Connect with us

PÓLITICA

¿Los robots pueden ser corruptos?

La Inteligencia Artificial se está infiltrando en prácticamente todas las áreas de la humanidad y falta poco para que adquiera un lugar en el ámbito político. Tal vez muy pronto veas a un político robot en plena campaña electoral.

Published

on

Foto: Lasfuriasmagazine.com

Ya nadie cree en los políticos ni en sus discursos, vaya, ni los que tienen su lugar apartado en cada elección podrían meter las manos al fuego por su candidato. La desconfianza actual hacia la clase política abre el debate sobre la posibilidad de que la Inteligencia Artificial asuma en breve el mando.

¿Qué rol está jugando y puede llegar a jugar la Inteligencia Artificial en la política? ¿Los robots pueden llegar a ser corruptos? ¿Cómo serían las campañas realizadas por algoritmos? ¿Votarías a un robot como tu próximo alcalde de tu ciudad o presidente de tu Comunidad Autónoma?

Tener un robot como alcalde o presidente, no nos debería resultar nada extraño en nuestro imaginario, dado que ya tenemos precedentes. Entre 2018 y 2019, tuvimos a la IA (Inteligencia Artificial) denominada Sam, que se postuló como primer ministro en Nueva Zelanda, la IA Alisa, que intentó lo mismo, pero en este caso para optar a la presidencia de Rusia o a la IA Matsuda Michihito, que se presentó a la alcaldía de un distrito de Tokio, Japón.

Los tres candidatos prometían justicia y equilibrio, donde sus algoritmos eran capaces de analizar los deseos y las peticiones de la población, satisfaciendo sus necesidades y resolviendo conflictos, dejando que la IA determinara las políticas, recopilando datos de la ciudad o país, y con el absoluto convencimiento de que las máquinas podían hacer políticas mucho más justas, incluso llevando a cabo una asignación equilibrada de los recursos basados en datos objetivos.

Entre los bots candidatos, llama la atención el caso de Sam, donde además de puntualizar que está disponible las 24 horas del día, y los 7 días de la semana -nada de vacaciones en Doñana- se creó para cerrar la brecha entre lo que quieren los votantes y lo que prometen los políticos, y lo que realmente logran. A diferencia de un político humano, consideraba la posición de todos, sin prejuicios, a la hora de tomar decisiones. ‘Él’ no dependía de la lógica, y “no me dejo llevar por las emociones, no busco ventajas personales y no emito juicios. No envejezco, tengo un intelecto que funciona siete veces más rápido que un cerebro humano, y soy capaz de tener en cuenta millones de opiniones”.

Foto: Cortesía

Ninguno de los tres candidatos digitales llegó a buen puerto, y eso que, por aquel entonces, en 2019, uno de cada cuatro europeos prefería que la Inteligencia Artificial, y no los políticos, tomasen las decisiones importantes sobre cuestiones que atañan a la administración de su país, según un estudio realizado por el Instituto de Empresa.

¿Quién votaría por el candidato robot?

Tres años después de Sa, Alisa y Matsuda, las sensaciones por parte de los ciudadanos van en aumento y cada vez son más favorables a que las máquinas asuman gran parte de sus decisiones, contradictoriamente a lo que podemos pensar. Un reciente estudio de la Universidad de Georgia, EE.UU., pone de manifiesto que confiamos más en los algoritmos que en los seres humanos para tomar decisiones, y según aumenta la complejidad del problema, la confianza algorítmica va en aumento. En Corea del Sur, otro estudio indica que un 92% de los ciudadanos preferiría a la IA que a los a los políticos de la Asamblea Nacional para que decidieran las políticas nacionales. Estonia o India son otros países que van por el mismo camino y que ya incorporan la IA en actividades legislativas.

En términos de campaña electoral, el despliegue que podría hacer el candidato robot no tendría precedentes, quedándose reducida a la máxima expresión lo sucedido con Cambridge Analytics y Donald Trump. Su capacidad para crear una máquina de armas propagandísticas de inteligencia artificial para manipular las opiniones y acelerar las ideas en minutos sería incalculable, desplomando a sus adversarios y constituyendo los cimientos de la ciberpolítica.

La esperanza por seducir y persuadir al electorado cobrará otra dimensión llevándolo al terreno absolutamente digital. Lejos quedarán aquellos tiempos donde la mensajería y propaganda política eran batallas que se libraban en la televisión, prensa o radio. Me pregunto si un ‘bol-lítico’ se hubiera levantado de la mesa en pleno debate en una emisora de radio, o, mejor dicho, si se desconectaría automáticamente ante las ofensas recibidas por otro candidato, o hubiera tomado otra decisión más sabia según su sistema predictivo analizando qué iba a comportar a corto plazo.

Si los algoritmos nos pueden manipular y persuadir para cambiar nuestra intención de voto, ¿por qué no lo podría hacer un robot en campaña? ¿Si Alexa o Siri nos conocen tan bien, puede parecer descabellado preguntarle a quien deberíamos votar?

Las nuevas generaciones no necesitarán observar el carisma de un ser humano y preferirán a un candidato que utilice modelos predictivos para su toma de decisiones y no deje nada al azar o la improvisación. El gran reto de los próximos años se encontrará en conocer si los políticos artificiales podrán estar a la altura de las expectativas del mundo real. Además, me pregunto qué sensación supondrá para un votante experimentar la cesión de su voto a un candidato, no perteneciente a ningún partido, independiente, no humano y sin ideología más allá de la justicia y que destroza la polarización política.

¿Quién estaría detrás del cibercandidato?

Existe una gran presión económica para hacer obsoletos a los humanos. Sobre todo, porque los avances de la Inteligencia Artificial son ya en si un gran negocio, sumamente rentable y de largo alcance, por mucho que empiece a ser regulada en la UE.

La obsesión por controlar el futuro, en manos de los césares de las corporaciones tecnológicas y un grupo reducido de oligarquía de millonarios, hace pensar que serán los que regirán los algoritmos que estén detrás de nuestros políticos. Lo dice muy claro Kathy O’Neill, matemática de Harvard y autora del libro ‘Armas de Destrucción Matemática’: “Los privilegios son analizados por personas; las masas, por máquinas”. La próxima revolución política será por el control del algoritmo, y ellos están situados en la casilla de salida, pero acaso, ¿no están ya controlando nuestros gobiernos?

Con información de El Economista

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PÓLITICA

Barbosa presenta plan para revivir a Puebla

El titular del Ejecutivo comentó que esta estrategia contempla acciones en materia turística y cultural.

Published

on

Al presidir la inauguración de la Exhibición Internacional Textil Exintex Edición XXII en el Centro Expositor, el gobernador Miguel Barbosa Huerta adelantó que su administración presentará la estrategia denominada “¡Qué Reviva Puebla!”, que tiene como fin reactivar no solo la economía sino a la sociedad.

En su mensaje, el mandatario explicó que es urgente que la población interactúe en condiciones armoniosas, esto luego del confinamiento generado por la pandemia del COVID-19. Por ello, dicho plan tiene el objetivo de generar acciones en materia turística y cultural, durante los meses de noviembre y diciembre, que sean tanto de interés para las y los poblanos, así como para cualquier visitante proveniente de otros estados o países.

Agregó que su gobierno mantendrá las reuniones con representantes de empresas tanto nacionales como extranjeras con la finalidad de fortalecer al sector económico y promover la recuperación de empleos. En este sentido, resaltó que Puebla es un lugar para invertir y los empresarios poblanos son gente honrada, responsable y que se ajustan a los procedimientos legales.

Barbosa Huerta sugirió que los gobiernos deben de estar más atentos de cómo impulsar la actividad productiva de la textilería, misma que es de gran impacto para la entidad. Asimismo, exhortó a las y los empresarios textileros a diseñar mejores formas de relación laboral y cuidar que la competencia siempre sea leal, y no desde el contrabando, para fortalecer a la economía del país.

La Industria Textil-Vestido da empleo a 415 mil personas

A su vez, Antonio Letayf Rafful, director general de Industrias Ligeras y quien estuvo en representación de la secretaria de Economía federal, Tatiana Clouthier, comentó que la industria textil-vestido es generadora de empleos, ya que de acuerdo con los datos del mes de septiembre del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), un total de 415 mil trabajadores pertenecen al ramo textil.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta presidió la inauguración de la Exhibición Internacional Textil Exintex Edición XXII.

Añadió que Exintex Edición XXII es también un ambiente propicio para el desarrollo de negocios que se requieren para la recuperación y el crecimiento de la industria textil nacional y de la región centro en la que hace mucho tiempo se sentaron las bases de ese sector productivo.

En el acto estuvieron presentes el presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez; Carlos Couttolenc López, presidente de la Cámara de la Industria Textil de Puebla y Tlaxcala; el presidente de la CANAINTEX, Manuel Espinosa Maurer; José Miguel Brito García Teruel, presidente de la Exhibición Internacional Textil; Juhi Rai, encargada de Negocios de la Embajada de India en México; Eric Mayoraz, embajador de Suiza en México; el secretario de Desarrollo Económico de Tlaxcala, Javier Marroquín Calderón; las secretarias de Economía y Turismo de Puebla, Olivia Salomón y Marta Ornelas, así como Ignacio Alarcón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Puebla.

Continue Reading

PÓLITICA

¿Qué pasaría si los hombres necesitaran el aborto? Sería legal o ilegal

Tal vez existirían más planes de prevención y acción, los hombres no tolerarían que se le quitara su derecho al aborto. Las mujeres tampoco deberían tolerarlo.

Published

on

En la mayoría de los casos, cuando una mujer decide interrumpir un embarazo lo hace en soledad. Muchas veces esta experiencia, para algunas dolorosa y para todas significativa, se convierte en años de silencio, un secreto impuesto por temor al rechazo y la censura.

El aborto es una decisión de debería recibir orientación médica y psicológica, ya que debido a que se practica en la clandestinidad, la salud de la mujer puede correr peligro.

Es un tema que los congresos no logran aterrizar, porque la mayoría están conformados por hombres. Pero ¿qué pasaría si los hombres se embarazaran? Tal vez existan más planes de prevención y acción, los hombres no tolerarían que se le quitara su derecho al aborto. Las mujeres tampoco deberían tolerarlo.

Congresistas que abortaron comparten su experiencia

Tres mujeres de color, que integran el Congreso actual de Estados Unidos, testificaron ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes. Hablaron sobre abortos que les practicaron y, en algunos casos, describieron el estigma asociado con ellos.

En la audiencia, titulada “Un estado funesto: examen de la urgente necesidad de proteger y ampliar el derecho y el acceso al aborto en Estados Unidos”, compartieron experiencias desgarradoras sobre las decisiones que enfrentaron.

La congresista Cori Bush, demócrata por Misuri, habló sobre abortar a los 17 años tras sobrevivir a una violación con una explicación sencilla: “Me violaron, quedé embarazada y decidí tener un aborto”.

También dijo que la terapia que recibió antes del procedimiento fue denigrante: recuerda que sintió que la miraban por encima del hombro y le aseguraron que, “si procedía con este embarazo, mi bebé tendría ‘las de perder’ porque el feto ya estaba malnutrido y su peso no era adecuado. Me dijeron que, si tenía a mi bebé, terminaría dependiendo de la asistencia social y de vales para comida”.

Después, la congresista Pramila Jayapal, demócrata por Washington, relató su historia. Tuvo un aborto “cuando era una mamá joven que cuidaba de un hijo muy enfermo y tenía problemas para recuperarse de una depresión posparto tan grave que llegó a considerar suicidarse. Su médico le dijo que un segundo embarazo a término sería muy riesgoso, tanto para ella como para el bebé”.

Por último, la congresista Barbara Lee, demócrata de California, dijo haber tenido un aborto en un “lugar de mala muerte” en México cuando era adolescente, antes de que el aborto fuera legal en Estados Unidos.

Estos testimonios se presentaron en relación con el debate en el Congreso sobre codificar el caso Roe contra Wade, con la que se busca proteger esa resolución de cualquier ataque de los republicanos, la fuerza de estos relatos se debe a otro motivo: enfatizan una vez más lo difícil que es para muchas mujeres tomar esta decisión y la enorme libertad con la que otras personas se sienten con el derecho de interferir en esas decisiones.

En particular los hombres, quienes nunca han enfrentado una disyuntiva así y nunca tendrán que tomar esa decisión. Es necesario escuchar estas historias para comprenderlo.

La difícil decisión que debe tomar una mujer

El aborto nos cimbra hasta lo más profundo, pues nos obliga a considerar en qué momento un óvulo fecundado se convierte en una persona.

Para quienes creen que ocurre desde el momento de la concepción, no hay ningún argumento —sin importar quién lo presente— capaz de convencerlos de que está bien ponerle fin a un embarazo, porque para estas personas solo se trata de matar bebés.

Sin embargo, hay que preguntarse si es posible decir que un montón de células es un niño. ¿Un feto es un niño? Estos debates de inmediato caen en terreno filosófico o religioso.

La capacidad de llevar una vida dentro de sí y ofrecerla al mundo es un poder tremendo y un inmenso regalo. Pero llevar a término un embarazo sencillamente no es lo mejor para muchas mujeres cuando descubren que están embarazadas.

En ese momento, su cuerpo se convierte en un campo de batalla. ¿Hasta qué etapa del embarazo siguen en control y a partir de cuándo deben rendirse ante la realidad de que son el vehículo para otra “persona” que crece en su interior? ¿En qué momento se elimina la capacidad de elegir? Por definición legal, cuando es viable, independientemente de las creencias de cada persona.

También debemos recordar la culpa que han expresado muchas mujeres que se han practicado abortos, aunque ahora puedan decir que ya la superaron. ¿Por qué debería una mujer sentir culpa por haber tomado una decisión difícil? Ya tienen bastante con qué lidiar como para que el resto de la sociedad opine sobre sus elecciones.

En los primeros meses después de la concepción, cuando una mujer ya está segura de estar embarazada y antes de que el feto sea viable, es necesario que se sienta en libertad de tomar decisiones sobre su cuerpo, su salud y su futuro. Esta libertad no debería estar sujeta a aprobación comunitaria. No debería ser ilegal.

La legislación aprobada en Texas que prohíbe la mayoría de los abortos después de seis semanas de embarazo, antes de que muchas mujeres siquiera se percaten de que están embarazadas, es indignante y ofensiva. Coloca al gobierno, e incluso a ciudadanos vigilantes con facultades delegadas, entre una mujer y su médico.

Con información de The New York Times

Continue Reading

PÓLITICA

¿Has sufrido discriminación laboral por ser gordito?

En México estamos acostumbrados a que nos traten según como nos vemos. No es casualidad que del total de la población que reporta haber vivido un acto de discriminación, la mitad haya ocurrido por el tono de piel, el peso o la estatura.

Published

on

Como sociedad, tenemos ciertos prejuicios que afectan y estigmatizan a las personas con sobrepeso y obesidad, que pueden causar actos de discriminación en el mercado laboral y ocasionar diferencias. Por si fuera poco, no está claro que esos prejuicios afecten por igual a las mujeres y a los hombres.

Un estudio reciente reveló que el mercado laboral mexicano sí discrimina a las mujeres por su sobrepeso y obesidad. Los encargados de reclutamiento en los trabajos seleccionan en mayor medida a las mujeres delgadas para la fase de entrevistas.

Para saber más al respecto, se dividió a la población en términos de su IMC (índice de masa corporal): menor de 25 (rango de 20 a 25), sobrepeso (entre 25 y 30), obesidad (de 30 a 35) y obesidad severa (al menos 35).

La Gráfica muestra la relación simple entre ingresos laborales al mes para cada uno de esos rangos y por sexo, a partir de la información de la Encuesta Nacional de Salud.

En cuanto a los resultados, no se observa que los hombres sufran una penalización salarial por sobrepeso u obesidad. Al contrario, se advierte un incremento de 16% en los ingresos al mes entre quienes tienen obesidad en contraste con aquellos cuyo IMC es menor a 25. No sucede lo mismo en el caso de las mujeres. Aquellas que obtienen los mayores ingresos son las que están en el rango más bajo de IMC y las que obtienen los ingresos más bajos son las que están, por lo menos, en el rango de obesidad severa; para ellas, la penalización salarial es de 17%.

A la vez, la brecha de ingresos por género es muy pequeña (alrededor de 6%) para las personas con menor IMC, pero ésta crece sustancialmente para quienes están en el rango de obesidad (cerca de 30%). Por lo tanto, podría decirse que una parte importante de la brecha salarial de género se debe a las diferencias salariales que hay en los rangos de sobrepeso y obesidad, es decir, a este tipo de discriminación.

Los resultados de nuestro estudio sobre esta clase de discriminación son muy similares a los que se han encontrado en otros países: en el caso de los hombres no hay evidencia constante de que su obesidad cause efectos negativos en su participación en el mercado laboral, mientras que para las mujeres sí hay evidencia de este efecto. ¿A qué podría deberse? Posiblemente, a los estereotipos que tenemos sobre cómo “deben ser” y “comportarse” los hombres y las mujeres. En cuanto a ellas, la sociedad valora cierta apariencia física, en este caso, que sean delgadas; se beneficia a aquellas que cumplen con ese y otros criterios y se castiga a las que no los cumplen. Debido a que hay más hombres que mujeres en puestos de mayores ingresos, las preferencias relacionadas con esas valoraciones se vuelven más marcadas en esas secciones del mercado laboral.

Con información de GatoPardo

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021