Connect with us

RESTAURANTES Y COMIDA

No todo es sushi en Japón, prueba estas delicias

En México creemos conocer la comida japonesa gracias al sushi, pero la verdad es que desde su preparación hasta la manera en que nos lo llevamos a la boca, está un poco distante a como en realidad se come en Japón. Aquí ya le dimos nuestro toque mexicano y puede llegar a tener arrachera, chipotle, chilitos toreados, guacamole y hasta nogada.

Published

on

La gastronomía japonesa tradicional tiene mucho que ofrecer, no todo es sushi. Por eso, nos dimos a la tarea de explorar y probar otros tipos de cocina tradicional japonesa, y aunque tiene platillos que son todo un reto al paladar occidental, también hay platos que hacen del reto una experiencia muy positiva, o que incluso ya conocemos, pero no les damos el mérito que merecen.

Conoce esta lista de platillos tradicionales para que tu mundo gastronómico se expanda 360°:

Sukiyaki

Este plato se popularizó en el siglo XIX, y es el alimento ideal si quieres una de esas comidas que se sienten como un apapacho al corazón. Hecho con ingredientes como res, cebollín, jitomate, hongos y tofu, El sukiyaki se cocina en una sartén de hierro, y son los comensales quienes se encargan de cocinar los ingredientes a la parrilla, para después ponerles salsa sukiyaki. Convencionalmente, se sumergen en un bowl de huevo batido y se sirve con arroz. Ideal para las tardes frías y lluviosas.

Oden

Se cree que este platillo data del siglo XIV. El oden es un platillo de varios ingredientes cocinados en un caldo de pescado llamado dashi. Los ingredientes, entre los que suelen usarse: tofu, pescado, rábano daikon y vegetales de raíces gruesas, resaltan el sabor del dashi y tienen un sabor salado.

Yakitori

Estas brochetas son íconos de los menús de izakaya. Para hacerlas, se corta el pollo en trozos pequeños, se pone en palitos y se cocina a la parrilla. También puedes encontrar versiones con vegetales y otras carnes.

Udon

Este plato resalta por sus fideos gruesos, hechos con harina y agua salada. Los noodles se hierven y sirven con caldo de pescado y algunos toppings, como tempura. Se puede comer frío o caliente.

Foto: Wikipedia

Tsukemono

Tsukemono se refiere a una variedad de ingredientes en conserva, como rábano daikon, berenjena o ume. No sólo son súper saludables, sino que dan un toque visual muy interesante a la comida.

Kaiseki

Este platillo es el fine dining llevado a su nivel más extraordinario (pese a sus proporciones), bizarro e incluso adorable. Se trata de platillos preparados en proporciones mínimas, pero con todo lujo de detalle. Esta tradición nació como consecuencia de la ceremonia del té, en la que se sirven pequeños bocadillos para acompañar la bebida. Esto evolucionó hasta convertirse en una comida completa, pero de mini tiempos.

Mochi

Estos dulces tradicionales están hechos de rice cakes de arroz glutinoso moldeado en distintas figuras (lo más común son boiltas) y casi con ingredientes que dan distintos sabores como sésamo, frijol dulce, entre otros, Este platillo, según los arqueólogos, existe desde el siglo XI, y se prepara en distintas festividades. Su trascendencia ha sido tal que ha declinado en bocadillos como helado y donas. En México se puede encontrar fácilmente en tiendas especializada.

Kiritanpo

Estas brochetas se hacen con arroz cocido casi hecho puré, moldeado en forma de cilindros alrededor de palillos de cedro, y después se tuesta en el fuego y se sirven ya sea con miso dulce, o cocinados como dumplings con la carne y verduras de las sopas.

Con información de Life and Style

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESTAURANTES Y COMIDA

Si te gusta descubrir nuevos sabores tienes que ir a Tijuana

Sorprende a tu paladar con lo mejor de la cocina regional, oriental y estadounidense.

Published

on

Presentamos cinco lugares que todo entusiasta de la gastronomía debe tener en el radar al visitar Tijuana. Propuestas para dejarse llevar por los sabores de distintas latitudes y reescribir la memoria gustativa con conceptos que mezclan lo regional, lo oriental y lo estadounidense. Todos son favoritos de los locales que desdibujan las fronteras gustativas mientras afirman sus orígenes.

La fusión de Kool

El nombre se confunde con cool –fresco, relajado y divertido–, pero se pronuncia como se lee en español y significa milpa en maya. Con una carta donde brillan los risottos mexicanos, las garnachas, los cortes de carne, los ceviches y los cocteles creativos, Kool reconcilia tradición y modernidad y redefine la cocina de la frontera norte.

Los desayunos de Georgina

Dice su chef, Adria Montaño, que la carta de Georgina es una “tijuaneada”, pues tiene una base de cocina tradicional mexicana con influencias de Baja California, China y Japón. Los desayunos son un must. No hay que perderse los huevos cremosos, los benedictinos y el pan francés.

La terraza de Caccio

Aquí se encuentran Nápoles y Baja California, la pizza y los mariscos, los campos de trigo y las aguas del Pacífico. Su magnífica terraza es una invitación ineludible a tomar una copa de vino (selección bajacaliforniana, por supuesto) o un coctel por la tarde.

Las noches de Telefónica Gastro Park

Relajado y coqueto, con mucho lugar al aire libre y ambiente tipo surf, este espacio reúne a algunas de las mejores cocinas del estado. Hay que llegar con hambre y probar un poco de todo, pero si el tour culinario ha sido intenso, al menos pasa por la barra de tragos y los food trucks de Otto’s Grill, Humo y Don Ramen.

La felicidad de Verde y Crema

Las delicias de su cocina son consecuencia del trabajo respetuoso que desarrollan con los productores y con el campo mismo. La sustentabilidad es la base de su propuesta, siempre fresca, rica y de temporada. Su barra propone buenas opciones de mezcal y en su cava tienen lo mejor de vinos Bichi.

Con información Travesias Digital

Continue Reading

RESTAURANTES Y COMIDA

¿Quieres ser vegano? Te decimos por dónde empezar

Published

on

Si estás pensando en cambiar tus hábitos alimenticios y convertirte en vegano, primero tienes que leer estas recomendaciones que te damos. Porque no es lo mismo cambiar drásticamente de manera de comer que renovar el armario según las tendencias de la moda. Eso sí, lo primero es hacerte un estudio médico y asesorarte con tu nutriólogo.

Lo que ingerimos tiene impacto sobre nuestro organismo y puede determinar nuestra salud en general. Así que hay que pensarlo mucho antes de decidirse a dar el paso. Y, sobre todo, informarse muy bien de todo lo que implica.

Según estudios, las motivaciones para convertirse en vegano son por ética y defensa de los animales, un 57%, 21% por la sostenibilidad del planeta y 17% por salud.

Es más complicado de lo que parece

Comer vegano tiene su ciencia y resulta mucho más laborioso que ser omnívoro, requiere una mayor planificación y dedicación a la cocina. Aquí van 3 pasos importantes para iniciar:

  • No dejar de comer carne, huevos, queso o miel de la noche a la mañana. La transición debe ser paulatina.
  • Lo ideal es consumir un 50% de verduras y hortalizas, un 25% de proteína y un 25% de cereales integrales. Si haces la compra basándote en ello, tendrás la clave.
  • Es recomendable someterse a un examen médico completo antes de ser vegano. Debes asegurarte de que no tienes ninguna dolencia que te impida prescindir de la carne, leche y sus derivados.

Dime lo que comes y te diré lo que te falta

Aunque ese tipo de dieta no va bien a todo el mundo y en cualquier circunstancia, si se hace a conciencia, no tiene por qué repercutir negativamente en la salud. Entre los nutrientes indispensables que pueden faltarte si dejas de comer carne, lácteos, huevos y pescado, uno de los más significativos es la vitamina B12.

Es necesaria para mantener un buen funcionamiento del cerebro y del sistema circulatorio y su carencia puede provocar anemia megaloblástica, caracterizada por un recuento deficiente de glóbulos rojos, cuyas células adoptan un tamaño mayor de lo habitual. Los síntomas asociados son fatiga, desorientación, pérdida de memoria y taquicardia. Lo habitual es tomarla como suplemento, aunque se encuentra en la levadura de cerveza, en determinados cereales fortalecidos y bebidas sustitutivas de la leche que la incorporan a su fórmula. La ingesta diaria recomendada es de 2,4 mg.

Proteínas que nacen de la tierra

Es un falso mito que la única forma de proveerse de proteínas sea comiendo carne y pescado. Hay muchos vegetales que tienen proteínas y suelen tener más fibra y menos grasas saturadas que las de animales, por lo que en principio serán más saludables. Lo que debes tener en cuenta es que cuestan más de digerir y para compensar hay que comer más cantidad. Estas son algunas fuentes de proteína: tofu, verduras fritas, lentejas, cereales integrales, frutos secos, semillas, quinoa, frijoles y garbanzos.

Lo más conveniente en ésta, y en cualquier otra dieta, es diversificar el tipo de alimentos para estar seguros de que se ingieren diferentes aminoácidos de las proteínas. La falta de hierro es una de las deficiencias nutricionales más frecuentes. Se debe a que el cuerpo absorbe dos o tres veces más hierro de los alimentos procedentes de los animales que de los vegetales. Es vital para transportar el oxígeno a través de la sangre y para mantener altos los niveles de energía. Se nota su falta en que uno se siente cansado, tiene dolor de cabeza, palidez, flojera y a veces antojo de comer cosas poco frecuentes.

La vitamina C ayuda a que se absorba mejor el hierro de los alimentos que lo contienen. Una buena forma de obtenerlo es a través de alimentos que la tengan, como el pimiento rojo, las judías, las espinacas y las lentejas. Mezclados en ensaladas y condimentados con una vinagreta de limón hace el papel. También ayudan los frutos rojos.

La falta de hierro es una de las deficiencias nutricionales que se asocian al veganismo.

Piensa en el zinc y en el Omega-3

Quizás se hable menos del zinc, pero es importante porque contribuye a regular el sistema inmunológico. Si las heridas tardan en cicatrizar, se te cae el pelo, tienes diarrea frecuente, pérdida de apetito, existe la posibilidad de que sea por culpa del zinc.

El pan integral con semillas, las hortalizas de hoja verde y los tubérculos, alubias, guisantes y frutos secos lo contienen.

Los pescados grasos son los principales proveedores de Omega-3, un ácido graso indispensable. Los veganos lo encontrarán en las semillas de chia, las nueces e incluso en determinadas algas, también en la linaza y las judías de soja.

La vitamina D es necesaria para el buen mantenimiento de los huesos y para el sistema inmunológico, pero no es un gran problema para los veganos porque se puede obtener de la luz solar y bastan entre 10 y 15 minutos de exposición diaria. Pero si no es el caso, conviene tomar naranjas, leche de soja, cereales y setas shiitake.

Los productos lácteos son la principal fuente de calcio de la que prescinden los veganos. Cierto que está en algunos vegetales, pero no se absorbe tan fácilmente que cuando procede de la leche y derivados. Su falta puede repercutir en problemas óseos, entre ellos la osteoporosis. Los grelos, el brócoli, la col verde, la chía, los garbanzos, las judías negras, las de soja y las almendras están entre los alimentos fuente de calcio

La vitamina B2, o rivoflavina, tiene la función de transformar los alimentos en energía. Su ausencia provocará, por lo tanto, fatiga, retraso en el crecimiento y problemas digestivos. Algunos especialistas lo relacionan incluso con el desarrollo del cáncer. Los productos procedentes de animales los tienen en abundancia, no tanto los vegetales. Los mayores proveedores naturales son las almendras, espinacas y setas. Se puede suplir su falta con productos farmacéuticos, pero es aconsejable consultar con un médico, porque la vitamina B2 es soluble en agua y el exceso puede causar problemas renales.

Dicho esto, no es un dogma que la dieta vegana, por bien que se haga, sea la más apropiada para todo el mundo. Como tampoco lo es una omnívora. Es importante visitar a tu médico o nutriólogo si notas algunos síntomas incomodos mientras llevas esta dieta.

Con información de La Vanguardia

Continue Reading

RESTAURANTES Y COMIDA

Las vitaminas de la reina de otoño

Antes de ponerla en tu ofrenda, aparta un poco para ti y disfruta de todas las bondades que la calabaza de castilla te ofrece.

Published

on

Aquí estamos preocupados porque disfrutes de la vida en todo sentido. Por esta razón te sugerimos los alimentos estrella de la temporada para que les saques partido. Hoy te hablamos de la calabaza, famosa por decorar nuestras ofrendas, y ¿Quién no se ha dejado conquistar por el tradicional dulce de calabaza con pepitas y piloncillo?

La calabaza se cultiva principalmente en el Distrito Federal, Puebla, Estado de México e Hidalgo, es un alimento con un importante abanico de nutrientes y lleno de vitaminas y minerales. Además, es bajo en calorías. Su textura y su sabor hacen que pueda emplearse en multitud de formas en la cocina: sopas, postres, ensaladas…

Checa sus beneficios más importantes:

Presión arterial

¡Comer calabaza es bueno para el corazón! Su alto contenido de vitamina C, fibra, y potasio, apoya en su conjunto a la salud del corazón. El consumo adecuado de potasio es casi tan importante como la disminución de la ingesta de sodio para el tratamiento de la hipertensión. Entre los alimentos ricos en potasio se encuentran la cabalaza, el melón, la piña o las naranjas.

Ayuda a la fertilidad

Si lo que te preocupa es que tu alimentación menoscabe tu fertilidad, la calabaza, las espinacas o la remolacha pueden ser tus grandes aliadas. Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard publicó un balance positivo sobre el consumo de hierro procedente de fuentes vegetales como la calabaza entre mujeres en edad de fértil (entre los 15 y los 49 años aproximadamente). Además, los betacarotenos de la calabaza también son esenciales durante el embarazo y la lactancia.

Cuida la salud de tus ojos

El antioxidante por excelencia, la vitamina C, la vitamina E y los beta-carotenos se encuentran presentes en la calabaza y han demostrado ser excelentes herramientas para cuidar la salud ocular y prevenir el daño degenerativo. Aumentar el consumo de frutas también ha demostrado que disminuye el riesgo de la degeneración macular relacionada con la edad.

Refuerza el sistema inmunitario

Inmunidad: Los alimentos vegetales, como la calabaza, que son ricos en vitamina C y beta-carotenos ofrecen un impulso a nuestro sistema inmunitario gracias a su poderosa combinación de nutrientes.

Ayuda contra el cáncer

En particular la calabaza ha resultado tener beneficios muy positivos para el cáncer de próstata. Los beta-carotenos de la calabaza también han dado resultados ejemplares contra el cáncer de colon. Otros alimentos ricos en betacarotenos son el melocotón, los cítricos, las acelgas o la sandía.

Con información de Muy Interesante

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021