Connect with us

PUEBLOS MÁGICOS

10 pueblos mágicos para mostrarse después de la pandemia

Los whitexican ya extrañan mil ir a “pueblear” con sus sombreros tipo cordobés y su outfit para la ocasión. Hay 132 pueblos mágicos en México, todos tienen su encanto y se acomodan al gusto de las familias, los pet lovers, las parejas, las best friends y los whitexican.

Published

on

Los whitexican ya extrañan mil ir a “pueblear” con sus sombreros tipo cordobés y su outfit para la ocasión. Hay 132 pueblos mágicos en México, todos tienen su encanto y se acomodan al gusto de las familias, los pet lovers, las parejas, las best friends y los whitexican.

Lo bueno es que cada vez hay más estados en semáforo verde y estas chuladas de lugares se están reactivando. Pero que complicado buscar cuál te queda más cerca o en cuál hace más calor o frío, por eso te damos 10 primeras opciones para visitar.

1. Mitla, Oaxaca

Está ubicado en Juan Pablo Villa de Mitla a 40 minutos de Oaxaca. Es conocido por su zona arqueológica, su nombre en náhuatl significa “lugar de los muertos” o “inframundo”, pero que esto no te asuste: Mitla tiene mucha luz para ofrecer.

Aquí sí hay de todos los moles, negro, verde, amarillo y colorado, disfrútalos acompañados de un buen mezcal como aperitivo. Y andas por allí en el Día de los Muertos, tendrás cientos de opciones para sorprenderte con su Pan de Muertos tradicional. En Mitla están los auténticos bordados y textiles oaxaqueños, que varios diseñadores renombrados se han adjudicado para sus colecciones. Conocerás a los verdaderos artesanos y te sorprenderás con las maravillas que hacen con el telar y el pedal. Compra uno y llévate una muestra preciosa de este pueblo mágico a casa.

Foto: Wikipedia

2. Tlatlauquitepec, Puebla

Recomendado para los que gustan de la vida tranquila, los alimentos orgánicos y un clima húmedo. ¿Está rico no? Recorrer las calles de Tlatlauqui, una joya de la sierra poblana, muy cerca de Teziutlán. Prepara tus botas, jeans y mucho estómago para disfrutar las comidas que sorprenderán incluso a paladares entrenados. Nada como sus que sus famosas carnes y pollos ahumados. Ñam, ñam.

Date una vuelta por su Plaza de Armas y visita el Palacio Municipal, construido como hospital a principios del siglo XIX. En el mismo paseo, admira las pinturas en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y, desde su campanario, contempla de lejos el Cerro Cabezón y sus paredes de roca caliza. Si esa primera aproximación al cerro te tentó, entonces acércate y descubre sus cuevas. O dobla la apuesta y escápate a sus alrededores naturales a practicar rappel en las cascadas y senderismo.

Foto: Tripadvisor

3. Bacalar, Quintana Roo

La verdad es un lugar que quisiéramos mantener en secreto, ya que el flujo de turistas extranjeros y nacionales aumentó considerablemente, volviéndose una amenaza.

Sin embargo, es un verdadero paraíso natural que queremos presumir, y que con solo mirar ya estarás satisfecho. Renta un kayak y rema sobre la laguna para descubrir los diferentes tonos de azul que causan las diferentes profundidades y la vegetación submarina. Sumérgete en el Cenote Azul y explora las cuevas bajo la superficie practicando snorkel y buceo. O descubre el pueblo a través de un largo recorrido en bicicleta. Si vas con tiempo, adéntrate en la selva y explora Kohunlich, una de las zonas arqueológicas más importantes de la cultura maya. Pura belleza.

¡Cuidado! Si te invitan a un retiro en Bakalar, piénsalo dos veces.

Foto: Turismo México

4. Pátzcuaro, Michoacán

En el lago de Pátzcuaro, pueblo mágico de Michoacán, observa la técnica tradicional de los pescadores y después disfruta de un buen plato de pescado blanco. Conocido como “la puerta del cielo” por la comunidad purépecha prehispánica, era imposible que este pueblo mágico escapara de nuestra selección. Con una sintonía preciosa entre construcciones barrocas y neoclásicas y las casas de adobe y techos de paja, a las que se suman la riqueza de sus artesanías, tradiciones y gastronomía, es una joya cultural de Michoacán. Y es pura calma.

Pátzcuaro se recorre fácilmente caminando. Visita la Basílica Nuestra Señora de la Salud, el Templo del Sagrario y el Colegio de la Compañía de Jesús. La Casa de los Once Patios es perfecta para detenerse y relajarse respirando el silencio. Y no te pierdas el Museo de Artes e Industrias Populares para aprender sobre sus maravillosas artesanías. Al final del día, siéntate en uno de sus tantos restaurantes y pide un buen plato de su famoso pescado blanco: ese es el sabor de la redención.

Foto: Like a tourist

5. Tequila, Jalisco

En esta parada te sugerimos llevar conductor asignado, porque en la tierra del agave por supuesto que tienes que visitar algunas de las 120 casas tequileras de la región. Entre ellas, te pasamos el tip, ve a Casa Noble, La Alborada o La Rojeña. Conoce y degusta las variedades de esta bebida espirituosa, total, una vez al año, no hace daño.

Si vienes desde Guadalajara, tómate el tren José Cuervo Express y viaje entre las plantaciones de agave declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad. Una vez en el pueblo, adéntrate en la historia del destilado en el Museo Nacional del Tequila. Además, Tequila tiene una hermosa arquitectura colonial y lugares históricos que puedes descubrir caminando o bordo de unos simpáticos trenes con forma de tonel. ¿Y la naturaleza? El Volcán de Tequila te espera con ciclismo y escalada. Tequila es un placer, o varios.

Matices Hotel de Barricas / Foto: Barato Caribe

6. Papantla, Veracruz

Los italianos envidian la vainilla que se da en Papantla, porque es de las mejores del mundo, y para sus famosos Gelatos, quedaría genial.

Este pueblo mágico en el golfo de Veracruz, es la cuna de los voladores, no te pierdas la posibilidad de verlos en acción, es todo una experiencia. Cinco hombres se lanzan desde más de 30 metros al vacío, sujetados solo por una cuerda en un pie y bailan en el aire dando 13 vueltas. Este acto representa “El Juego del Volador”, icono de la población y una antigua tradición mexicana en la que se pide a los dioses por la bonanza durante el año siguiente.

Confirma la belleza de este lugar visitando la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, de arquitectura franciscana, o el mural escultórico a la cultura totonaca, que describe la historia de Papantla desde los tiempos prehispánicos hasta la actualidad y se encuentra justo en el centro de la ciudad. Anota, a tan solo 9 kilómetros de Papantla está la zona arqueológica El Tajín, declarada Patrimonio de la Humanidad y una de las más importantes de Mesoamérica. Imperdible.

Foto: Civitatis

7. Dolores Hidalgo, Guanajuato

Fue precisamente en este pueblo mágico de Guanajuato donde comenzó la nueva historia de México: considerado como “la cuna de la independencia”, aquí ocurrió el Grito de Dolores, la llamada a las armas para derrocar el virreinato. Así que interesados en la historia, Dolores Hidalgo los recibirá con los libros abiertos.

Si tienes alma de coleccionista, el Museo del Bicentenario te ofrece más de 800 piezas curiosas, como timbres, medallas, fotos e un incluso un fonógrafo con la voz de Porfirio Díaz. Un dato raro y maravilloso: Dolores Hidalgo también es conocido por su singulares helados y nieves de sabores exóticos. Anímate y prueba uno de mole, chicharrón o hasta de camarones.

Foto: México Increíble

8. Tepoztlán, Morelos

¿Qué tal te caería una buena tronada y masajito, y al terminar un temazcal con todo y ritual? Este lugar es ideal para la experiencia, Tepoztlán es conocido por sus good vibes, y sus relajantes hoteles o posadas.

Se dice que fue la cuna de Quetzalcóatl y Ostenta un monumento al pulque, además, los lugareños afirman que desde el Cerro del Tepozteco se pueden avistar ovnis; si estás decidido a subirlo ve con tiempo, según tu condición física te puedes tardar hasta 2 horas en llegar a la cima.

Para complementar tu outfit de Pueblos Mágicos, recorre el tianguis artesanal. Allí podrás encontrar joyas, ropa, semillas o instrumentos musicales originales: no tendrás excusa para irte sin un souvenir. Infaltable, echarte un taco de cecina, pancita, pozole o los itacates, una especie de gorditas con forma de triángulo, son una delicia. Un plus: todo está hecho con productos orgánicos locales.

9. Huasca de Ocampo, Hidalgo

Huasca de Ocampo uno de los pueblos mágicos de Hidalgo que te hará viajar en el tiempo. Visita la hacienda de Santa María Regla y admira su acueducto y explora su mazmorra. O pasea por los jardines de la hacienda de San Juan Hueyapan, para seguir hasta la Iglesia de San Juan Bautista y perderte en sus cuadros.

¿Has escuchado hablar de los Prismas Basálticos? Pues justo aquí los encuentras, son unas impresionantes columnas bañadas por la presa de San Antonio, son una de las 13 maravillas de México. Sigue tu exploración natural por el Parque Ecoturístico Bosque de Las Truchas con un paseo en lancha o a caballo. Y si te gustaría sumergirte en la magia, visita el Museo de los Duendes. Podrás descubrir talismanes y otros objetos que certifican la leyenda de que en Huasca habitan unos cuantos de estos seres míticos.

Foto: Pueblos Mágicos

10. Bernal, Querétaro

Lo que necesitas después de esta pandemia, más y más buenas vibras, recíbelas en la Peña de Bernal. Es el tercer monolito más grande del mundo y provee a los pobladores de Bernal de energía vital. Son muchos los que durante el equinoccio de primavera se acercan a este pueblo mágico a cargarse de buenas vibras. ¿Cómo perderse este baño energético? Compruébalo tú mismo y, si te animas, asciende en cuatrimoto a la cima. La vista también es revitalizante.

Además, está cerca del DF, es perfecto para darse el gusto de tomar una buena copa de vino mexicano. Visita los Viñedos Azteca y súmale una degustación con diferentes tipos de queso. Y si te quedas con ganas de algo dulce, prueba una, o algunas, de sus famosas obleas y natillas. Y los golosos podrán extenderse en la Casa Museo del Dulce. Aprende todo sobre su fabricación artesanal y llévate un dulce para compartir de vuelta en casa. Si no se terminan por el camino, por supuesto.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUEBLOS MÁGICOS

Deja todo y ¡vámonos a Cuetzalan!

Published

on

Rodeado de bellos cafetales, bosques cubiertos de niebla y paisajes de película, Cuetzalan del Progreso es uno de los pueblos mágicos más icónicos del país y Puebla puede presumir que está dentro de su territorio, a tan solo tres horas de su capital.

Si no te ha pasado por la cabeza visitar este bellísimo lugar, es hora de planear un viaje en pareja, con la familia o solo, es igual de disfrutable. Cuetzalan tiene un clima húmedo, frío en invierno, pero bochornoso en verano, así que hay para todos los gustos.

Esta región serrana te llevará a descubrir la cultura y tradiciones de pueblos indígenas nahuas y totonacos, aquí puedes presenciar diversos rituales ancestrales que se conservan en la actualidad como el de los Voladores o Danza de los Quetzales, considerado por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2009.

De esta región es originaria una de las aves más icónicas del país: el quetzal. Es justamente a este que Cuetzalan debe su nombre. Vale recordar que este pueblo se erigió bajo la cultura totonaca en el 200 a.C. Durante la conquista se le denominó como San Francisco Cuetzalan por la sinergia de culturas que trajo la conquista.

¿Qué hacer en Cuetzalan?

Camina por sus calles empedradas que parecen escenarios de cuento y la tranquilidad de su ambiente. Los fines de semana se coloca un mercado tradicional en la plaza principal donde se puede poner en práctica tradiciones prehispánicas como el trueque o cambio de productos locales evitando el uso de dinero. Una buena opción para desarrollar tus habilidades para negociar.

Luego de esta visita, te recomendamos visitar la Casa de la cultura de Cuetzalan, una antigua casona que actualmente alberga al Museo Etnográfico Calmahuistic donde conocerás la historia prehispánica de este Pueblo Mágico.

La famosa iglesia de los Jarritos

Uno de los lugares que no debes dejar de conocer es el Templo de San Francisco de Asís y observar su imponente torre con más de 60 metros de altura, una de las más altas en todo Puebla. A este edificio religioso se le conoce popularmente como Iglesia de los jarritos, esto se debe a que en su decoración destaca una fila con las populares vasijas de barro.

Tienes que comprar café de Cuetzalan

Cuetzalan forma parte de una de las regiones cafetaleras más importantes del país. Y para adentrarte en el mundo del café local agenda una visita a la finca Reserva Azul, ubicada tan sólo a tres kilómetros del centro de este Pueblo Mágico. Además de conocer el proceso disfruta de las panorámicas que ofrecen sus senderos y postales de la Sierra Norte del país.

Recorre sus grutas

En Cuetzalan existe el sistema de cuevas secas más grandes de América Latina con ríos subterráneos. No pierdas de vista la Gruta Chichicazapan, la Cueva del Chivostoc y la Gruta Aventura; es la más cercana al pueblo y la más accesible. Desde su entrada hasta la gruta hay que hacer un recorrido de 420 metros.

Date un chapuzón en las cascadas

Te puedes aventurar por las caídas de agua como El Salto o Las Golondrinas donde es posible practicar rapel; en la primera hay una tirolesa cerca; la segunda tiene una poza donde nadar. A la Cascada Corazón del Bosque, rodeada de helechos arborescentes, puedes llegar a caballo y luego a pie. Disfruta la cascada Cola de Caballo en cuatrimoto; es un paseo de alrededor de tres horas donde además podrás tomar fotos y nadar en las pozas del río.

Con información de México Desconocido

Continue Reading

PUEBLOS MÁGICOS

¿Ya fuiste a Mazamitla?, la Suiza mexicana

Published

on

Muchos comparan a Mazamitla con Suiza por su paisaje de lindas cabañas estilo chalet distribuidas por las colinas de un frondoso bosque. Este destino es el favorito de las parejas para pasar un fin de semana romántico. Pero si quieres ir en familia hay cabañas con capacidad hasta para 20 personas. Además de increíbles actividades en el corredor natural Sierra del Tigre.

Te recomendamos dar una caminata por el centro de Mazamitla y descubrir pequeñas calles empedradas, rodeadas por casas de adobe pintadas de blanco, techos de teja de doble agua y balcones tapizados de flores. Todas son custodiadas por la Parroquia de San Cristóbal, de estilo ecléctico e influencia china. También están los portales, para sentarte y degustar el platillo típico de Mazamitla, “el bote”, un caldo preparado con carne de res, pollo y cerdo, que puedes complementar con frutas de conserva a manera de postre.

Foto: Descubro.mx

A cuadra y media de la iglesia, está un mercado gastronómico y de artesanías. Aprovecha para comprar dulces de leche quemada, textiles y souvenirs tejidos con ramas secas de pino. Dentro del mismo mercado hay un museo arqueológico con piezas de alfarería y piedra tallada que fueron elaboradas por los primeros pobladores de esta región serrana.

Una aventura en la naturaleza

Pero si te preguntas qué más hacer en Mazamitla, además del paseo por el centro, este Pueblo Mágico se caracteriza por congregar maravillas naturales abiertas al público, como la Cascada El Salto o El Jardín Encantado. Para llegar, puedes hacerlo en bicicleta de montaña, a caballo o a través de una excursión de un día que ofrecen los hoteles, algunas incluyen elaboración de queso y frutas en conserva.

Sierra del Tigre

Este corredor natural forma parte de la Sierra Madre Occidental. Es una extensa zona boscosa de casi seis mil hectáreas que protege nueve pueblos de Jalisco, entre ellos Mazamitla. Su principal atractivo es poder recorrerlo a pie, a caballo, cuatrimoto y safaris guiados, para admirar paisajes bañados por cascadas y flanqueados por los volcanes de Fuego y Nevado de Colima. En días despejados, la vista puede viajar hasta el Lago de Chapala.​

Precisamente, este inmenso bosque fue bautizado como Sierra del Tigre por los constantes avistamientos de gatos montes, que eran confundidos por los pobladores como “pequeños tigres”.

Cascada El Salto

Los bosques de Mazamitla están divididos en fraccionamientos, para que puedas elegir cuál visitar según sus atractivos. El fraccionamiento Los Cazos es indispensable, aquí se encuentra la cascada El Salto.

Este velo de agua tiene una altura de 35 metros. Para llegar, debes hacer una caminata de 45 minutos, aproximadamente, en medio del bosque, entre riachuelos y laderas escarpadas, hasta encontrar el mirador de madera que te acerca a la maravilla natural. Lleva traje de baño, la corriente del agua ha formado una alberca natural situada a escasos metros de la cascada. La mejor temporada para ir a Mazamitla y encontrar la cascada tupida es durante los meses de octubre, noviembre y diciembre.

¿Cómo llegar?

Guadalajara es la ciudad más cercana al Pueblo Mágico de Mazamitla. Si viajas en auto, conduce por la carretera antigua a Colima hasta encontrar el entronque hacia Morelia, toma la desviación hacia la capital michoacana. Este camino te llevará a la desviación a Mazamitla. El tiempo de trayecto es de dos horas y media, aproximadamente.

Con información de Visit México

Continue Reading

PUEBLOS MÁGICOS

Tepotzotlán, ideal para dominguear

Published

on

Foto: Museo Nacional del Virreinato, en Tepotzotlán. 

Cuando viajes por la carretera hacía el Estado de México, no te olvides de hacer una parada en este Pueblo Mágico, seguramente te alegrará el trayecto con todo lo que tiene por ofrecer.

Además, Tepotzotlán está a tan solo dos horas de Ciudad de México por lo que se convierte en un destino ideal para realizar paseos cortos de fin de semana y lo mejor es que goza de un clima cálido la mayor parte del año.

Declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, este acogedor poblado te invita a descubrir sus atractivos y caminar por sus calles empedradas. Llega hasta el Templo de San Francisco Javier y déjate envolver por su arquitectura barroca novohispana y admira el altar labrado en oro.

Su interior fue revestido con retablos dedicados a la Pasión de Jesucristo, así como a San Juan Nepomuceno, San Francisco Javier, la Virgen de Guadalupe y a San Ignacio de Loyola, diseñados por Higinio de Chávez y Miguel Cabrera durante el S.VXIII.

Al salir de este templo, te recomendamos que camines unos cuantos metros hacia tu izquierda, para ingresar al Museo Nacional del Virreinato, en el que podrás observar diferentes colecciones de pintura y escultura sacra. También cuenta con la exposición permanente México Virreinal.

Xochitla

Aprovecha para visitar este Parque Ecológico que incluye bellos jardines rodeados de flores, un área especial para acampar, restaurante y amplios espacios para andar en bicicleta y patinar.

La diversión se convierte en una experiencia única, ya que los visitantes pueden disfrutar en familia de diferentes actividades recreativas y educativas, mientras valoran el medio ambiente.

Sus instalaciones cuentan con atracciones para todas las edades. Dirígete al golfito o disfruta del día dando un paseo en sus lanchas. Si te sientes más aventurero prueba el eurobungy o la pared para escalar. Para bajar la adrenalina, un recorrido en tren te regresará el equilibrio.

Foto: mas-mexico.com.mx

Parque Estatal Sierra de Tepotzotlán

Con una superficie de más de 9 mil hectáreas, podrás visitar esta área natural protegida, perfecta para acampar con tu familia (previa autorización), hacer ciclismo de montaña, dar largas caminatas por la zona o bien cabalgar. Te recomendamos que observes la vegetación y fauna que habitan en el área, quedarás maravillado de su diversidad. Este es el momento exacto para sacar tu celular y hacer fotos para tu Instagram.

Arcos del Sitio

Una visita a Tepotzotlán no estará completa sin antes disfrutar de la arquitectura de los Arcos del Sitio. Aquí encontrarás los vestigios del acueducto más alto de todo México, construido en el S. XVIII con el objetivo de llevar agua hacia las haciendas de los novicios del Colegio de Jesuitas de Tepotzotlán. Esta gran construcción mide 438 metros de longitud y 61 metros de altura.

Conocido también como el Acueducto de Xalpa, aprovecha para sacar fotografías en perspectiva como todo un experto. Te aseguramos que no te cansarás de observar detenidamente todos los ángulos de esta majestuosa pieza de ingeniería.

Con información de Visit México

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2021