Connect with us

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Doom Patrol, los superhéroes que sí queremos

Published

on

(No hay spoilers)

Por Carlos Peregrina

Allá por finales de la década de los setenta, mi mamá me regaló una novela gráfica de Superman. Todavía no sabía leer, porque tenía entre cuatro o cinco años (perdón por no recordar con precisión, pero fue en esa época) aún así solo con las puras imágenes del cómic entendía perfectamente qué era Kriptón, quién era Jor-El y Kal-El.

Se había estrenado en el cine la película de Superman con Christopher Reeve y Gene Hackman que nos llevaron a verla, mi mamá y una amiga suya, a mi hermano, a mí y a otros niños que eran sobrinos de la amiga de mi madre. Todos los niños salimos eufóricos: alguien con superpoderes volaba y le ponía en su madre a todo aquel que se portara mal.

Llegaron los años ochenta y coleccionamos Spider-man, Diabólico, y cuando se podía algunos ejemplares de Los Cuatro Fantásticos. El bien contra el mal.

Queríamos ser como los buenos, que siempre ganaban, pero la primaria siempre fue un espacio de terror en el que por más que lo intentabas no eras de los buenos, no llegabas a ser cualquier integrante de Los Vengadores. Eras todo lo opuesto. Y tus sueños con ser Superman, cada vez se esfumaban. 

Si no sacabas buenas calificaciones eras un anormal, si eras más distraído eras un mal alumno, mal ejemplo, un pendejete, un niño problema. Al llegar a la secundaria, sabías que eras un poco anormal a diferencia de la mayor parte de tus compañeros de salón, por lo que la solución era caer en un valemadrismo, divertirte y al mismo tiempo caer en serias depresiones porque te sentías solo. No empatizabas con tus padres, te interesaba más ir a la escuela a divertirte, pero no eras un buen estudiante, así que no encontrabas el rumbo.

Superman y todos los héroes de los cómics ya no eran tus mejores aliados, ahora era el pequeño Alex de Naranja Mecánica, Vito y Michael Corleone, Darth Vader, Hanibal Lecter, el protagonista de Tarde de Perros interpretado por Al Pacino, preferías ver solo Rambo 1 -las demás son una porquería- porque veías a un cuate destrozando un pueblo norteamericano porque tenía demasiados traumas.

Los villanos no eran perfectos, venían de la frustración, de los errores, no creían en esos personajes que utilizan frases positivistas y detestan el “eres pobre porque quieres”. No es que te volvieras malo, es que al menos sabías que el villano era inteligente y, por lo menos, no era perfecto, era alguien con dolor en su pasado.

Los superhéroes de Marvel se volvieron, entonces, predecibles. Siempre triunfaría el bien contra el mal. Esos personajes son moralistas, su conducta se basa en una idea judeo-cristiana, combaten a los morenos, a los negros, a los árabes, rusos, nazis, y si, se pudiera, ayudan a la CIA a combatir a los enemigos del “American way of life”.

El sueño americano que nos dice todos los días qué comer, qué hacer, qué ver, qué consumir y nos pone como algoritmos que dirige nuestros gustos sin que nos demos cuenta de que hemos perdido nuestro libre albedrío. Esa forma de vida que nos pone enfrente una zanahoria que nunca vamos a alcanzar y que solo metemos dinero para perder la apuesta.

Llenan las salas de cine los superhéroes perfectos porque así se reafirma que siempre habrá un bien contra un mal. Porque ahí todos son perfectos.

De pronto, en la historia del cómic, comenzaron a romper esos paradigmas. El propio Batman que crece como un señor oscuro y que siempre querrá vengar la muerte de sus padres; Watchmen que los héroes no tienen superpoderes, excepto uno, el doctor Manhattan, los demás son personajes que incluso apoyan al gobierno de Nixon para exterminar vietnamitas a costa de lo que sea.

The Boys que es la crítica a la cultura del superhéroe, a las religiones cristianas, a la Cienciología como aliada de Hollywood, al militarismo norteamericano, y que los villanos resultan ser los héroes, porque ellos al menos tienen una razón para acabar con los que abusan de sus superpoderes.

Y finalmente llegamos a Doom Patrol. Confieso que nunca había leído el cómic y solamente tenía referencia por Titans y por algunas imágenes de Cliff, el cerebro incrustado en un robot. Descubrí, además, que antes de X-men, salió esta patrulla y que hay quien argumenta que la de Marvel fue un plagio a DC, pues antes de los mutantes estaban estos personajes locos, anormales, freaks, estrellas de circo, que tratan a como dé lugar salvar el mundo.

En 2019, la cadena de televisión HBO presentó por primera vez Doom Patrol, y al menos en México, no se le ha dado la importancia a esta obra de arte de los comics adaptados a la pantalla, así que en breve se convertirá, como Watchmen, en una serie de culto.

Doom Patrol cuenta la historia de cuatro personajes que están quebrados por su pasado, todos tienen frustraciones, miedos, culpas, errores, vergüenzas. Viven entre la humillación y el abandono, malos no son, pero no son buenos al cien por ciento, son simplemente humanos que van descubriéndose así mismos para armar sus propios rompecabezas y no perdonarse, sino más bien darse a ellos mismos un significado de vida.

Además de que hay un humor negro digno de aplaudirse, la producción es de primera, las actuaciones se llevan un diez de calificación, la música, la serie poco a poco se irá integrando a ti y conocerás a un personaje llamado Dany que es una calle, y que no tiene sexo, ahí verás que es ese espacio en el que siempre has deseado estar porque nadie te va a juzgar por lo que eres ni por cómo piensas, solo será alguien que te abrirá los brazos para que actúes como realmente eres tú.

No puedo seguir este texto, sin dejar de admirar la historia de Doom Patrol, una historia perfecta, bien contada, bien actuada que, en momentos, también te romperá el corazón, porque todos los que hemos vivido una vida sabemos que tenemos los mismos traumas, conflictos, miedos que esos superhéroes que apenas están descubriendo quienes son en el fondo y por qué son como son.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

La vida de Van Gogh en 7 películas

Published

on

Cada pintura de Vincent Van Gogh es una pista para descifrar su personalidad y su vida, pero si quieres conocerlo mejor, saber por qué se cortó la oreja, dónde pintó La Noche Estrellada y cómo murió, te recomendamos que disfrutes estas películas que abordan diversas circunstancias de su vida y que, quizás, nunca terminarán por ser esclarecidas.

El cine ha intentado hacerle justicia ya que durante muchos años fue un desconocido, de hecho, se consideraba a sí mismo un fracasado pues en vida logró vender apenas una obra y murió sin saber lo famoso que sería. Sólo el paso del tiempo fue capaz de dar valor a las creaciones que, aún décadas después de su muerte en 1890, permanecieron ocultas.

A pesar de que solo trabajó durante 10 años, desde los 27 hasta su fallecimiento prematuro a los 37 años, Van Gogh fue increíblemente prolífico. Produjo más de 900 pinturas y muchos más dibujos y bocetos, lo que significa casi una nueva obra de arte cada 36 horas.

Estas son las películas que han intentado reconstruir la historia de Vincent van Gogh:

https://g

Van Gogh, en la puerta de la eternidad (Francia, Estados Unidos, 2018)

Nominada al León de Oro del Festival de Cine de Venecia en el 2018, Van Gogh, en la puerta de la eternidad evoca los días que el artista neerlandés pasó en Arles, ciudad francesa cuyos paisajes, además de inspirar gran parte su obra, fueron testigos de la ambivalente relación que entabló con el pintor Paul Gauguin. El filme, dirigido por Julian Schnabel, también explora sus últimos días de vida en Auvers-sur-Oise, Francia, envuelto en sus problemas mentales, pero respaldado por la fraternidad de su hermano menor Theo.

The Eyes of Van Gogh, (Estados Unidos, 2005)

A través de la cámara subjetiva, Alexander Barnett, escritor y director de The Eyes of Van Gogh, especula en torno a la cruda visión que Van Gogh pudo tener del mundo tras su dolorosa relación con Paul Gauguin y durante los doce meses que el pintor neerlandés pasó en un manicomio de manera voluntaria. Este filme es una evocación vívida de los pensamientos y sentimientos que pudieron marcar ese periodo en la vida del artista.

Cartas de Van Gogh, (Reino Unido, Polonia, 2017)

Escrita y dirigida por la cineasta polaca Dorota Kobiela y el director inglés Hugh Welchman, Cartas de Van Gogh es un hito del cine animado, pues es la primera película hecha a partir de pinturas al óleo. En 65 000 fotogramas de cuadros al óleo, este filme narra la encomienda que tiene Armand, hijo mayor de la familia Roulin, de entregar a Theo Van Gogh la última carta escrita por su hermano Vincent. En su travesía, Armand  se encuentra con personas que convivieron con el artista en sus últimos días, y cada testimonio lo lleva a escrutar las circunstancias en las que el artista neerlandés murió.

Vincent y Theo, (Reino Unido, 1990)

Producida originalmente para la televisión inglesa en 1990, Vincent y Theo se popularizó en su formato cinematográfico. El filme, protagonizado por Tim Roth, se centra en los altibajos de la dupla Van Gogh: conformada por el pintor postimpresionista y su hermano menor, Theo, cuya relación estuvo siempre marcada por el explosivo temperamento de Vincent y la devoción que Theo le tuvo a él y a su obra. Este filme, dirigido por Robert Altman, desdobla las personalidades de los dos Van Gogh, tan antagónicas como complementarias.

Sed de vivir, (Estados Unidos, 1956)

En 1956, la exitosa novela biográfica Sed de vivir, escrita por Irving Stone, tuvo su adaptación cinematográfica, protagonizada Kirk Douglas, cuya actuación le valió una nominación al Oscar como mejor actor. El filme homónimo, dirigido por Vincente Minnelli, compendia los fallidos intentos de Van Gogh por sostenerse económicamente, sus lastimosos romances, su pasión por la pintura, el encuentro con los impresionistas en París y algunos de los episodios más duros de su inestabilidad mental que marcaron sus últimos años de vida.

Van Gogh, (Francia, 1991)

Dirigida por el cineasta francés Maurice Pialat, Van Gogh se sitúa en la primavera de 1890, fecha en la que el artista llegó a Auvers-sur-Oise, ciudad francesa donde le aguardaban sus últimos 67 días de vida. Este periodo de tiempo estuvo marcado por el desprecio a su propia obra; la cariñosa amistad que entabló con el doctor Paul Gachet; los lazos románticos que tuvo con la hija del médico, Marguerite Gachet, y con Cathy, una prostituta parisina; así como los conflictos que rodeaban su relación con su hermano Theo y su esposa Johanna. Van Gogh es también reflejo de la constante obsesión del pintor por plasmar en colores su visión de la realidad.

Vincent y yo, (Canadá, 1990)

El legado de Van Gogh, mucho más allá de inspirar lúgubres películas biográficas, ha sido fuente de inspiración para muchos creadores, pero también ha alimentado la ambición de muchos estafadores. En su película Vincent y yo, el director australiano Michael Rubbo se amarra a estos sucesos para dar vida a la historia de una joven que sueña con conseguir una beca para estudiar arte y convertirse en una gran pintora como su ídolo, Van Gogh. Pero antes debe perseguir a un comerciante de arte que ha puesto a la venta, por millones de dólares, los dibujos de la joven, anunciándolos como “los primeros dibujos de Van Gogh”. Mediante la fantasía y la aventura, Vincent y yo evoca el pasado y el presente en torno a la figura del mítico pintor postimpresionista.

Con información de GatoPardo

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

El cine emblemático de Puebla que terminó proyectando películas porno

Published

on

Así como La Catedral, los Fuertes de Loreto y Guadalupe, la inoperante Rueda de la Fortuna -que costó más de 400 millones de pesos-, la fuente de la China Poblana, el cine Colonial que se ubica entre 11y 13 Norte sobre la 2 Poniente, es uno de nuestros símbolos arquitectónicos y culturales. Qué contrariedad, porque en ese teatro, llamado por muchos “El Colotas” sólo exhiben películas pornográficas o XXX (tres equis), hay parejas que entran al segundo piso para acostarse en camastros y muchos de los que llegan ahí, lo hacen para conseguir pareja si están en el primer piso y es que en ese cine hay para todo tipo de gustos y necesidades.Lo que suceda en el Colonial se queda en el Colonial.

En México existen edificios que en su momento fueron grandes obras arquitectónicas y que ahora lucen abandonados o se han convertido en espacios comerciales que no dejan apreciar las estructuras y los detalles.

Este es el caso del Antiguo Cine Colonial, y cuya reputación ha causado gran polémica a lo largo de su historia. Aunque su fachada provoca admiración pues nos da una idea de cómo fue en sus inicios.

El cine fue propiedad de los hermanos Antonio y Manuel Arellano y celebró su inauguración el 2 de agosto de 1941 teniendo como invitados a importantes representantes de la sociedad poblana entre ellos el gobernador, Gonzalo Bautista Castillo y artistas como Pedro Armendáriz. Las funciones de matinée eran las más concurridas, el cine recibía a parejas, estudiantes, familias completas de las que antes existían, de 10 a 15 integrantes. Como en ese entonces muchos hogares no tenían televisión, el cine proyectaba cintas con diferentes temas: deportivos, educativos, religiosos y por supuesto, las películas de la época de oro del cine mexicano.

Este fue el cartel con el que se inauguró aquel espacio:

Debido a la llegada de los Multicinemas, El Colonial vivió su decadencia. Actualmente esta joya de la arquitectura poblana es conocida por presentar películas de contenido sexual.

Cuando caminas en su acera es inevitable voltear a ver la fachada la cual aún conserva algunos detalles de la arquitectura colonial. Desde las escaleras puedes apreciar su cartelera que anuncia películas como Gozo en el pozo, Operación Play Girl y Tetanic; por solo 40 pesitos se pueden ver 3 películas.

En su interior se respira un olor a humedad y madera vieja. La sala que algún día fue un importante punto de reunión social ahora luce con 300 bancas viejas y sucias, las instalaciones están totalmente descuidadas, la sala principal es como un patio antiguo techado, con balcones recubiertos con herrería fina.

Con la oscuridad, algunas personas prefieren no sentarse y quedarse de pie, tal vez en busca de algún amor improvisado. Otras ocupan más de dos asientos para disfrutar de la función. La pantalla no tiene buena nitidez y el único sonido envolvente que existe es el de algunas personas que emiten murmuros, gritos y gemidos. Tiene su área VIP que se encuentra en la parte superior y solo recibe a parejas heterosexuales.

Eso sí, hay reglas. No está permitido el acceso a mujeres que asistan sin acompañante, no se puede fumar en su interior, y constantemente hay una estricta vigilancia.

Fue a principios de los años ochenta que el Colonial dejó de ser un cine familiar, pertenecía a la vieja operadora de Teatros y comenzaron a proyectar películas de ficheras para posteriormente películas con clasificación tres equis.

Al inicio de los años noventa era un reto ser estudiante de alguna preparatoria y colarse al cine. Una vez adentro ya nadie quería sentarse en los sillones porque podrían imaginarse lo que había ahí.

Es quizá el único cine-teatro que data del siglo pasado y que mantiene su estructura como cuando fue inaugurado, pues el Cine Reforma se convirtió en Elektra, el Variedades y el Coliseo son tiendas de telas, el cine Puebla, majestuoso por sus murales en los costados terminó remodelado y como parte de Cinemex, el cine México desapareció y muchas otras salas que fueron parte de la sociedad poblana.

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Ya llegó su Pachucotee, conoce quién fue Tin Tan

Published

on

Hace unos meses el rock mexicano tuvo una pérdida importante con el fallecimiento de “Sax”, el saxofonista del grupo Maldita Vecindad y los hijos del Quinto Patio. Para quienes disfrutamos las rolas de esta banda podemos identificar “Pachuco” una canción de protesta que reivindica a todo aquel que se siente discriminado por su vestimenta y sus gustos musicales. Con la entrada tan majestuosa de Sax este himno hace recorrer la sangre por las venas al mil. No podrás creer la energía que se siente al escucharla.

A finales de 2005, el grupo mexicano Maldita Vecindad sacó a la venta un álbum homenaje llamado Viva Tin Tan que formó parte del renacimiento y revalorización del cómico en la actualidad. Seguro entre los sonidos tradicionales de tu calle, has escuchado la canción El panadero con el pan. Sí, es la voz del famoso Tin Tan. Ahora que ya tienes Disney Plus, también lo podrás oír doblando algunos personajes, como el famoso Baloo en El Libro de la Selva.

Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés y Castillo, conocido por todos como “Tin Tan” no solo tenía estos talentos, es una leyenda del cine mexicano, una de las figuras de la televisión mexicana que marcó toda una generación. Es recordado hasta la fecha por haber participado en más de 100 producciones cinematográficas que le dieron la vuelta al mundo, además grabó más de 90 canciones que fueron icónicas en la época dorada.

El actor se caracterizó por lograr la reivindicación de la imagen del Pachuco en México. Los pachucos eran jóvenes que vivían en la frontera norte mexicana y Estados Unidos, se les reconocía por su forma de hablar o vestimenta. Tin Tan logró cambiar la idea sobre los pachucos debido a que eran discriminados por sus mismos paisanos. Para ello, hizo uso de su gran sentido del humor que además se convirtió en uno de sus sellos más personales.

Cantante, bailarín, poeta y loco

Cómo olvidar aquellos pasos de baile de Tin Tan, era un gran bailarín en cualquier género musical. Una de sus características principales y más elogiadas fue su capacidad para fusionar géneros musicales y su habilidad para hacer improvisación, estilo que importó del jazz estadounidense y que aderezó con su particular modo para interpretar piezas de swing y boogie boogie en varias de sus primeras películas y logrando rasgos que años más tarde explotaría el rock and roll nacional.

Qué relación tuvo con los Beatles

Dice la leyenda que entre las personalidades invitadas por los Beatles para aparecer en la portada del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (en 1967) estuvo el actor Germán Valdés “Tin Tan”.

El actor tenía una relación fraterna con el baterista de los Beatles, Ringo Starr. Quienes, al parecer, se conocieron a la mitad de los sesenta en Los Ángeles. Cuentan que el cómico más querido de México declinó la invitación, pero en su representación envió una artesanía del Estado de México, en concreto, un “árbol de la vida”, del municipio de Metepec. Si buscas detenidamente en la portada, lo encontrarás.

Lo perdió todo

Todos lo catalogaban como una persona muy generosa que no dudaba en ayudar a su prójimo cuando veía que tenía problemas de dinero. Es así como otorgaba prestamos que a veces no le devolvían.

A pesar de que fue el protagonista de un sinfín de películas, el actor tuvo que afrontar en su vida diversos inconvenientes económicos.

Con la finalidad de ahorrar y no gastar, decidió conceder parte de sus propiedades a la firma que le pertenecía a Joe Manny. Tin Tan perdió gran parte de su fortuna luego que el magnate norteamericano perdiera la vida en un accidente aéreo.

Todo ello lo llevó al actor a entrar en un juicio con la finalidad de saber si podía recuperar sus ahorros, pero su suerte siguió jugándole mal, pues, presuntamente no lo logaría y continuaría perdiendo terrenos.

Transcurría 1966 cuando el actor perdió una finca que tenía en San Ángel y donde vivía junto a su familia, y al poco tiempo también le embargaron su propiedad que tenía que Acapulco. Él también pedía financiamiento para sus películas y que en algunas ocasiones se endeudaba o terminaba en juicios por no poder cubrir los gastos. Producto de ello, en 1969 fue encarcelado por cinco horas.

Su muerte

Mucho antes de fallecer se conoció que Tin Tan padecía de hepatitis, lo que generó un cáncer de páncreas; sin embargo, el actor murió sin saber que padecía esta enfermedad.

Su hermana Guadalupe Valdés junto a su esposa, Rosalía Julián, no quisieron darle la noticia para evitar que esto pudiera mortificarlo. Esto ayudó al actor a que pasará sus últimos días feliz junto a su familia, sin preocupaciones debido a su situación económica. Poco después fallecería a causa de un paro cardiaco.

Películas que son imperdibles de Tin Tan

“El rey del barrio”

“El revoltoso”

“Calabacitas tiernas”

“El Ceniciento”

Canciones que tienes que escuchar

Bonita / El Panadero / Personalidad / Cantando en el baño / Los agachados / El Ceniciento / Enséñame tú / Contigo / La gloria eres tú / Piel Canela / Palabras Calladas

Con información de: Depor.com

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021