Connect with us

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Los 7 súper autos de Los Soprano

A través de seis temporadas, esta familia de mafiosos usó los autos más caros y clásicos del mercado.

Published

on

Si hay algo que valía la pena ver en la tele entre 1999 y 2007 era la serie Los Soprano, creada por David Chase. Esta joya recibió inmejorables críticas y cosechó una legión de fans en todo el mundo que, tras su final, guardaban la esperanza de que alguna vez se retomase. Una remota expectativa que se desvaneció con la repentina muerte de su protagonista, James Gandolfini.

Los Soprano fue la primera serie de un canal por cable en recibir una nominación al Emmy, que se extendieron a 16. Ahora que llegó a los cines Santos criminales, una precuela centrada en la juventud de Tony Soprano, protagonizada por Michael Gandolfini, hijo de James Gandolfini, recordamos los autos más destacados que aparecían en la serie.

Cadillac Escalade ESV

El Escalade blanco de Tony Soprano es el coche que más aparece en pantalla. Se estrena en el capítulo In Camelot de la 5ª temporada, reemplazando al Escalade negro que el protagonista había tenido brevemente hasta que queda destrozado en un accidente.

El Cadillac Escalade se ha convertido en un must entre el star system de Hollywood y muy particularmente entre la comunidad vinculada al rap. Poder y lujo con diseño icónico, tecnología innovadora y un motor V8 de 6,2 litros y 420 caballos. Respecto a su suspensión, monta de serie la ‘Magnetic Ride Control’ de Cadillac, el sistema de suspensión más rápido de reacción en el mundo.

En el exterior cuenta con nuevos grupos ópticos delanteros que cuentan con luz de tipo LED, así como una parrilla y nuevos ajustes de las puertas en la carrocería para mejorar la aerodinámica y minimizar el ruido que se cuela en el habitáculo.

El Cadillac Escalade ESV con el que el protagonista de Los Soprano se paseaba en la serie de televisión salió a subasta pública.

Cadillac DeVille

Este coche pertenece al padre de Tony, Johnny Boy Soprano. Dado que Johnny ya ha muerto durante el trascurso de la serie, el automóvil se ve a través de flashbacks en la 1ª y 2ª temporada. Johnny lo usa durante una persecución con la policía. También se le ve conduciendo por Nueva Jersey usando ese mismo automóvil. En otra escena, se puede ver a un joven Tony Soprano jugando alrededor del DeVille en el vecindario.

Cadillac DeVille fue una línea de automóviles de lujo desarrollados por la compañía estadounidense, bajo cuyo nombre se fabricaron durante más de 50 años (desde 1959 hasta 2005) berlinas, como el Sedan De Ville, coupés o descapotables. En cuanto al motor, un V8 desarrollaba 340 CV de potencia.

Chevrolet Corvette C6

Este es el coche que hace reflexionar a Carmela sobre su propia vida. No puede soportar el hecho de que su amiga Angie Bonpensiero lo haya comprado con su propio dinero, mientras ella tiene que recurrir a su marido para que le compre cosas. Después de la muerte de su esposo Big Pussy, Angie se convierte en una emprendedora de éxito, dirigiendo con éxito el negocio Pussy’s Auto Body, asociándose además con Patsy Parisi y Benny Fazio. Algo que le permite vivir una vida cómoda.

El Corvette C6 relevaba en 2005 a la quinta generación del deportivo, que como ya vimos, había sufrido un importante rediseño en todas las áreas. Desde el nuevo bastidor, fabricado con un nuevo método, hasta la nueva familia de motores LS.

Foto: Getty Images.

Su versión base estrenaba el nuevo motor V8 LS2, una evolución del nuevo LS1 de aluminio de 5.7 litros que elevaba su cubicaje hasta los 6.0 litros y su potencia hasta los 405 CV, solo 5 caballos menos que el LS6 de la anterior versión C5 Z06.

Chrysler 300

Este Chrysler es propiedad del componente de la familia criminal DiMeo, Benny Fazio.

El Chrysler cuenta con un motor V8 de 5,7 cilindros con 340 CV (250 kW) que no escatima en potencia, aunque implica un consumo de combustible considerablemente alto con un promedio de 12 litros.

De forma opcional se ofrecen otras tres versiones de motores: un motor a gasolina V6 de 2,7 litros (193 CV), el motor V6 de 3,5 litros (249 CV), y un diesel de inyección directa “Common Rail” de 3,0 litros con filtro de partículas diésel de serie.

Ford Thunderbird

Gracias a la generosidad del sobrino de Tony Soprano, Christopher Moltisanti, su prometida, Adriana La Cerva adquiere un Thunderbird para ir entrenándose en su condición de futura esposa de la mafia. El coche aparece un par de veces en las temporadas 4ª y 5ª. No está claro qué le sucede al vehículo después de que Silvio Dante castigase sin piedad a Adriana por ser un informante.

El Thunderbird es un lujoso modelo deportivo inicialmente de dos plazas (aunque en 1958 se le incorporó una segunda fila de asientos) que la compañía estadounidense Ford Motor Company comenzó a fabricar en 1955. Debe el nombre de Thunderbird (Pájaro de Trueno) a la mitología india de Arizona y Nuevo México, según la cual esta ave de grandes alas batientes dominaba el cielo y era el responsable de los vientos y truenos que desencadenaban las tormentas del desierto que proporcionaban el agua necesaria a los indígenas que habitaban las zonas desérticas.

Años más tarde se conocería también por su abreviatura T-Bird y desde su salida al mercado, rápidamente empezó a hacerle sombra al Corvette y al Cadillac. Juntos, los tres modelos conforman el triunvirato de los clásicos americanos de los años 50 y primeros 60.

Hummer H2

Christopher Moltisanti compra esta fiera motorizada en la temporada 5ª. Parece que la valora mucho por cómo reprende a Tony Blundetto por poner los pies en el tablero, alegando su elevado precio. El joven mafioso vuelve a aparecer en el club BaDA Bing con el Hummer cuando se enfrenta a Tony Soprano con motivo de su supuesto romance con su prometida Adriana.

GM lanzó al mercado la primera generación del Hummer H2 en 2003 con un motor de gasolina V8 de 6,0 litros que desarrollaba 236 kW (321 CV). La tracción integral, el control de tracción y el bloqueo del diferencial en el eje trasero eran los elementos que hacían posible la marcha suave de este SUV de lujo sobre el terreno. El Hummer H2 contaba con un cambio automático de cuatro velocidades. En principio, no se había previsto una tercera fila de asientos.

Maserati Coupé

El gánster neoyorquino Johnny “Sack” Sacrimoni compra este atractivo modelo en la 5ª temporada para celebrar su ascenso a jefe de la familia criminal Lupertazzi. Pero su reinado dura poco, ya que es arrestado y condenado a una larga pena de prisión. Para evitar que el FBI confisque sus activos, su esposa, Ginny, vende algunos de ellos. Entre ellos, coloca el Maserati a Christopher Moltisanti, que lo compra por 25.000 dólares, aunque Sack asegura haberlo comprado por 99.000 dólares.

Cuenta con un motor F136 R V8, el cual se había visto con anterioridad en modelos de Ferrari. Por la parte de la transmisión manual, es de 6 velocidades tal y como es habitual en coches usados similares.

Los conductores tienen capacidad para configurar el vehículo en distintos modos de acción, siendo fácil cambiar entre ellos para tener acceso a un nivel personalizado en cuanto al uso de la suspensión.

Con información de GQ

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

¿Por qué todo mundo habla de Euphoria, la serie HBO?

Según los críticos, su éxito es porque aborda sin tapujos temas como el sexo, la drogadicción, la prostitución y el amor.

Published

on

Según informó HBO, el estreno de la segunda temporada de la serie Euphoria alcanzó 2,4 millones de espectadores en todas sus plataformas el pasado domingo 9 de enero.

Esto la convierte en la producción de HBO con el mejor desempeño durante su lanzamiento en la plataforma HBO Max, la cual funciona desde mayo de 2020.

La primera entrega de ‘Euphoria’, basada en una producción israelí con el mismo nombre, vio la luz a mediados de 2019. Está escrita y dirigida por Sam Levinson; su protagonista es Zendaya, quien ganó el premio Emmy a mejor actriz en 2020 gracias a su interpretación de Rue en la miniserie.

“En medio de las vidas entrelazadas en la ciudad de East Highland, Rue, de 17 años, debe encontrar esperanza mientras equilibra las presiones del amor, la pérdida y la adicción”, describe la sinopsis oficial de la serie por parte de HBO.

Uno de los aspectos que han destacado los críticos de la serie es la forma que propone para representar la vida de los adolescentes actuales. “A diferencia de otros programas para adolescentes que se enorgullecen del realismo, Euphoria está más interesada en brindar a los espectadores una experiencia emocional y es mejor ver la serie como un estado de ánimo en lugar de una guía para los comportamientos de la Generación Z“, escribió Arielle Bernstein para ‘The Guardian’ luego de su estreno en 2019.

Según los críticos, su éxito es que aborda sin tapujos temas como el sexo, la drogadicción, la prostitución, el amor, entre otros.

En esta ocasión, la misma Zendaya advirtió al público sobre ese asunto en sus redes sociales: “Esta temporada, tal vez incluso más que la anterior, es profundamente emotiva y trata temas que pueden ser difíciles de ver”, escribió. La actriz de 25 años pidió ver la producción únicamente si la persona se sentía cómoda.

Por su parte, Rebecca Nicholson, de ‘The Guardian’, expresó, en su crítica de la nueva temporada, que ‘Euphoria’ contenía “demasiada desnudez, sexo y violencia”. Y agregó: “es implacablemente explícita esta vez, como si se mirara a sí misma y pensara: ‘no, no es lo suficientemente impactante, prueba esto'”.

Con información de El Tiempo

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

10 películas que superan al libro

Estos libros son muy buenos, pero su adaptación cinematográfica es aún mejor.

Published

on

A menudo, la adaptación cinematográfica de una novela es peor que la obra original. Sucede por muchas razones: porque no contiene toda la información del libro, porque los actores no corresponden a los personajes, porque falla el ritmo, por lo que sea. No es fácil recrear en un medio lo que fue concebido para otro.

A veces hay filmes que son mejores que las novelas en las que se basan y en esos casos el mérito es aún mayor, sobre todo si el texto ya es bueno de entrada. Aquí damos un repaso a 10 de esas películas que superaron lo escrito. Es más, a menudo el libro se ha leído gracias a su versión cinematográfica.

10. La semilla del diablo, (1974) de Roman Polanski

La película de Roman Polanski es sin duda una obra maestra. La recién casada Rosemary se instala en Nueva York con su marido y poco a poco las tinieblas se apoderan de su luminoso apartamento. Lo peor de la cinta, y del libro, es el pedazo de spoiler del título. La razón de por qué Rosemary’s Baby se publicó como La semilla del diablo es tan asombrosa como inexplicable es que mantuvieran ese título también en la traducción de la película. El relato en el que se basa la pelí es bueno, de hecho, Truman Capote lo definió como “una oscura y brillante historia de brujería moderna que induce a creer en lo increíble”. Buena trama, en la que nada es evidente… excepto el maldito título que te destripa el desenlace mucho mejor que esa famosa escena final en la que no se ve nada pero todos juramos haber visto un bebé con los ojos del diablo: en realidad solo se muestra el rostro, desencajado por el horror, de Mia Farrow. Buen libro, sí, pero mejor película.

9. La naranja mecánica (1971) de Stanley Kubrik

En la cinta, Alex De Large se aleja de la ultraviolencia porque “se ha curado”, pero eso no es lo que escribió Burgess que, por cierto, calificó la película de obra maestra tras su primer visionado. No obstante, el éxito y la polémica sobre si el film glorificaba la violencia hizo que Kubrick prohibiera su proyección en el Reino Unido y que Burgess terminara despreciando su propia obra. ¿La peli es mejor que el libro? Es más impactante, gracias a la decoración retrofuturista, a la escalofriante banda sonora de la compositora estadounidense Wendy Carlos y a la maravillosa interpretación de Malcolm McDowell bajo la dirección del maestro Kubirck. Eso sí, si quieres saber cómo acaba de verdad, léete el libro, considerado uno de los más transgresores de todos los tiempos.

8. Última salida para Brooklyn (1990) de Uli Edel

El libro, publicado 25 años antes de que se hiciera la película, fue declarado pornográfico en el Reino Unido, pero no despierta el menor interés lascivo, solo provoca tristeza y desesperación. Eso lo consigue la película aún mejor, porque los escenarios, los diálogos, todo es tan desesperante que nos comunican mejor que la letra escrita lo que quiso el autor.

7. Requiem por un sueño (2000) de Darren Aronofsky

Está película crea una ambiente angustioso por todas las imágenes traumáticas que desfilan ante tus ojos y se te quedan clavadas como dagas. La banda sonora (fantástica), obra de Clint Mansell, contribuye, y mucho, a cargar las tintas. Todos los sueños se colapsan cuando hay contacto con las drogas. Muy dura, también la novela, pero en el caso de la película, cierras los ojos y sigues viendo esas escenas tan demoledoras, tan dolorosas. Personajes desgarradores que no se merecen la pesadilla en la que habitan, cuando todo lo que querían era perseguir un sueño.

6. El Padrino (1972) de Francis Ford Coppola

El libro se lee casi como un primer borrador, y hay quien asegura que es lo que es en realidad. Puzo lo envió a sus editores antes de irse de vacaciones y se llevó una sorpresa al enterarse a la vuelta de que su borrador se iba a publicar casi tal cual. Después, cuando preparó el guión con Coppola, tuvo la oportunidad de escribir algo más pulido. Y la interpretación de Marlon Brando y Al Pacino bajo la dirección de Coppola hace que sea muy superior a la novela.

5. Psicosis (1960) de Alfred Hitchcock

La novela surgió por inspiración de un asesino real, Ed Gein, víctima de una madre abusiva que le enseñó desde pequeño que el sexo era algo malo y pecaminoso. Pero ni Gein, un mal bicho, ni el personaje de Norman Bates en la novela, tienen la fragilidad y ese cierto candor que tan bien logra Anthony Perkins en la pantalla.

4. La virgen de los sicarios (2000) de Barbet Schroeder

En la película, hay continuas visitas a la morgue, y se mantiene la crítica contra la iglesia, la maternidad, los narcos, el gobierno… y la ironía como catarsis contra el dolor y funciona perfectamente en este triste relato sobre la pérdida de la inocencia y la decadencia personal y social. La idea de llevar la novela al cine fue de Schroeder, pero Vallejo elaboró el guion, basándose en sus recuerdos, no en lo que había escrito. Es fresca, ágil, terrible y nos muestra un Medellín que no se ve en el libro.

3. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975) de Milos Forman

Parece ser que Ken Kesey se enfadó muchísimo al ver la película porque el personaje de Randle Patrick McMurphy (Interpretado por Jack Nicholson) le robó su protagonismo al jefe Bromden que es el narrador en la novela. Milos Forman hizo una jugada maestra al hacer que el conflicto central fuera entre McMurphy y la enfermera Ratched (Louise Fletcher), dotando a la cinta de una tensión de la que carece el libro. Pero en ambos la crítica hacia los métodos utilizados (electroshock, lobotomía) en las instituciones mentales como forma de represión está presente.

2. El Resplandor (1980) de Stanley Kubrick

A Stephen King no le gustó nada la adaptación de su obra, ni a los fans de King, porque se alejó mucho del original. Los personajes de Jack Torrrance (Jack Nicholson) y su mujer Wendy (Shelley Duvall) son muy distintos, la trama es distinta, el final es distinto. A pesar de la decepción de King y de sus fans, la película no deja de ser grandiosa, sublime. A la dirección de Kubrick, se le suma una interpretación prodigiosa y, una vez más, la maravillosa banda sonora de Wendy Carlos.

1. El Club de la Lucha (1999) de David Fincher

El propio Palahniuk reconoce que la película es mejor que el libro, porque cree que su obra no es tan consistente como la que consigue Fincher con las actuaciones de Brad Pitt y Edward Norton. Es un libro buenísimo, pero le falta el dinamismo que aparece en la pantalla (y la presencia de Pitt, que es un regalo siempre) y ese final tan explosivo. Sales del cine con la boca abierta. Es de esas películas que me alegro de haber visto antes de leer el libro porque probablemente la sorpresa no habría sido tan mayúscula. Pero sin embargo, el libro permite (al menos) dos finales distintos que tienen su secuela en dos novelas gráficas.

Con información de Esquire

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Ricky Gervais: este cabrón también tiene corazón

El humor de Gervais sólo tiene dos mandamientos: no hay ningún tema ajeno a la comedia y, si un chiste no te gusta, tienes todo el derecho a ofenderte, pero no a impedir que otros se rían.

Published

on

Todo arranca con una pregunta aparentemente sencilla, pero que nadie sabe responder con precisión: ¿Por qué diantres nos importa tanto lo que la gente opina de nosotros?

¿Por qué nos oprime tanto el instinto de gustar al prójimo? ¿Dejaríamos de preocuparnos si el amor de nuestra vida acabara de fallecer?

Estas preguntas que se formuló en su camerino resumen toda la biografía de Ricky Gervais. Es un bufón salvaje con una piel sorprendentemente fina ante las críticas. Una megaestrella del espectáculo que sigue coladísimo por su amor de adolescencia. Y un hater de la naturaleza humana que se burla de autistas, transexuales y víctimas del nazismo, pero que ama a los animales aún más que a la legión de fans que le han vuelto millonario.

Pero esas preguntas también son el eje de su último hit, Afterlife, que recién estrenó su tercera y última temporada en Netflix. Recordemos: es la historia de Tony, un viudo reciente que se ve incapaz de suicidarse porque no tiene a quien dejar a su perro Brandy. Y que sólo encuentra sentido a su nueva existencia gracias a un superpoder: decir lo que piensa a todo el mundo sin temor a las consecuencias.

Se trata -y eso es mucho decir- de la serie más exitosa de su carrera, con más de 85 millones de espectadores en todo el mundo.

FRACASO TRAS FRACASO. El éxito de los últimos 20 años sólo se entiende a partir del fracaso de los 20 anteriores. Primero montó Seona Dancing, un dúo de synth pop que se estampó miserablemente (una rápida búsqueda en YouTube nos ahorrará más explicaciones). Luego se hizo mánager del grupo Suede y lo dejó justo un minuto antes de que se convirtieran en estrellas mundiales. Después se refugió en una radio londinense, Xfm, donde mataba el tedio tomando notas sobre la ridícula conducta del ser humano cuando le encierras ocho horas con decenas de extraños en una superficie enmoquetada y con una máquina de café como único narcótico (oficialmente) tolerado.

EL ANTROPÓLOGO DE LA OFICINA. Aquellas notas fueron el germen de su éxito, tan tardío como estratosférico, con The Office, el averno laboral que retrata parece más auténtico que cualquier documental de la BBC. Sólo un consejo para los insensatos que aún no la hayan visto: habrá un personaje que, por algún motivo, le hará más gracia que el resto. Lamentamos informarle de que ese personaje es exactamente usted.

EL CAMELADOR DE LAS ESTRELLAS. El éxito de The Office, con versiones en 11 países, le abrió las agendas del showbusiness mundial. Gervais aprovechó para rodar Extras, en la que interpreta a un fracasadísimo actor de reparto. Pero aquí lo meritorio no es su papel, sino que lograra que las superestrellas de Hollywood, que no destacan por su sentido del humor, aparecieran en cámara riéndose de sus propias miserias. Nada iguala a Kate Winslet quejándose de que sólo hay una forma de ganar el Oscar: rodar una peli sobre el «puto Holocausto». Como la vida imita a Ricky Gervais, y no al revés, cuatro años después Winslet recibió el Oscar por The Reader.

EL BUFÓN ASESINO. En una temeridad impropia del sector, los Globos de Oro le han encargado presentar la ceremonia cinco veces. Sus chistes han sido directos y para algunos ofensivos, nos quedamos con su burla del postureo de los actores ultravirtuosos.

EL LÍDER ‘ANTIWOKE’. El humor de Gervais sólo tiene dos mandamientos: no hay ningún tema ajeno a la comedia y, si un chiste no te gusta, tienes todo el derecho a ofenderte, pero no a impedir que otros se rían. Su férrea defensa de la libertad de expresión le ha enfrentado al movimiento woke: si antes se le criticaba por progre, ahora se le ubica a un milímetro escaso de la ultraderecha. Su respuesta: «Sólo quiero vivir hasta el momento en que los jóvenes de hoy no sean lo suficientemente ofendiditos para la siguiente generación. ¡No se dan cuenta de que ellos serán los próximos!».

EL ANIMALISTA ENFURECIDO. Una alerta a los conservadores que estén relamiéndose ante su nuevo ídolo: Gervais es un ateo furibundo. Cada vez que matan a un torero, lo celebra ante sus 15 millones de seguidores de Twitter como si Inglaterra acabara de ganar el Mundial. Luego se abre una yonkilata y ve el mundo arder.

EL BUENISTA INESPERADO. Con todos estos antecedentes, ¿Qué intenciones tiene Gervais con su un melodrama After Life? Un matiz importante es que la serie incluye muchos chistes macabros y aún más palabrotas innecesarias. Pero quizá la clave sea que, a sus 60 años, con más 100 millones de euros en el banco y unos seguidores que se lo consienten todo, hasta un asocial confeso como Gervais por fin se atreve a mostrar al mundo lo que realmente es: un payaso cabrón que, bajo infinitas capas de humor amargado y un estilismo más que cuestionable, esconde cuidadosamente un corazoncito que nunca ha dejado de latir.

Con información de El Mundo

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021