas, moviendo varias vitrinas, y se llevaron muchas piezas —más de 140— de la colección Maya, Mexica y Monte Albán.

La 4ª compañía

4 de 5 estrellas

Codirigida por los mexicanos Amir Galván Cervera y Mitzi Vanessa Arreola, esta película narra como Zambrano llegó al penal en 1979 (por robo de auto), y como, tras su ingreso, anhela unirse al equipo de americano de la penitenciaría: Los perros, que actualmente cuentan con más de 50 años de historia. Además de retrata las vivencias del penal y los abusos de la autoridad —comandados por Arturo “El negro” Durazo— durante el sexenio de José López Portillo (1976-1982). En la película se nota la exhausta investigación que hicieron dentro de los archivos del penal, convirtiendo este filme en un documento de denuncia sobre el fallido sistema penitenciario que —por irónico que parezca— sigue vigente.

Los adioses

4 de 5 estrellas

Retrata la relación de amor-odio entre la escritora Rosario Castellanos y Ricardo Guerra, basada en la obra prolífica de la escritora. La historia se desarrolla en dos tiempos, durante la juventud cuando Rosario (Tessa Ia) estaba en la universidad y quería ser escritora, mientras que Ricardo (Pedro de Tavira) ya se estaba convirtiendo en un filósofo de renombre; y durante la madurez, cuando los papeles de ambos se invierten y Rosario (Karina Gidi) obtiene más brillo y reconocimiento que Ricardo (Daniel Giménez Cacho). Más que una biopic de la escritora, Los adioses retratan a una mujer fuerte, que se debate entre su corazón y carrera, divagando entre la vida que supuestamente estaba destinada a seguir y sus sueños.

Roma

5 de 5 estrellas

Alfonso Cuarón observa sin prisas las partes más pequeñas antes de expandirse, para revelar gradualmente el lienzo social y político de la Ciudad de México de los años setenta. Es la ciudad donde creció, en la Roma. Una elegía sobria y autobiográfica sobre su niñez y las mujeres que lo criaron —una empleada doméstica muy trabajadora en particular—, Roma se funde en recuerdos episódicos, filmados digitalmente con una apariencia nítida y sin granos, para una convicción visual sin sentimentalismos. La ayuda doméstica en el corazón de la historia es Cleo —la recién llegada, la excepcionalmente talentosa Yalitza Aparicio—, que trabaja para la cariñosa, pero ocasionalmente lívida Sofía —Marina de Tavira, excelente y discreta— y el resto de su familia.

Con información de Time Out México

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Películas grabadas con un celular que no le piden nada a Hollywood

Published

on

Los teléfonos móviles con cámara han avanzado con una rapidez asombrosa. Tanto a la hora de realizar fotografías como a la de grabar en video, los celulares de ahora ofrecen resultados sorprendentes.

Existen producciones que se han dejado de preocupar por el presupuesto y han apostado por la tecnología de los smartphones y el resultado ha sido grandioso, obviamente estas películas tienen una ayudadita en su post producción, pero la técnica podría ayudar a que el presupuesto sea mejor repartido en la industria cinematográfica.

Te recomendamos investigues bien las posibilidades que tiene tu dispositivo. Esto quizás puede animarte a realizar tus propios experimentos, y ver cuánto partido puedes sacarle a algo tan cotidiano como un teléfono.

Resultados profesionales con poca inversión

Desde los primeros modelos comerciales, aparecidos hace unos 19 años, hasta ahora, se ha llegado a una calidad fuera de lo común. Y es que no es nada anormal que un teléfono registre vídeo a 4K y a 60 fps. Es lo que ha llevado a que muchos opten por no invertir en una videocámara casera y registren los momentos más especiales con su teléfono.

El mundo del cine no ha sido ajeno a esta tendencia. Han existido proyectos en este sentido, el de realizar películas profesionales con un teléfono móvil.

Sean Baker rodó la película Tangerine, la cual está rodada con un iPhone 5s, un dispositivo que salió a la venta en octubre del año 2013.Es decir, todavía no se había llegado a una calidad tan extrema como la que ofrecen ahora la mayoría de los dispositivos. Basta con echar un vistazo para comprobar que se alcanzó un altísimo nivel de calidad. Para conseguir esa visión tan particular se echó mano de un gimbal, un estabilizador, y una lente anamórfica. Este tipo de objetivos comprime de forma horizontal la imagen, para adaptarla mejor al formato cine. Además, se utilizó una app de grabación móvil con funciones avanzadas, pero cuyo precio es bastante económico.

El director Steven Soderbergh tiene una dilatada experiencia a la hora de rodar películas con un teléfono móvil. Un iPhone 7 Plus permitió registrar un thriller espectacular, Unsane, que narra una historia de acoso.

De 2019 es High Flying Bird, disponible en Netflix y que fue filmada con un iPhone 8, una lente anamórfica y Filmic Pro como app de grabación. Y basta con ver, aunque sea el trailer, para comprobar cómo es posible alcanzar un nivel tan alto de calidad con algo que tenemos a mano. No cabe duda de que el smartphone es el invento del siglo.

Las posibilidades del smartphone están demostradas

Puede que te cueste entender cómo puede realizarse una película de cine o de televisión con lo mismo que tú tienes en el bolsillo. La grabación con el teléfono es solo una parte del proceso. La incorporación de lentes especiales, así como el software necesario para conseguir el efecto deseado dan como resultado obras como las que hemos comentado.

Pero, obviamente, no todo queda en el teléfono. Los diferentes fragmentos pasan luego por un cuidadoso proceso de producción y de montaje, al igual que el audio, que no se registra exclusivamente con la cámara del teléfono. Por otro lado, gran parte del éxito de este material reside en un buen guion, que ha llevado a que algunos de estos filmes no solo sean conocidos, sino que hayan sido galardonados en festivales.

Haz que tu dispositivo no solamente registre eventos familiares o simple curiosidad, la posibilidad de ir un paso más allá es ahora posible. No necesitas gastar demasiado dinero para conseguir los accesorios necesarios y el software que te ayude. Las ganas van de tu parte, porque tu teléfono ya está preparado para dar lo mejor de sí.

Con información de Muy Interesante

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021