Connect with us

MÚSICA

Los terribles años ochenta

Parece que regresamos a los 80, vemos los mismo dramas y escuchamos la misma música, pero en covers.

Published

on

Por Carlos Peregrina

No señores, no se confundan, en pleno siglo XXI vivimos en los años ochenta pero con más tecnología. Los locutores de la radio hablan como si estuviéramos en esa década. Las series más buscadas son Stranger Things, Luis Miguel y todo lo que nos recuerde esos terribles años, que no es que fueran malos, es que el tiempo se detuvo ahí.

Los noticiarios en la mañana son como Hoy Mismo que conducía Guillermo Ochoa, nada ha cambiado al estilo de DeporTV o Acción, solo que Canal 5 ya es una porquería de canal, las estaciones más escuchadas son de oldies, en las que sigue sonando Madonna o Miami Sound Machine o Aha.

SODA STEREO | Fotos: Nora Lezano / Sebastián Arpesella

Nunca he entendido por qué la gente escucha a un grupo de covers llamado Matute. Alguna vez fui a una reunión en la que había gente de entre 25 a 33 años. Y en el momento en el que el Bacardí ya había hecho lo propio, sonaban éxitos del llamado rock en tu idioma, ya saben canciones de Miguel Mateos, La Unión, La Trinca, Soda Estéreo, Hombres G y un largo etcétera.

Se me ocurrió, de pronto, poner las canciones originales y se hizo un silencio en esa pequeña tertulia.

Uno de los asistentes preguntaba con el rictus de molestia:

-Y eso, ¿Qué es?

-La versión original, – respondía emocionado el casi treintañero-

-Ah, ok, es que me gusta más la de Matute.

-Yo caí en silencio.

Matute sólo repite canciones que se escucharon a mediados de la década ochentera con un toque demasiado fresa, sin la fuerza original, sin la inspiración; vamos es como ir a un pub en la que cantan November rain de Guns and Roses y sienten que son muy roqueros.

Más allá de la primera temporada de Luis Miguel, en la que vimos a Luisito Rey explotando a El Sol, la escenografía, la vida misma de esa época en la que estaba llena de yuppies, de políticos que detestamos con el tiempo, incluidos el “Negro” Durazo, el hijo de Miguel de la Madrid o uno de los descendientes de los Alemán, esos que influían socialmente porque en las escuelas se replicaba esa actitud abusiva, clasista, racista, machista, elitista y todo lo que termina en “ista”.

Las telenovelas que repitieron la lucha de los buenos contra los malos; la chica pobre que entra a trabajar a un hogar rico y que se enamora del heredero. Mientras la familia maltrata a la joven que tiene una mamá enferma y un hermanito que debe sostener.

“¡Semos pobres, pero honrados!”; dirá en algún momento la sirvienta que le recrimina al heredero que ya le declaró su amor eterno. En la vecindad en la que la muchacha vive, siempre apoyada por el tendero. Un viejo gordo y bonachón, que se preocupa por ella, la portera que llevará puesto un mandil y un pañuelo amarrado a la cabeza, quien siempre le reza a la virgencita para que la ayude, pero al final, el amor todo lo puede y se casan para vivir por siempre felices.

Para los nostálgicos cuarentones y más, que seguramente ya recibieron al menos su primera dosis de Pfizer o Astra Zeneca, todo esto ya es conocido. Crecimos en una época en la que solo había tres o cuatro canales de televisión; salíamos a jugar a la calle futbol, toro, a los encantados, los quemados, escondidillas, así como canicas y trompo.

Crecimos con programas como En familia con Chabelo, quisimos ser sobrinos del tío Gamboín, veíamos a Gloria Calzada en Estrellas de los ochenta, escuchamos W Radio, Rock 101, o estaciones locales que repetían el mismo formato.

Cuando uno asiste a un lugar a tomar una cerveza y escuchar rock, la situación no es nada distinta. No hay nuevas propuestas musicales; solo son covers en inglés cantados por unos tipos de pelo largo y barba que repiten a AC/DC, Guns and Roses, Metallica y canciones en español como el ADO del TRI.

Guns N’ Roses.

Nada nuevo, es una réplica de los ochenta.

Y a todo esto, ¿Por qué?

¿Por qué reproducir en Alexa éxitos de los ochenta?, ¿por qué seguir escuchando estaciones de radio de puros oldies?, ¿por qué seguir viendo telenovelas o series de televisión como Narcos y Narcos México, que solo trata de los años ochenta?

No es que fueran malos los ochenta, pero tampoco fue la mejor época de la vida. Veníamos de una cruda moral por los hippies de los sesenta y setenta. Era la cruda del verano del amor y las comunas, era el desencanto de la guerra de Vietnam, era la resaca por tanta creatividad. Era la conformación de la política neoliberal.

Los años ochenta se fueron hace casi 40 años, pero en nuestra cabeza sigue sonando el bajo de Another one bites the dust con Queen.

Ojalá algún día superemos esto, mientras, disfruten a Matute, quien no entiende un carajo de lo que fueron los ochenta y lo presentan como grupo de secundaria de escuela católica, que hizo una kermés por el día del Estudiante.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÚSICA

¿Ha acabado Spotify con las colecciones de discos?

Nos hemos olvidado de revelar fotos en papel, a excepción de los que todavía siguen en analógico o algunos profesionales. El formato DVD parece ya incluso antiguo, con el acceso a un buen número de películas y series en streaming. ¿Y la música? ¿Recuerdas cuándo ibas con un discman y tus audifonos? O si tienes ya una edad, el walkman parece de otra era.

Published

on

Hasta hace relativamente poco tiempo, no más de 9 u 10 años, las ventas de discos en formato físico se mantenían a buen ritmo. Ya no se trata de CD, discos de vinilo o incluso cassettes, la compra de música en digital ha hecho que olvidemos nuestras colecciones de discos físicos. Hay que reconocer que resulta muy práctico descargar cualquier aplicación y tener a tu disposición millones de canciones.

Nuestra manera de vivir nos reclama inmediatez, y consumimos productos digitales en cualquier momento y ocasión. Basta con entrar en cualquier transporte público para comprobar cómo gran parte de los viajeros están con sus auriculares escuchando música o visionando cualquier contenido.

Es más, los nacidos en el segundo milenio podría decirse que solamente conocen este tipo de formato, aquello de tener que introducir un disco o una cassette en un aparato reproductor y darle al Play ya no va con ellos. ¿Por qué tener un solo contenido cuando puedes tener más de lo que puedas escuchar en varias vidas ene momento? Solamente, quien decide vender sus discos, se queda con aquellos que tienen un significado especial. Por ejemplo, alguna rareza, el regalo de algún amigo, familiar o pareja o ese disco que consiguió comprarse con tantísimo esfuerzo.

Foto: LifeStyle.

Los discos, ¿qué hacer con ellos?

Un paseo por cualquier plataforma de venta de artículos de segunda mano es una muestra palpable de cómo está el panorama. Sí, ya no queremos tener más trastos en casa y les estamos dando salida. A excepción de los auténticos coleccionistas, el usuario medio de la oportunidad de ganar espacio y algo de dinero mientras nunca pierde la ocasión de seguir escuchando esos discos que ya ha vendido. Spotify o Apple Music se lo va a brindar de manera automática.

Ahora bien, hay quién se resiste a ello. O bien le puede la nostalgia o siempre encuentra un hueco en el que guardar esos discos. La cuestión es preguntarse si sigue escuchando música de esa manera o es un proceso sin retorno. Todas estas preguntas nos las podemos hacer ya no solo con los productos musicales, sino también con el formato vídeo. Las cintas VHS parecen haber tomado el mismo camino que hizo en su momento el cassette, y el DVD puede que tome el mismo camino. ¿Veremos las plataformas de ventas plagadas de películas en DVD o dejarán de interesar definitivamente?

El proceso de digitalización es imparable, y parece que no habrá retorno. La mejora en los precios de las tarifas de datos y la llegada de redes de alta velocidad lo está acrecentando. A fin de cuentas, el formato digital también está plagado de ventajas, aunque en el caso de los discos nos deja sin aquellas estupendas portadas y sin los libretos con las letras de las canciones y los créditos. Cosas del progreso, que nos brinda llevar 70 millones de canciones en el bolsillo, pero que nos priva del arte gráfico.

Con información de Muy Interesante

Continue Reading

MÚSICA

10 años sin R.E.M. ¿Los extrañas?

Justo hace 10 años, sin gira de despedida, sin dramas, ni peleas entre camaradas, ni descalificaciones por la prensa, R.E.M anunció su retiro después de 30 años de trayectoria.

Published

on

Con un sencillo y agradecido comunicado bajaron el telón, dejando a sus amigos y fanáticos boquiabiertos. Y es que nadie lo esperaba después del éxito que tuvieron con su último disco, “Collpase Into Now” (2011).

Durante todo este tiempo sin ellos sólo hemos disfrutado sus ediciones especiales. Hace cuatro años R.E.M. celebró los 25 años de su disco Automatic For The People, en 2019 también conmemoraron los 25 años de uno de sus trabajos más rupturistas, Monster, llega el momento de hacer lo propio con New Adventures in Hi-Fi, en una reedición especial, que se lanzará el 29 de octubre.

La edición Deluxe de 2 CD / 1 Blu-ray incluye el álbum remasterizado, 13 caras B y rarezas, una película de 64 minutos nunca antes lanzada (mostrada en 1996 para promover el lanzamiento original del álbum), y un EPK de 30 minutos inédito. Además, el Blu-ray presenta New Adventures in Hi-Fi en un impresionante audio de alta resolución y sonido envolvente 5.1, además de cinco videos musicales restaurados en HD que incluyen “Bittersweet Me”, “Electrolite” y “E-Bow the Letter”. También contendrá un libro de tapa dura de 52 páginas, fotografías de archivo, muchas de las cuales nunca se han publicado, además de nuevas notas del periodista Mark Blackwell y reflexiones de los cuatro miembros originales de la banda, así como de Patti Smith, Thom Yorke, y el productor Scott Litt.

Una edición ampliada también está disponible como una colección digital o de 2 CD, incluido el álbum remasterizado junto con caras B y rarezas. El 2-CD ofrece un póster exclusivo de 24 ”x 24” y cuatro postales coleccionables, así como un folleto con nuevas notas y fotografías de archivo. Además, el álbum remasterizado estará disponible en formato doble LP, prensado en vinilo de 180 gramos.

Antes de que llegue el disco podemos disfrutar como adelanto de “Leave – Alternate Version”. Grabada originalmente para la banda sonora de A Life Less Ordinary, el sencillo ofrece una versión inquietante, escasa y sin sirenas de la pista del álbum “Leave”, para la cual Michael Stipe volvió a grabar las voces. Sobre ella reflexiona: “De hecho, podría preferir esta versión a la que está registrada … Bueno, no diría que la prefiera, pero cuenta una historia diferente con la letra”.

Lanzado por primera vez en septiembre de 1996, New Adventures in Hi-Fi perdura como uno de los álbumes más aclamados de R.E.M. y es uno de los favoritos entre los miembros de la banda y los fanáticos por igual. El álbum fue un éxito mundial, consiguió la certificación de platino en los EE. UU. Y alcanzó el número 2 en el Billboard 200. En otros lugares, el álbum alcanzó el número 1 en más de una docena de países, incluidos Australia, el Reino Unido y Canadá. Grabado en el apogeo de su fama, New Adventures in Hi-Fi también marca el último álbum de R.E.M. con el baterista y miembro fundador Bill Berry, quien dejó el grupo amigablemente al año siguiente. Quizás lo más notable, es que el álbum encontró a la banda adoptando un enfoque creativo único: escribir y grabar gran parte del LP en la carretera, durante su gira Monster de 1995.

Con información de Muzikalia

Continue Reading

MÚSICA

Las portadas de discos más icónicas protagonizadas por niños

Published

on

Foto: Álbum War (U2, 1983)

Mucho se ha comentado con respecto a Spencer Elden, mejor conocido como “el bebé de la portada del disco Nevermind” debido a su reciente intento de demandar a los miembros restantes de Nirvana por supuesta pornografía y explotación de su imagen.

Obviamente dicha demanda no procedió, independientemente de lo absurdo o no, que la situación pudiera llegar a parecer, resulta curioso que, entre las portadas más icónicas o reconocidas dentro de la trayectoria de muchos artistas, sean justo aquellas, protagonizadas por niños.

Una portada bien hecha puede transmitir de un vistazo, el contenido, la emoción o el impacto que el músico pretende generar en el público, antes de siquiera escuchar la obra en sí.

Simbólicamente un infante representa pureza, inocencia, curiosidad, porque así es su naturaleza, pero esto no quiere decir que dicha naturaleza no pueda ser subvertida (artísticamente hablando) haciendo alteraciones en el entorno o set o en el propio niño, con el fin de proyectar el mensaje deseado.

En cualquiera de los casos se trata de capturar una esencia que con adultos se perdería, simplemente sería imposible de lograr y es por ello que, en esta ocasión, te presentamos algunas de esas portadas, donde los encargados de transmitir dichos mensajes, han sido pequeñines (aunque ahora, ya no tanto).

Con información de Freim.tv

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021