Connect with us

PÓLITICA

¿Está empezando nuestra extinción?

El cambio climático se está acelerando y la biodiversidad está colapsando, los insectos en nuestros parabrisas ya no son usuales en el verano y hasta los buitres están desapareciendo. Si los gobiernos no actúan de inmediato, la humanidad empezará a estar en riesgo.

Published

on

La extinción de plantas y animales se está acelerando, se estima que va mil veces más rápido que los índices naturales anteriores a la aparición de los humanos. Casi 3000 millones de aves se han perdido en Norteamérica desde 1970, lo cual ha disminuido la polinización de los cultivos alimentarios. En la India, miles de personas mueren a causa de la rabia porque la población de buitres que se alimentan de la basura se está reduciendo, lo que ha provocado un aumento enorme de los perros silvestres que se comen estos restos de comida en ausencia de las aves.

La semana pasada, los funcionarios estadounidenses encargados de la vida silvestre a nivel federal, recomendaron que se declararan extintos 22 animales y una planta. Incluyeron 11 aves, ocho mejillones de agua dulce, dos peces y un murciélago.

Se trata de un futuro en el que las enfermedades zoonóticas se vuelven cada vez más comunes y la seguridad alimentaria mundial está en peligro.

El cambio climático y la pérdida de biodiversidad están unidos en un ciclo de destrucción y deben ser tratados en conjunto. La desaparición de los arrecifes de coral del mundo es un ejemplo. Los científicos predicen que entre el 70 y el 90 por ciento de los arrecifes de coral desaparecerán en los próximos 20 años debido al aumento de la temperatura del mar, la acidez del agua y la contaminación. Esto pondrá en peligro a 4000 especies de peces y aproximadamente 500 millones de personas en todo el mundo que dependen de los ecosistemas de los arrecifes de coral para su alimentación, protección de las costas y empleo. Tan solo los daños en la Gran Barrera de Coral de Australia podrían costar 1000 millones de dólares al año en ingresos derivados del turismo y 10.000 empleos.

Con el cambio climático, tenemos una estrategia factible, aunque imperfecta, para evitar los peores resultados. El mundo tiene que llegar a cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para el año 2050, con la reducción de las emisiones y la eliminación del carbono de la atmósfera.

Pero para la crisis de la biodiversidad no existe un marco comparable. No hay soluciones tecnológicas para recuperar las especies que se extinguen. Y no hay un sustituto rentable, hecho por el hombre, para los sistemas naturales como los humedales, que proporcionan protección contra las inundaciones, reponen las reservas de agua subterránea y filtran el agua que fluye a través de ellos.

Este otoño, los líderes mundiales tienen dos oportunidades para actuar sobre la biodiversidad antes de que sea demasiado tarde en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Glasgow y en una conferencia virtual de la ONU sobre biodiversidad.

En primer lugar, los dirigentes gubernamentales y empresariales deberían hacer un juramento similar al de Hipócrates para proteger el medioambiente. Este compromiso debería abarcar las decisiones de inversión, las prácticas empresariales y el gasto público, que incluya los subsidios a la industria.

Este es el mundo que nos dejan los adultos

Los gobiernos miden ahora las emisiones de dióxido de carbono y establecen objetivos y políticas para reducirlas. Del mismo modo, los gobiernos deben desarrollar estrategias para proteger la biosfera natural. Los que dañan la naturaleza deben ser penalizados; los que la protegen deben ser recompensados.

La gama de herramientas incluye estrategias que generan financiamiento para la restauración ecológica, como las tarifas pagadas por los buques cisterna y las políticas que promueven sistemas basados en el mercado para proteger los humedales y los bosques. Y así como el Acuerdo de París exigió la divulgación de los riesgos climáticos, los líderes de Glasgow deberían pedir que se obligue a las empresas a divulgar los impactos de sus acciones sobre la biodiversidad.

En Estados Unidos deben reformarse las subvenciones a las industrias agrícola, forestal y pesquera que aceleran la destrucción de nuestro capital natural. Se ha calculado que el valor de la naturaleza para los seres humanos es de más de 125 billones de dólares. Entonces, es un sinsentido fomentar prácticas que pongan en peligro nuestro suministro de alimentos a largo plazo.

Los gobiernos también deben crear incentivos para impulsar el financiamiento del sector privado para proteger y restaurar la naturaleza, ya que los recursos financieros que puede aportar el sector privado superan con creces los del sector público.

La conferencia sobre el cambio climático de Glasgow debería animar a todos los gobiernos a invertir en soluciones al cambio climático basadas en la naturaleza. La conservación y restauración de praderas, humedales y bosques como “depósitos de carbono” que absorben el dióxido de carbono de la atmósfera podría proporcionar hasta un tercio de las reducciones de emisiones necesarias para 2030.

Con demasiada frecuencia se considera que los beneficios de la naturaleza son “gratuitos”. Este es un camino peligroso. Es mucho menos costoso proteger y conservar la naturaleza que restaurarla o sufrir las consecuencias de su destrucción.

El mundo se encuentra en medio de uno de los episodios de extinción más explosivos de la historia. Pero también estamos experimentando una transformación cultural en la conciencia. Se ha observado un nuevo sentido de urgencia en torno a las cuestiones de conservación de la naturaleza, un interés creciente en el campo de las finanzas verdes y sostenibles, así como un sentido renovado de que el esfuerzo colectivo puede marcar la diferencia. La combinación de estas fuerzas tiene el potencial de impulsar al mundo.

Con información de New York Times

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PÓLITICA

El 90% de las mujeres que tienen VIH fueron contagiadas por su pareja

Tener una pareja estable no representa una protección contra enfermedades de transmisión sexual, pues el 50% de los mexicanos admite haber sido infiel.

Published

on

La idea de que tener una relación estable es una medida de protección frente a infecciones de transmisión sexual es peligrosa, pues 90% de las mujeres que contraen el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) son contagiadas por su pareja, de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México, Censida y AHF México.

En México, las Enfermedades de Transmisión Sexual (ITS) se están incrementando a la sombra de la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, hasta el mes de agosto de 2021 se registraron 7,930 nuevos casos de infección por VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), 5,810 de sífilis y 4,250 casos de herpes.

Cuando se habla de VIH, muchas personas lo asocian con la comunidad LGBTTIQ+ o en trabajadores sexuales, sin embargo, las parejas estables o matrimonios son los que más riesgo pueden correr. Según en una encuesta telefónica del sitio de citas hounters.mx el 50% de las personas han confesado haber sido infieles a su pareja.

Además, en el segundo trimestre del 2021, las autoridades sanitarias reportaron 13 casos de mujeres embarazadas en Puebla que dieron positivo al Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) tras practicarse los exámenes que establecen las autoridades sanitarias.

En el país fueron 371 embarazadas que enfrentaron este problema, pero el año pasado se acumularon 620 embarazadas con VIH en tratamiento.

Estados con más contagios de ITS

  • Estado de México con 811
  • Veracruz con 699
  • Jalisco 589
  • Quintana Roo 515
  • Puebla 454
  • Nuevo León 440
  • Baja California 435 casos

La recomendación es acercarse a espacios de salud para hacerse pruebas rápidas. Compartirlo como algo natural, ayuda a comprender que esta enfermedad no es exclusiva de hombres gays, lo es para cualquier persona con vida sexual activa.

Como parte de estrategias de autocuidado, integrar las pruebas rápidas es fácil y requiere de 20 minutos con unas gotas de sangre, no obstante, el método más efectivo es el condón.

Con información de Forbes

Continue Reading

PÓLITICA

Las variantes del Coronavirus siguen avanzando, ¿Cómo detenerlas?

Esto es lo que los científicos anticipan que ocurrirá.

Published

on

Cientos de personas creen que la pandemia ya terminó y organizan fiestas y reuniones masivas, sin tomar en cuenta que el SARS-CoV-2 es un virus que muta rápidamente. A casi dos años de iniciada la pandemia, las variantes han avanzado: la alfa de rápida propagación, la beta que evade el sistema inmunitario, y luego gamma, delta, lambda, mu y, más recientemente, Ómicron.

Con cada infección surgen nuevas oportunidades para que el virus evolucione, así jamás detendremos la pandemia. Hasta la fecha, más de 237 millones de personas han sido infectadas por el virus y 4,8 millones han muerto, 700.000 de ellas tan solo en Estados Unidos, no lo olvidemos.

Según los científicos es extremadamente improbable que logremos erradicar este virus, y es difícil predecir cómo serán los siguientes años… y las siguientes décadas.

¿Cómo ocurren las mutaciones?

Los virus son máquinas de reproducción que toman posesión de nuestras células y las utilizan para hacer copias de sus propios genomas. Algunas veces, al replicarse cometen pequeños errores, que podrían compararse a un error de dedo cuando escribimos en un teclado.

En la mayoría de los casos, estos errores no benefician en nada al virus; muchos son nocivos y desaparecen rápidamente. Pero en algunas ocasiones, el virus se saca la lotería genética y encuentra una mutación que le da cierta ventaja. Entonces, esta versión mejorada del virus es capaz de superar a sus pares y dar origen a una nueva variante.

Entre los incontables cambios que puede realizar el coronavirus hay tres posibilidades preocupantes: que se haga más transmisible, que sea más hábil para evadir nuestro sistema inmunitario o que se haga más agresivo y produzca enfermedades más graves.

Sin embargo, los científicos no esperan que este proceso se prolongue indefinidamente. Lo más probable es que haya ciertos principios biológicos básicos que limiten la capacidad infecciosa de cada virus, dependiendo de sus propiedades intrínsecas. Los virus que se adaptan bien a los seres humanos, como el sarampión y la influenza estacional, no se siguen haciendo más infecciosos, subrayó Bloom.

Al parecer, la variante delta evade a algunos anticuerpos, pero hay otras variantes, en particular la beta, que son todavía más hábiles para evadir estas defensas. Por ahora, la variante delta es tan infecciosa que ha logrado ganarles terreno a estas variantes más escurridizas, por lo que ha limitado su propagación.

No obstante, a medida que más personas desarrollen anticuerpos para combatir al virus, las mutaciones que le permiten evadir a estos anticuerpos serán todavía más ventajosas.

La buena noticia es que hay muchos tipos distintos de anticuerpos, así que no es muy probable que una variante con solo unas cuantas mutaciones nuevas se les escape a todos, enfatizan los expertos.

El sistema inmunitario ha evolucionado de tal forma que tiene muchos trucos bajo la manga para contrarrestar la evolución del virus. Ciertas células T, por ejemplo, destruyen a las células infectadas por el virus, y así ayudan a reducir la gravedad de la enfermedad. En conjunto, las células T que tenemos pueden reconocer por lo menos entre 30 y 40 partes diferentes del SARS-CoV-2, según han descubierto los investigadores.

Y luego están los linfocitos B, que dan origen a nuestro ejército de anticuerpos. Incluso después de eliminar la infección, el cuerpo sigue produciendo linfocitos B durante un tiempo, introduciendo deliberadamente pequeñas mutaciones genéticas.

El resultado es una colección enormemente diversa de linfocitos B que producen una serie de anticuerpos, algunos de los cuales podrían ser una buena combinación para la siguiente variante que aparezca.

Lo más difícil de predecir es si el virus se volverá más agresivo, es decir, si provocará una enfermedad de mayor gravedad, afirmaron los científicos.

Es muy pronto para saber si el SARS-CoV-2 se hará más virulento en el largo plazo. Sin duda, podría haber intercambios entre la agresividad y la transmisión: las variantes que producen enfermedades muy graves muy rápido quizá no se propaguen demasiado lejos.

Claro que hay que recordar que este virus se propaga antes de que las personas enfermen de gravedad. Mientras siga siendo así, el virus podría hacerse más agresivo sin sacrificar su eficacia de transmisión.

Es esperanzador el hecho de que las vacunas contra el SARS-CoV-2 en este momento sean más efectivas de lo que jamás han sido las vacunas contra el resfriado. Incluso las vacunas de primera generación ofrecen protección sustancial contra la enfermedad, y hay muchas opciones para mejorarlas, ya sea mediante cambios en las dosis y los plazos, con ajustes específicos para nuevas variantes o el desarrollo de nuevos enfoques, como aerosoles nasales, que puedan funcionar mejor para detener la transmisión.

Una infección posvacunación o una dosis de refuerzo podrían ayudar a reforzar nuestra inmunidad y enseñar a nuestro cuerpo a reconocer nuevas mutaciones, haciéndonos menos vulnerables a la siguiente variante que aparezca.

Entre tanto, conforme el número de huéspedes completamente vulnerables siga bajando y la transmisión se ralentice, el virus tendrá menos oportunidades de mutar.

Por desgracia, hay muchas zonas del mundo donde la gente no se ha vacunado y este virus ya demostró que puede sorprendernos.

Con información de New York Times

Continue Reading

PÓLITICA

Habrá Mundial de futbol en Puebla

La ciudad recibirá a más de 40 mil personas por el desarrollo de este magno evento internacional

Published

on

Coincidiendo en acciones para promover e impulsar el deporte, Luis Miguel Barbosa Huerta, Gobernador del Estado de Puebla; Eduardo Rivera Pérez, Presidente Municipal y Eduardo Fabián Canaveris Ferraz, Presidente de la Federación de América de Fútbol 7 Internacional, firmaron el convenio para presentar a Puebla Capital como sede oficial del FIF7 World Cup 2023 y FIF7 Club Championship 2023.

En este sentido, Miguel Barbosa Huerta, Gobernador del Estado celebró la organización de esta justa mundial deportiva que se efectuará en 2023: “compartiremos siempre con tu gobierno este tipo de acciones que impulsan un mejor estado de bienestar”, comentó.

Por su parte, Eduardo Rivera Pérez, Alcalde de Puebla, señaló que este evento de talla mundial generará una derrama económica importante en el municipio, así como presencia de turismo nacional e internacional. Participarán países como Brasil, España, Argentina, Italia, Rusia, Uruguay, Colombia, Suiza y México, entre otros, con equipos tanto en categoría varonil y femenil.

“Realizar el Mundial de Futbol 7 en Puebla es una acción que se suma a todas las estrategias que estamos emprendiendo por el deporte, por la reactivación económica y por el turismo. El deporte tiene el poder de transformar el mundo, de inspirar, de unir a la gente y de derribar barreras”, apuntó Rivera Pérez.

En tanto, Eduardo Canaveris en su carácter de Presidente de la Federación de América de Fútbol, aseguró que Puebla cuenta con todas las condiciones para recibir la copa del mundo, además de ofrecer a las y los deportistas una experiencia única.

Se estima una asistencia de más de 40 mil personas a los partidos presenciales que se llevarán a cabo en las instalaciones del Centro Expositor de Puebla en agosto de 2023, donde se habilitarán dos canchas deportivas oficiales de FIF7, que tendrán la capacidad para recibir a tres mil y mil 500 asistentes.  

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021