Connect with us

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

El terror corporal de Titane se llevó la Palma de Oro

La película de Julia Ducournau, “Titane”, impactó en su paso por el Festival de Cine de Cannes llevándose el máximo trofeo

Published

on

Así, para resumir, podríamos decir que “Titane” se abre con la escena de una niña que viaja en coche con su padre. Pero enseguida, por los gestos y la expresión de la pequeña, vemos que algo no está bien, y ese algo no hará más que empeorar cuando ambos sufran un accidente automovilístico del que la niña sale particularmente malparada, con una placa de titanio insertada en el cráneo.

Años después, nos reencontramos con ella, Alexia, convertida en una suerte de go-gó del salón del automóvil tuneado, ahora encarnada por una titánica Aga­the Rousselle –en su primer papel, y gran revelación del filme–, que derrocha sensualidad cuando se frota contra la chapa de los coches, pero con severas dificultades para relacionarse con humanos, ya sean hombres o mujeres.

Las consecuencias de todo esto, que pasan por matar al padre y de paso a una madre poco más que invisible, la llevarán a buscar, y contra todo pronóstico encontrar, un sucedáneo de amor paterno en la figura de un bombero (el veterano Vincent Lindon) que ha perdido a su hijo, desaparecido desde hace diez años.

Quizás les parezca que les hemos contado demasiado, pero “Titane”, que inicia a toda velocidad, es mucho más que todo esto, una carretera de curvas peligrosas, aunque con un emocionante clímax final. Julia Ducournau, la directora se muestra de acuerdo: “Titane tiene que vivirse como una experiencia. Cuando la escribí, muy pronto abandoné la idea de una estructura al uso, en actos, y la concebí de manera mucho más orgánica, para que nos precipitara en las tinieblas, y acabara elevándonos hacia algo más bello, sagrado, glorioso”. En esa persecución de las emociones no faltan escenas violentas, ese tipo de violencia muy cinematográfica, que resulta tan dolorosa como liberadora para el espectador.

Y es una violencia que tiene todo el sentido del mundo, si pensamos en ese algo de la primera escena, que se presta a diversas interpretaciones. Para la directora, no tiene nada que ver con el abuso, el incesto o la pedofilia, una lectura en la que, sin embargo, encajan todas las piezas del relato: “No eres el primero que me lo dice. Pero creo que no ha habido incesto, ni violación, al menos no la escribí, ni dirigí, desde ese punto de vista, aunque a posteriori entiendo que se pueda llegar a esa conclusión. Para mí solo es una mujer que sufre porque su padre la ignora completamente”.

No quería dar explicaciones psicológicas, simplemente quería mostrar una mujer que fuera capaz de una ­violencia extrema sin más, porque creo que todavía hoy en día cuesta aceptar un personaje femenino violento, y quería demostrar que no por ser mujer iba a ser menos imprevisible y destructiva que un hombre, ya que la violencia humana no solo forma parte del universo ­masculino”.

Vincent Lindon, Julia Ducournau y Agathe Rousselle en Cannes. Foto: Getty Images

Quería mostrar una mujer que fuera capaz de una ­violencia extrema sin más, porque creo que todavía hoy en día cuesta aceptar un personaje femenino violento”, Julia Ducournau.

Estaríamos tentados de decir que “Titane” es transgénero, ya que Alexia se transforma en Adrien, pero Ducournau huye de las etiquetas: “No es una cuestión de transidentidad, ella no lo vive para nada así, solo lo hace para esconderse, sin ningún tipo de autocuestionamiento en ese sentido. Admito que, cuando escribo, me aplico a derribar sistemáticamente los estereotipos de género, porque me gusta que mis personajes aparezcan donde menos se les espera”.

La Palma de Oro para Titane es motivo de alborozo. Es importante que el más alto reconocimiento cinematográfico recaiga en un artefacto explosivo, para que el mundo del cine no se duerma en sus laureles.

Con información de La Vanguardia

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Los 7 súper autos de Los Soprano

A través de seis temporadas, esta familia de mafiosos usó los autos más caros y clásicos del mercado.

Published

on

Si hay algo que valía la pena ver en la tele entre 1999 y 2007 era la serie Los Soprano, creada por David Chase. Esta joya recibió inmejorables críticas y cosechó una legión de fans en todo el mundo que, tras su final, guardaban la esperanza de que alguna vez se retomase. Una remota expectativa que se desvaneció con la repentina muerte de su protagonista, James Gandolfini.

Los Soprano fue la primera serie de un canal por cable en recibir una nominación al Emmy, que se extendieron a 16. Ahora que llegó a los cines Santos criminales, una precuela centrada en la juventud de Tony Soprano, protagonizada por Michael Gandolfini, hijo de James Gandolfini, recordamos los autos más destacados que aparecían en la serie.

Cadillac Escalade ESV

El Escalade blanco de Tony Soprano es el coche que más aparece en pantalla. Se estrena en el capítulo In Camelot de la 5ª temporada, reemplazando al Escalade negro que el protagonista había tenido brevemente hasta que queda destrozado en un accidente.

El Cadillac Escalade se ha convertido en un must entre el star system de Hollywood y muy particularmente entre la comunidad vinculada al rap. Poder y lujo con diseño icónico, tecnología innovadora y un motor V8 de 6,2 litros y 420 caballos. Respecto a su suspensión, monta de serie la ‘Magnetic Ride Control’ de Cadillac, el sistema de suspensión más rápido de reacción en el mundo.

En el exterior cuenta con nuevos grupos ópticos delanteros que cuentan con luz de tipo LED, así como una parrilla y nuevos ajustes de las puertas en la carrocería para mejorar la aerodinámica y minimizar el ruido que se cuela en el habitáculo.

El Cadillac Escalade ESV con el que el protagonista de Los Soprano se paseaba en la serie de televisión salió a subasta pública.

Cadillac DeVille

Este coche pertenece al padre de Tony, Johnny Boy Soprano. Dado que Johnny ya ha muerto durante el trascurso de la serie, el automóvil se ve a través de flashbacks en la 1ª y 2ª temporada. Johnny lo usa durante una persecución con la policía. También se le ve conduciendo por Nueva Jersey usando ese mismo automóvil. En otra escena, se puede ver a un joven Tony Soprano jugando alrededor del DeVille en el vecindario.

Cadillac DeVille fue una línea de automóviles de lujo desarrollados por la compañía estadounidense, bajo cuyo nombre se fabricaron durante más de 50 años (desde 1959 hasta 2005) berlinas, como el Sedan De Ville, coupés o descapotables. En cuanto al motor, un V8 desarrollaba 340 CV de potencia.

Chevrolet Corvette C6

Este es el coche que hace reflexionar a Carmela sobre su propia vida. No puede soportar el hecho de que su amiga Angie Bonpensiero lo haya comprado con su propio dinero, mientras ella tiene que recurrir a su marido para que le compre cosas. Después de la muerte de su esposo Big Pussy, Angie se convierte en una emprendedora de éxito, dirigiendo con éxito el negocio Pussy’s Auto Body, asociándose además con Patsy Parisi y Benny Fazio. Algo que le permite vivir una vida cómoda.

El Corvette C6 relevaba en 2005 a la quinta generación del deportivo, que como ya vimos, había sufrido un importante rediseño en todas las áreas. Desde el nuevo bastidor, fabricado con un nuevo método, hasta la nueva familia de motores LS.

Foto: Getty Images.

Su versión base estrenaba el nuevo motor V8 LS2, una evolución del nuevo LS1 de aluminio de 5.7 litros que elevaba su cubicaje hasta los 6.0 litros y su potencia hasta los 405 CV, solo 5 caballos menos que el LS6 de la anterior versión C5 Z06.

Chrysler 300

Este Chrysler es propiedad del componente de la familia criminal DiMeo, Benny Fazio.

El Chrysler cuenta con un motor V8 de 5,7 cilindros con 340 CV (250 kW) que no escatima en potencia, aunque implica un consumo de combustible considerablemente alto con un promedio de 12 litros.

De forma opcional se ofrecen otras tres versiones de motores: un motor a gasolina V6 de 2,7 litros (193 CV), el motor V6 de 3,5 litros (249 CV), y un diesel de inyección directa “Common Rail” de 3,0 litros con filtro de partículas diésel de serie.

Ford Thunderbird

Gracias a la generosidad del sobrino de Tony Soprano, Christopher Moltisanti, su prometida, Adriana La Cerva adquiere un Thunderbird para ir entrenándose en su condición de futura esposa de la mafia. El coche aparece un par de veces en las temporadas 4ª y 5ª. No está claro qué le sucede al vehículo después de que Silvio Dante castigase sin piedad a Adriana por ser un informante.

El Thunderbird es un lujoso modelo deportivo inicialmente de dos plazas (aunque en 1958 se le incorporó una segunda fila de asientos) que la compañía estadounidense Ford Motor Company comenzó a fabricar en 1955. Debe el nombre de Thunderbird (Pájaro de Trueno) a la mitología india de Arizona y Nuevo México, según la cual esta ave de grandes alas batientes dominaba el cielo y era el responsable de los vientos y truenos que desencadenaban las tormentas del desierto que proporcionaban el agua necesaria a los indígenas que habitaban las zonas desérticas.

Años más tarde se conocería también por su abreviatura T-Bird y desde su salida al mercado, rápidamente empezó a hacerle sombra al Corvette y al Cadillac. Juntos, los tres modelos conforman el triunvirato de los clásicos americanos de los años 50 y primeros 60.

Hummer H2

Christopher Moltisanti compra esta fiera motorizada en la temporada 5ª. Parece que la valora mucho por cómo reprende a Tony Blundetto por poner los pies en el tablero, alegando su elevado precio. El joven mafioso vuelve a aparecer en el club BaDA Bing con el Hummer cuando se enfrenta a Tony Soprano con motivo de su supuesto romance con su prometida Adriana.

GM lanzó al mercado la primera generación del Hummer H2 en 2003 con un motor de gasolina V8 de 6,0 litros que desarrollaba 236 kW (321 CV). La tracción integral, el control de tracción y el bloqueo del diferencial en el eje trasero eran los elementos que hacían posible la marcha suave de este SUV de lujo sobre el terreno. El Hummer H2 contaba con un cambio automático de cuatro velocidades. En principio, no se había previsto una tercera fila de asientos.

Maserati Coupé

El gánster neoyorquino Johnny “Sack” Sacrimoni compra este atractivo modelo en la 5ª temporada para celebrar su ascenso a jefe de la familia criminal Lupertazzi. Pero su reinado dura poco, ya que es arrestado y condenado a una larga pena de prisión. Para evitar que el FBI confisque sus activos, su esposa, Ginny, vende algunos de ellos. Entre ellos, coloca el Maserati a Christopher Moltisanti, que lo compra por 25.000 dólares, aunque Sack asegura haberlo comprado por 99.000 dólares.

Cuenta con un motor F136 R V8, el cual se había visto con anterioridad en modelos de Ferrari. Por la parte de la transmisión manual, es de 6 velocidades tal y como es habitual en coches usados similares.

Los conductores tienen capacidad para configurar el vehículo en distintos modos de acción, siendo fácil cambiar entre ellos para tener acceso a un nivel personalizado en cuanto al uso de la suspensión.

Con información de GQ

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Las mejores películas de Navidad de Amazon Prime

Published

on

Desde peliculones premiados por la Academia, hasta pecados culposos, aquí las mejores películas navideñas que encontrarás en Amazon Prime. Ponlas mientras preparas el pavo o te recuperas de las desveladas de las posadas.

Matar a Santa

Si algo tenemos que decir de esta película es que es única. Plantea una visión realista de Santa Claus como un viejo gruñón al que le cuesta llegar a fin de mes dada su “generosidad”. El problema viene cuando un niño malo y repelente contrata a un sicario para que lo localice y lo mate tras haberle dejado carbón.

Love Actually

Clásico entre los clásicos navideños, estas historias cruzadas la mar de inglesas, de románticas y de divertidas forman el verdadero imprescindible de cada año.

El Grinch

Jim Carrey se metió en la piel de este ogro que quiere acabar con la Navidad y acaba entregándose a ella. Carrey está tan bien que podría haberlo hecho hasta sin maquillaje.

Fanny y Alexander

Clásico inmortal y último Oscar de Ingmar Bergman que tiene tanto montaje de largometraje como de serie de cuatro capítulos. En cualquiera de sus formas, cuenta la historia de cómo se deshace y rehace una familia entre una y otra Navidad.

Cuento de Navidad

Otro clásico que hay que ver al menos una vez en la vida. La adaptación británica de 1951 sigue siendo la que mejor capta el espíritu de la novela de Charles Dickens.

El hombre que inventó la Navidad

Si ya conoces Cuento de Navidad, quizás te interese descubrir cómo y por qué la escribió un Dickens ahogado por las deudas y rodeado de recientes fracasos. Pues esta es la historia del hombre cuya obra marcaría la Navidad más que cierto gordo de la Coca-Cola,

Last Christmas

Ver a Emilia Clarke siempre es un sí, pero si encima tenemos ganas de una tontorrona comedia romántica navideña pues mejor que mejor.

Navidad sangrienta (Black Christmas)

La traducción del título al castellano hace que se pierda parte del doble sentido que tiene esta revisión racial y feminista del clásico del terror navideño de 1974 del mismo título. Todo un slasher en torno a una sororidad universitaria que celebre una última fiesta antes de Navidad.

The Holiday (Vacaciones)

Cameron Diaz, Kate Winslet, Jude Law y Jack Black son las cuatro principales estrellas de este drama romántico entre Navidad y año nuevo, que mezcla historias y protagonistas con encantador resultado. Sin duda, una de las pocas comedias románticas navideñas con verdadero relumbrón hollywoodiense.

A casa por Navidad

Catherine Bell es toda una mítica de los telefilmes navideños y aquí encarna a una soltera que se enamora de un soldado en plenas fiestas. El problemón está en que su padre también era soldado y murió de servicio, por lo que a su señora madre la unión no le hará ninguna gracia.

El aprendiz de Papá Noel y el copo de nieve mágico

Película de animación francesa ideal para aquellos que han devorado ya todos los clásicos de Disney o Dreamworks. Cuenta la historia de un niño que hereda la responsabilidad de ser el nuevo Papá Noel a la edad de solo 7 años.

La Navidad de una adicta a los zapatos

Esta vez estamos ante otra persona que odia la Navidad, solo que es consumista hasta rabiar. El problema surge cuando se queda encerrada en Nochebuena en un centro comercial y se le presenta su ángel de la guarda para mostrarle, lo habéis adivinado, a sus fantasmas de las navidades pasadas, presentes y futuras.

Con información de Squire

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Encuentra lo extraordinario en lo ordinario con esta película japonesa

“La ruleta de la fortuna y la fantasía” narra tres historias de mujeres en formato cuento.

Published

on

Para los japónofilos y cinéfilos, Ryûsuke Hamaguchi ya es un nombre conocido. Degustar su cine delicado, observador, natural, construido con diálogos exactos, es viajar a Japón. Y ahora que aún echamos de menos poder viajar de verdad al país, nos consolamos con dejarnos llevar durante dos horas por las tres historias que componen su pequeña gran obra maestra, “La ruleta de la fortuna y la fantasía”.

Esta cinta se colocó como una de las grandes sensaciones de la última Berlinale y, posiblemente, fue la mejor película proyectada en la 69ª edición del Festival de San Sebastián. Hamaguchi divide, al estilo literario, el tiempo en pantalla en tres capítulos de unos 30 minutos cada uno, donde el director invita a encontrar lo extraordinario en lo ordinario y a valorar el azar, las coincidencias y las oportunidades.

El tríptico de fábulas arranca con Magia (o algo menos reconfortante). Dos amigas en un taxi de camino a casa después de una jornada de trabajo hablan sobre un fortuito encuentro que, inesperadamente, se convierte en un triángulo amoroso. “Es la introducción al concepto de azar” según Hamaguchi. Un azar caprichoso que puede tener muy diferentes consecuencias dependiendo de las elecciones tomadas después por cada uno. Porque el azar por sí solo no tiene la culpa de todo lo que nos ocurre.

En la segunda historia, titulada “Una puerta abierta de par en par”, nos muestra el lado más oscuro del azar. Sí, porque la casualidad no es la única culpable, pero a veces nos guarda crueles sorpresas. Un despiste, un desliz, una serie o solo un par de catastróficas desdichas. En este caso, es un intento fallido de seducción, una trampa que se vuelve en contra de la protagonista que acaba abriéndose de par en par al que iba a ser su víctima.

La tercera, “Una vez más”, es la cara opuesta del azar, su lado más luminoso. Una de esas felices coincidencias de la vida. En una estación de tren, la de la ciudad de Sendai, dos mujeres creen reconocer en la otra a una antigua compañera de instituto. Después de más de 20 años sin verse, se equivocan, no son quien la otra cree ser, pero en ese malentendido encuentran entendimiento, reavivan recuerdos y descubren unos oídos y ojos extraños que las escuchan y las observan de verdad por primera vez en mucho tiempo. 

Tokio como testigo

Hamaguchi elige como escenario de sus historias grandes urbes. En concreto, vemos Sendai, en la prefectura de Miyagi, una gran ciudad al norte de Tokio. Un espacio en el que estas casualidades quizá tienen menos probabilidad de ocurrir, pero por eso son más sorprendentes y definitivas para interrumpir nuestra rutina.

Grandes ciudades en las que encuentra momentos y rincones de paz (en un taxi, en una oficina, un café, una casa) para el diálogo natural de sus personajes. Muchas ganas de ir a Japón. Y mientras no podamos ir, Hamaguchi nos lo trae.

Con información de Traveler

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021