Connect with us

PUEBLOS MÁGICOS

Después de conocer Batopilas, tu vida no será la misma

Published

on

A veces necesitamos un viaje para quitarnos de encima todo el estrés que provoca el trabajo, las relaciones y las poses diarias. Existen destinos para pasar unas buenas vacaciones y relajar el cuerpo, pero si de verdad quieres descansar la mente y el espíritu, la opción es escapar a las Barrancas del Cobre, y sí es en soledad, mejor.

Chihuahua, el estado más grande de México, alberga tres maravillosas comunidades de la cultura tarahumara: Creel, Casas Grandes y Batopilas. Pueblos Mágicos acobijados por la majestuosa Sierra Madre Occidental que ofrecen espectaculares paisajes que te quitarán el aliento.

En lo más profundo de las Barrancas del Cobre se encuentra Batopilas de Manuel Gómez Morín, al que solo los de corazón aventurero se atreven explorar. Incluso, hay quienes aseguran que después de conocer el pueblo, su vida no vuelve a ser la misma, ¿será que son hechizados por la riqueza ancestral de la cultura rarámuri y por los majestuosos paisajes que se abren paso entre barrancos que parecen no tener fin?

El origen de Batopilas se remonta a 1632, cuando una banda de exploradores encontró en este inhóspito rincón, ricas vetas de plata, zinc y oro. Entonces, la tierra atrajo la mirada de prominentes empresarios, como Alexander Shepherd, llamado en la historia como “el padre de Washington”. El magnate hizo que Batopilas resplandeciera y fuera una de las ciudades mineras más importantes del mundo: construyó escuela, hospital y la Hacienda de San Miguel, parte de sus ruinas se aprecian cuando se camina por la ladera del río Batopilas, cuyo significado en voz rarámuri es “Río encajonado”.

Para los viajeros que emprenden el camino requerido para llegar a una de las barrancas más profundas del mundo –una travesía de dos horas por incontables curvas y desfiladeros–, resulta sorpresivo encontrar un pueblo pequeño pero bien desarrollado.

Las experiencias que se viven en Batopilas Pueblo Mágico van desde: una lunada frente una catedral abandonada, caminar sobre un acueducto de tres kilómetros de largo, practicar ciclismo de montaña entre los cañones, observar en silencio pumas, guacamayas y colibríes, admirar el pueblo desde una tirolesa y puentes colgantes, ver fibras naturales convertidas en artesanías y que cada una es diferente porque no existe la producción en serie, hasta convivir con una aldea Tarahumara que preserva su identidad autóctona fielmente. En esta última experiencia, tu manera de concebir la vida cambiará, ya que formarás parte de las actividades que los rarámuris realizan mucho antes de la evangelización como hacer largas caminatas por la barranca para cosechar naranjas o los rituales y juegos que forman parte de su sabiduría cosmogónica.

Para cualquiera de las experiencias que se desees vivir, se recomienda hacerlo en compañía de guías especializados, pues lo agreste del terreno puede provocar que te pierdas en la inmensidad de las Barrancas del Cobre.

¿Cómo llegar a Batopilas?

La mejor manera es viajando en El Chepe, el tren que cruza gran parte de las Barrancas de Cobre, desde la ciudad de Chihuahua. Se debe bajar en la estación Creel y emprender un viaje por carretera de tres a cuatro horas, aproximadamente. También está la opción vía terrestre desde la capital, el tiempo estimado de viaje es de siete horas.

Visita las Aldeas Rarámuris

Se requieren al menos uno o dos días completos para realizar esta actividad, ya que la mayoría de las veces se deben caminar hasta 12 kilómetros para encontrar uno de los asentamientos. Quizá se escuche como una distancia corta, pero ¿te imaginas hacerlo a través de las barrancas, donde todo es subir y bajar por sitios donde no hay caminos trazados, ni señalamientos?

Las aldeas no son centros de recreación, son realmente poblados que siguen preservando sus costumbres y entre los rarámuris, al menos, pocos son los viajeros bienvenidos. Incluso, la mayoría de las excursiones se hacen en compañía de guías que previamente hayan sido aceptados por la comunidad, como los de Copper Canyon Expeditions, que llevan más de 26 años realizando estas experiencias.

Cultura Rarámuri. Foto Javier Hernández Sinde

Aquí se debe mantener la mente abierta, ya que se interactúa en las actividades comunes de los pobladores, como caminar un par de horas para recolectar frutos y legumbres, en total silencio. También se pueden presenciar rituales o juegos, tal es el caso del rarajípari, reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En algunas expediciones se tienen la oportunidad de ver cómo elaboran violines y artesanías con fibras naturales, hasta dormir en sus casas y compartir los alimentos. Muchas de las actividades dependen de cuánta confianza el rarámuri tenga hacia el visitante. De inicio, resulta complicado escucharlos, pues suelen murmurar cuando están frente a un extraño, por temor a que sus secretos sean revelados.

Miradores sorprendentes

El Pueblo Mágico de Batopilas, se caracteriza por estar en lo más profundo de las Barrancas del Cobre, a una altura de 500 metros sobre el nivel del mar. Para apreciar estos paisajes vírgenes que lo rodean, hay que detenerse en el mirador La Bufa, que marca el inicio del descenso en vehículo para llegar al corazón del pueblo.

Al estar a una altura de mil 300 metros, La Bufa es la mejor zona para ver el cauce del río, algunas minas sobrevivientes y cómo la vegetación cambia por los diversos microclimas que se conjugan en la barranca, como el desierto y el bosque subtropical, que se caracteriza por sus árboles frutales.

Una manera de llegar al mirador de La Bufa es en cuatrimotos o bicicleta de montaña. El mismo recorrido incluye otros puntos de observación, tal es el caso de la Barranca de Los Plátanos con cascadas de hasta 100 metros de altura y Piedra Redonda, con pozas naturales para saltar y zambullirse. Quien lo prefiera, puede concluir el tour cerca del río Batopilas, donde se instalaron dos tirolesas y un puente colgante.

Con información de Visit México

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUEBLOS MÁGICOS

Jonotla, un tesoro escondido en la Sierra Poblana

Published

on

Este lugar es perfecto para las personas que buscan lugares poco transitados, relajados y además con una belleza natural impresionante.

Pueblo vecino de Cuetzalan, ubicado a tan solo dos horas y media de la ciudad de Puebla, Jonotla es un lugar que debe conocerse por todo lo que ofrece. En la carretera de acceso abundan las curvas y, por las tardes y muy temprano, la neblina, de tal manera que es recomendable viajar por la mañana.

Ubicado en medio de la Sierra Norte de Puebla, este pueblo encantador está lleno de tradición y cultura, e increíbles parajes de abundante vegetación, ríos y cascadas.

La Virgen del Peñón

Dicen que la fe mueve montañas y, sin duda alguna, también mueve a las personas hacia ellas, como ocurre en Jonotla. Miles de personas acuden a lo largo del año con la finalidad de visitar el Santuario del Peñón para agradecer a la Virgen algún milagro concedido o hacerle alguna petición.

La historia cuenta que el 22 de octubre de 1922, un niño de nombre Fidel Alejandro pasaba por el peñón cuando escuchó una voz femenina y música celestial, se lo comentó a su madre, quien le acompañaba, pero ella no escuchaba nada; entonces, él se acercó al peñón para averiguar de qué se trataba.

Ya en el lugar, Fidel Alejandro no encontró nada, sin embargo, antes de regresar con su madre, una parte de la roca se desprendió y en ella apareció, tallada, la figura de la Virgen de Guadalupe, el niño fijó la mirada en la pequeña imagen y, debido a la impresión, cayó al suelo desmayado.

Después de la aparición, se decidió erigir en torno a ese testimonio pétreo, empotrado al peñón, el santuario en honor a la Virgen y, desde entonces, cada 22 de octubre pobladores de la región, así como de la Huasteca y de la Costa de Veracruz, llegan para venerar a la Virgen con música y danzas diversas.

 El Balcón de la Sierra

El santuario no es el único atractivo del peñón, es posible llegar a su parte más alta, donde se encuentra el Mirador Tonacatecuhtli que, desde sus aproximadamente 800 metros sobre el nivel del mar y con una vista de 360°, permite apreciar gran parte de la Sierra Nororiental y el Río Tecolutla, y hay quienes dicen que, incluso, en días despejados, puede verse el mar.

En este punto se encuentra el Puente de las dos Culturas, una especie de puente colgante, de entre 25 y 30 metros de largo, que une a las dos cimas del peñón.

Un pueblo pequeño y tranquilo

Se disfruta caminar por las calles empedradas de Jonotla, su arquitectura es bellísima con casas de teja, faros en las esquinas y edificaciones color pastel con arcos arabescos.

Foto: Puebla.travel

En tu recorrido puedes visitar la Parroquia de Jonotla, que está dedicada a San Juan Bautista, patrono del municipio. Una particularidad de este inmueble religioso es que la torre del campanario se encuentra separada de la nave principal, está ubicado frente a la puerta principal, a una distancia de aproximadamente 25 metros.

Muy cerca de ahí, a una cuadra, se encuentra el Callejón del Beso, que luce atractivos murales, llenos de color, que son obra de diferentes artistas y retratan diversos aspectos de Jonotla.

Aprovecha para visitar cascadas

El recorrido a la cueva del Arenal y las cascadas de Zoquiapan, municipio colindante con Jonotla, es un paseo imperdible. Aquí puedes conectar nuevamente con la naturaleza al contemplar la cascada Velo de Novia rodeada por una enorme diversidad de flores y árboles frutales. Los placeres más grandes suelen ser los más simples.

¿Dónde dormir?

Hotel Boutique La Casona de Don Porfirio

Precio: Desde $790

Un hotel rústico rodeado de jardines botánicos con zona de WiFi gratuita, alquiler gratuito de bicicletas, restaurante a la carta y aparcamiento gratuito.

Contacto

Teléfono: 233 31 70200 / Celular: 222 521 1042

https://www.lacasonadedonporfirio.com/

Continue Reading

PUEBLOS MÁGICOS

¿Ya conoces Yuriria, Pueblo Mágico?

Published

on

Deja atrás la vida acelerada y reencuéntrate con la historia y cultura chichimeca en el Pueblo Mágico de Yuriria, situado al sur del estado de Guanajuato. Su incomparable entorno natural y su rico ambiente de tranquilidad permiten caminar por sus calles empedradas y gozar de la hospitalidad de su gente.

Yuriria resguarda al Lago Cráter La Joya al pie del Cerro del Capulín.. ¿Sabías que este es uno de los 13 volcanes que se levantan al sur de Guanajuato? Hoy es uno de los lugares más atractivos de este Pueblo Mágico por tener una gran biosfera natural ideal para los amantes del ecoturismo.

Foto: Twitter/ @SECTUR_mx

Su principal elemento natural, como su nombre lo indica, es un cráter con forma de pequeña laguna de un particular tono rojizo. El lugar forma parte de la ruta migratoria de aves como la cerceta alas verdes y el pato chalcuán.

Este lugar de esparcimiento brinda muchos espacios para disfrutar de su biosfera natural, que van desde senderos y asadores, hasta ciclopista. También se puede practicar kayak o bien tener un día de campo.

La magia de sus recintos religiosos

Te recomendamos recorrer sus iglesias, sube a la terraza del Templo y Convento de San Pablo desde donde se aprecia la laguna. Este templo agustino abrió sus puertas en 1559 y es una bella edificación del siglo XVI.

Visita el Templo del Señor de la Salud, una pequeña capilla de 1630; continúa con el del Señor de la Preciosa Sangre de Cristo donde se venera un Cristo negro del siglo XVII y sigue con el Templo de San Antonio o del Santo Sepulcro, que sobresale por su austera fachada de cantera y no tiene campanario.

Otras actividades son visitar la Virgen del Peñasco y conocer la famosa Cueva del Diablo, una capilla grande con una increíble vista panorámica.

¿Qué comer?

Hay más qué hacer en el malecón del pueblo como ir al Centro Gastro Artesanal y, mientras gozas de una vista espectacular de la laguna, deleita tu paladar con los ricos platillos de la región como ancas de rana, chimichangas, charales, mole de ardilla, tamales de cacahuate y el caldo michi.

No debes irte de Yuriria sin un recuerdo, elige alguna artesanía elaborada por sus pobladores tales como: petates y sopladores de fibra de tule, tejidos en punto de cruz, gancho y rafia. Para los amantes de la pesca hay redes con hilo sintético y arcos de madera.

Con información de Visit México

Continue Reading

PUEBLOS MÁGICOS

Aquí reina la tambora y el mariachi

Nochistlán de Mejía, al sur del estado de Zacatecas, dice ser el Pueblo Mágico más musical de todo el país, aquí todos bailan al ritmo del mariachi, banda de tambora, son y jarabe, sin importar la hora del día.

Published

on

Foto: Pueblos Mágicos

Aquí se fundó la primera ciudad de Guadalajara en 1532, que después sería movida al estado de Jalisco debido a la rebeldía de sus indígenas.

El jardín Morelos es el mejor sitio para disfrutar de las fiestas musicales que se han arraigado desde 1850. No hay que hacer de lado la escultura de Francisco Tenamaxtle, quien fue un guerrero caxcán que protagonizó la Guerra del Mixtón donde varias tribus chichimecas se enfrentaron a los conquistadores españoles a mediados del siglo XVI, Nochistlán fue el escenario principal del conflicto y es considerado un precursor de los derechos humanos indígenas.

Otro atractivo que enamora a los viajeros que llegan al Pueblo Mágico de Nochistlán es su arquitectura colonial labrada en cantera. Muestra de ello es el Parián y su media centena de arcos que son parte del centro histórico. Antiguamente, el Parián de Nochistlán era un mercado para comercializar sedas, zapatos, especias, joyas y otros productos provenientes de Asia y Europa, entre los siglos XVII y XIX.

Bajo esos arcos está La Palestina, una antigua tienda de abarrotes que aún opera, así como el Mercado Municipal para comprar frutas cristalizadas, nieves de garrafa y artesanías: Nochistlán es reconocido por sus trabajos de talabartería, principalmente sombreros y cinturones.

Como todo destino mexicano, el centro siempre estará coronado por un templo religioso. Nochistlán de Mejía tiene la Parroquia de San Francisco de Asís, santo patrono del pueblo. Todo el cuerpo está labrado en cantera y fue edificado en el siglo XVII. Al interior se pueden apreciar sus pisos de madera de mezquite y la urna del sacerdote y mártir San Román Adame Rosales, fusilado durante la Guerra Cristera, cuyos restos descansan en el templo.

Y si nos remontamos a 1810, cerca del templo se encuentra la Casa de los Ruiz, donde se dio el primer llamado a la Independencia de México el día 8 de octubre de 1810, por el insurgente zacatecano Daniel Camarena.

¿Qué comer?

Nochistlán también es famoso por sus más de 100 taquerías, mismas que permanecen abiertas casi todo el día. Así, cuando el hambre ataque mientras se recorren los atractivos turísticos del Pueblo Mágico, siempre habrá un taco listo para comer.

Los amantes de la birria agradecerán los sabores que ofrece Birriería Don Chente, un lugar de larga tradición.

Un platillo típico es el pollo a la valentina, preparado con la manteca de chorizo, posteriormente guisado con salsa de jitomate y papas. Otros obligados son las jericallas, el jocoatole, los dulces de frutas, la carne seca y por supuesto, los nopales de la región.

¿Qué hacer?

En el Cerro Tuiche se puede explorar con los recorridos en bicicleta de montaña, ponte atento porque aquí los caxcanes dejaron petrograbados que simbolizan sus rituales hacia el sol, pues el cerro fue adoptado como centro ceremonial. Foto: México Desconocido.

¿Dónde dormir?

Hotel Nochistlán. Desde la terraza, disfrute de hermosas vistas panorámicas del centro de la ciudad y las colinas circundantes.

 Teléfono: +52 346 112 0462

Precio Aproximado: $850

Hotel Nuevo Galicia. Por su céntrica ubicación permite visitar a pie lugares turísticos.

Teléfono: 346 713 0407

Precios accesibles.

Con información de Visit México

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021