Connect with us

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

10 películas que superan al libro

Estos libros son muy buenos, pero su adaptación cinematográfica es aún mejor.

Published

on

A menudo, la adaptación cinematográfica de una novela es peor que la obra original. Sucede por muchas razones: porque no contiene toda la información del libro, porque los actores no corresponden a los personajes, porque falla el ritmo, por lo que sea. No es fácil recrear en un medio lo que fue concebido para otro.

A veces hay filmes que son mejores que las novelas en las que se basan y en esos casos el mérito es aún mayor, sobre todo si el texto ya es bueno de entrada. Aquí damos un repaso a 10 de esas películas que superaron lo escrito. Es más, a menudo el libro se ha leído gracias a su versión cinematográfica.

10. La semilla del diablo, (1974) de Roman Polanski

La película de Roman Polanski es sin duda una obra maestra. La recién casada Rosemary se instala en Nueva York con su marido y poco a poco las tinieblas se apoderan de su luminoso apartamento. Lo peor de la cinta, y del libro, es el pedazo de spoiler del título. La razón de por qué Rosemary’s Baby se publicó como La semilla del diablo es tan asombrosa como inexplicable es que mantuvieran ese título también en la traducción de la película. El relato en el que se basa la pelí es bueno, de hecho, Truman Capote lo definió como “una oscura y brillante historia de brujería moderna que induce a creer en lo increíble”. Buena trama, en la que nada es evidente… excepto el maldito título que te destripa el desenlace mucho mejor que esa famosa escena final en la que no se ve nada pero todos juramos haber visto un bebé con los ojos del diablo: en realidad solo se muestra el rostro, desencajado por el horror, de Mia Farrow. Buen libro, sí, pero mejor película.

9. La naranja mecánica (1971) de Stanley Kubrik

En la cinta, Alex De Large se aleja de la ultraviolencia porque “se ha curado”, pero eso no es lo que escribió Burgess que, por cierto, calificó la película de obra maestra tras su primer visionado. No obstante, el éxito y la polémica sobre si el film glorificaba la violencia hizo que Kubrick prohibiera su proyección en el Reino Unido y que Burgess terminara despreciando su propia obra. ¿La peli es mejor que el libro? Es más impactante, gracias a la decoración retrofuturista, a la escalofriante banda sonora de la compositora estadounidense Wendy Carlos y a la maravillosa interpretación de Malcolm McDowell bajo la dirección del maestro Kubirck. Eso sí, si quieres saber cómo acaba de verdad, léete el libro, considerado uno de los más transgresores de todos los tiempos.

8. Última salida para Brooklyn (1990) de Uli Edel

El libro, publicado 25 años antes de que se hiciera la película, fue declarado pornográfico en el Reino Unido, pero no despierta el menor interés lascivo, solo provoca tristeza y desesperación. Eso lo consigue la película aún mejor, porque los escenarios, los diálogos, todo es tan desesperante que nos comunican mejor que la letra escrita lo que quiso el autor.

7. Requiem por un sueño (2000) de Darren Aronofsky

Está película crea una ambiente angustioso por todas las imágenes traumáticas que desfilan ante tus ojos y se te quedan clavadas como dagas. La banda sonora (fantástica), obra de Clint Mansell, contribuye, y mucho, a cargar las tintas. Todos los sueños se colapsan cuando hay contacto con las drogas. Muy dura, también la novela, pero en el caso de la película, cierras los ojos y sigues viendo esas escenas tan demoledoras, tan dolorosas. Personajes desgarradores que no se merecen la pesadilla en la que habitan, cuando todo lo que querían era perseguir un sueño.

6. El Padrino (1972) de Francis Ford Coppola

El libro se lee casi como un primer borrador, y hay quien asegura que es lo que es en realidad. Puzo lo envió a sus editores antes de irse de vacaciones y se llevó una sorpresa al enterarse a la vuelta de que su borrador se iba a publicar casi tal cual. Después, cuando preparó el guión con Coppola, tuvo la oportunidad de escribir algo más pulido. Y la interpretación de Marlon Brando y Al Pacino bajo la dirección de Coppola hace que sea muy superior a la novela.

5. Psicosis (1960) de Alfred Hitchcock

La novela surgió por inspiración de un asesino real, Ed Gein, víctima de una madre abusiva que le enseñó desde pequeño que el sexo era algo malo y pecaminoso. Pero ni Gein, un mal bicho, ni el personaje de Norman Bates en la novela, tienen la fragilidad y ese cierto candor que tan bien logra Anthony Perkins en la pantalla.

4. La virgen de los sicarios (2000) de Barbet Schroeder

En la película, hay continuas visitas a la morgue, y se mantiene la crítica contra la iglesia, la maternidad, los narcos, el gobierno… y la ironía como catarsis contra el dolor y funciona perfectamente en este triste relato sobre la pérdida de la inocencia y la decadencia personal y social. La idea de llevar la novela al cine fue de Schroeder, pero Vallejo elaboró el guion, basándose en sus recuerdos, no en lo que había escrito. Es fresca, ágil, terrible y nos muestra un Medellín que no se ve en el libro.

3. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975) de Milos Forman

Parece ser que Ken Kesey se enfadó muchísimo al ver la película porque el personaje de Randle Patrick McMurphy (Interpretado por Jack Nicholson) le robó su protagonismo al jefe Bromden que es el narrador en la novela. Milos Forman hizo una jugada maestra al hacer que el conflicto central fuera entre McMurphy y la enfermera Ratched (Louise Fletcher), dotando a la cinta de una tensión de la que carece el libro. Pero en ambos la crítica hacia los métodos utilizados (electroshock, lobotomía) en las instituciones mentales como forma de represión está presente.

2. El Resplandor (1980) de Stanley Kubrick

A Stephen King no le gustó nada la adaptación de su obra, ni a los fans de King, porque se alejó mucho del original. Los personajes de Jack Torrrance (Jack Nicholson) y su mujer Wendy (Shelley Duvall) son muy distintos, la trama es distinta, el final es distinto. A pesar de la decepción de King y de sus fans, la película no deja de ser grandiosa, sublime. A la dirección de Kubrick, se le suma una interpretación prodigiosa y, una vez más, la maravillosa banda sonora de Wendy Carlos.

1. El Club de la Lucha (1999) de David Fincher

El propio Palahniuk reconoce que la película es mejor que el libro, porque cree que su obra no es tan consistente como la que consigue Fincher con las actuaciones de Brad Pitt y Edward Norton. Es un libro buenísimo, pero le falta el dinamismo que aparece en la pantalla (y la presencia de Pitt, que es un regalo siempre) y ese final tan explosivo. Sales del cine con la boca abierta. Es de esas películas que me alegro de haber visto antes de leer el libro porque probablemente la sorpresa no habría sido tan mayúscula. Pero sin embargo, el libro permite (al menos) dos finales distintos que tienen su secuela en dos novelas gráficas.

Con información de Esquire

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Heartstopper: la serie que te ayudará a saber quién eres

Sea en la familia, en amigos, libros, series o películas, verse reflejado en otro sirve para aceptarse y saber el camino a tomar.

Published

on

No sienten que algunas series o películas, en su intención de ser inclusivas con la comunidad LGBT+, solo presentan contenidos sexuales, y a veces de una manera grotesca. Tratan una relación homosexual como promiscua y brusca. Una relación homosexual, no implica solo sexo, significa mucho más.

Aunque hemos avanzado en la tolerancia y en la presencia de personajes LGTBI en la cultura, es necesario dar un paso más. Aún faltan referentes para los jóvenes, historias contadas de diferente manera.

Sea en la familia, en amigos, libros, series o películas, verse reflejado en otro sirve para aceptarse, saber el camino a tomar, los problemas que afrontar y cómo ayudar a otras personas que se hallen en una situación complicada.

Heartstopper cuenta el amor adolescente entre dos chicos, Nick y Charlie, muestra sus contradicciones, sus deseos, sus problemas, y lo hace en positivo. Aparece también un personaje trans, Elle, y se trata con la normalidad que debería abordarse: sin hablar solamente de asuntos trans.

Las reacciones en Twitter a Heartstopper, la adaptación de Netflix de la novela gráfica de Alice Oseman confirman la necesidad de estos contenidos. La mayor parte de los comentarios sobre la serie destacan la relevancia de que los adolescentes se puedan ver reconocidos en la diversidad.

Plantear esos asuntos de esta manera es bueno para el desarrollo de los jóvenes, pues deben tener referentes.

Daniel Valero (@tigrilloTW) tuiteó: “Me ha removido muchísimo pensando en lo que no pude tener mientras el resto de la gente de mi edad sí. Y porque me creí que era porque no merecía tenerlo”.

A esta serie se refirió Estrella Xtravaganza (@estrellaxtra) en una entrega de Drag Race España al agradecer a Javier Calvo —que interpretaba a Fer en esa producción— haber sido su ejemplo entonces: “Vi que había una persona abiertamente homosexual y dije: ¿por qué yo no? Cuando salí del armario fue una noche que estaba viéndola. Gracias a estar viendo la serie reuní la fuerza y le dije a mi madre: ‘Sí, me gustan los hombres”.

Calvo indicó que, igual que él tuvo esa oportunidad, ahora habrá personas que viendo Drag Race consigan las herramientas para entender quiénes son. Es cierto: programas como este, como Gen Playz y los libros, series y películas que muestran la diversidad como Please Like Me, Sex Education o Moonlight ayudan a tener una sociedad mejor.

Pero, sobre todo, hay que tener responsabilidad afectiva, saber querer y respetar a los demás. Como tuitea @dulceleoan: “Todos necesitamos un Nick Nelson en nuestra vida pero también deberíamos ser como él, tener claro lo que queremos, amar de una manera linda y pura, para no dañar a las personas que nos rodean”.

Con información de El País

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

Estás son quizá las películas más perturbadoras del siglo XXI

Robert Eggers, el nuevo maestro del terror ya nos tiene enganchados. No lo pierdas de vista.

Published

on

Robert Eggers se ha convertido en uno de los nuevos maestros que revolucionan el terror, principalmente gracias a sus 3 películas recientes, donde nos lleva al pasado para crear mundos llenos de paranoia, sangre, violencia y miedo.

Su primer proyecto fue un cortometraje para la escuela inspirado en la historia de Hansel y Gretel, más tarde adaptó una obra de Edgar Allan Poe, The Tell-Tale Heart, y finalmente llegó a los largometrajes con una película que fue inesperadamente tenebrosa y que inició su serie de colaboraciones con Anya Taylor-Joy.

Eggers nos demostró que una cabra negra y unos niños anticuados podían hacernos temblar, que un faro podría ser el peor lugar del mundo para perder la cabeza y la cordura, y que en el mundo de los vikingos hay un contraste entre la brutalidad y los paisajes, rituales y escenarios increíbles, y con eso tenemos suficiente para darnos cuenta de que es uno de esos directores que hay que tener siempre en el radar.

The Northman 

Alexander Skarsgard, Nicole Kidman, Willam Dafoe, Anya Taylor-Joy y Ethan Hawke protagonizan esta película de vikingos que se basa en una antigua leyenda nórdica que se parece mucho a Hamlet, de Shakespeare.

Eggers dijo que filmaron en locación, y no en estudio, para darle más realismo a esta historia, en la que un príncipe vikingo ve cómo su padre es asesinado por sus enemigos, así que escapa, se convierte en un guerrero salvaje y vuelve para tomar venganza, intentando matar al hombre que le arrebató a su padre y a su reino.

The Witch (On Demand)

La primera película que Eggers dirigió está considerada como una de las mejores de terror del siglo XXI, principalmente porque no es lo típico que esperamos del género. La historia sigue a una familia (madre, padre y 4 hijos) que viven en una pequeña granja de Nueva Inglaterra en 1630, donde comienzan a creer que una bruja o un demonio está detrás de ellos, usando a su hija mayor, Anya Taylor-Joy, para corromperlos (aunque todo termina tomando un grillo loco).

Eggers usa el silencio y la soledad de la granja, además de las supersticiones de la época para crear un ambiente tétrico, macabro y tenebroso, donde lo que está sugerido se vuelve muy aterrador, y los pequeños momentos hacen que todo explote. La película además parece estar formada por una serie de pinturas que pertenecen en un museo, y que se convierten en las secuencias donde podemos conocer la historia de estos personajes y la criatura que los acecha.

The Lighthouse (Star+)

Willem Dafoe ya había trabajado con Eggers antes de ser el bufón/brujo de The Northman, primero lo vimos junto a Robert Pattinson en esta película en blanco y negro donde la soledad, el aislamiento y la pairanoia comienzan a destruir a dos guardianes de un faro remoto.

Aquí, Eggers nuevamente mostró que le quiere hacer honor al pasado, pero también convertirlo en el escenario perfecto para historias de terror que son universales, atemporales y donde la psicología juega un papel más importante que cualquier monstruo o susto. Es la mente de los personajes la que termina por traicionarlos y llevarlos al borde de la locura (y además de las grandes actuaciones, y la historia, The Lighthouse tiene una gran fotografía).

Con información de GQ

Continue Reading

CINE Y SERIES DE TELEVISIÓN

7 profesores del cine y de las series que te encantaría tener

Published

on

Pasamos la mayor parte del día con ellos, los profesores son sin duda una parte importantísima en el desarrollo de nuestro pensamiento.

Muchos terminaron odiando las matemáticas por tener un mal profesor, otros aprendieron a ver la vida y los problemas con otra perspectiva, gracias a las enseñanzas de los profes. Ellos han sacado lo mejor (y a veces lo peor) de nosotros.

Para celebrar el Día del Maestro, elegimos a los mejores profesores de la televisión, aquellos que, con creatividad, sabiduría y un poco de rebeldía nos han dejado valiosas lecciones.

Merlí Bergeron de la serie Merlí

Este querido maestro, interpretado por Francesc Orella, aparece en la serie Merlí de Netflix. El programa catalán cuenta la vida de un profesor de filosofía que busca, a través de métodos no tan convencionales, despertar a sus alumnos para que piensen libremente. A menudo, esto le trae problemas y discusiones entre las opiniones de la clase, el profesorado y las familias.

Gracias a esto, los días de Merlí están repletos de drama, ironía, y un humor algo oscuro. En esta serie, todos los episodios incluyen los planteamientos de grandes pensadores como Friedrich Nietzsche o Arthur Schopenhauer.

John Keating de El club de los poetas muertos

John Keating es ese profesor que está contra el sistema, que nos enloquece, pero que también hace que aprender nos apasione.

Nominada a cuatro premios Oscar y ganador a Mejor Guión Original, el rol del instructor es interpretador por Robin Williams, quien enseña a sus alumnos a pensar en la poesía más allá de lo académico y a disfrutarla y a cuestionar lo que sus padres quieren para ellos. El guion se adaptó para una obra de teatro que se presentó en México y Estados Unidos. La frase “Oh capitán, mi capitán”, se coló muy adentro del imaginario colectivo.

Sócrates García de El profe

Entre los muchos oficios y profesiones que interpretó Cantinflas a lo largo de su carrera, uno de los más memorables es el de profesor.

Con toda la picardía y humor mexicano, este famoso actor hace de Sócrates García, un profesor de escuela rural en México, que se enfrenta a problemas como el desalojo de la escuela y el hostigamiento de las autoridades. Resulta ser una divertida crítica a varios problemas de la educación en México que siguen vigentes.

Miyagi de Karate Kid

Si hablamos de enseñanza alternativa, el señor Miyagi es uno de los máximos exponentes. Seguro la mayoría dudamos de sus métodos cuando puso a Daniel Larusso a pintar una valla y lavar el piso, pero tan pronto vimos al joven detener los golpes de Miyagi usando las “técnicas” de encerado y pintado, se nos borró todo el escepticismo.

Además, Miyagi no solo le enseñó karate sino todo un modo de vida que hizo que Larusso mejorara su autoestima y seguridad.

Terence Fletcher de Whiplash: música y obsesión

Todos tuvimos un maestro duro en la escuela, que nos hizo sufrir y a veces hasta llorar. La máxima representación de este debe ser el temible Terence Fletcher.

Su técnica de intimidación a los estudiantes es una de las más memorables y atemorizantes del cine. Su efectividad podrá ser puesta a prueba, pero de alguna forma inspira a sus alumnos.

En una escena de la película entendemos sus razones para ser así y más de uno lo apoyará. Si no has visto  Whiplash: música y obsesión te pierdes de una de las escenas finales más emocionantes de todas y de un profesor al que definitivamente no querrás perderle el ritmo.

Jennifer Honey de Matilda

La maestra Cariño es el tipo de maestra que todos quisimos en la primaria: amable, comprensible e inteligente.

Ayudó a Matilda a realizarse, incluso enfrentó a su tía Agatha Tronchatoro, su más grande miedo. Si bien es una exageración de las buenas maestras, será una de las que más recordaremos y añoraremos por su dulzura y cariño.

Katherine Ann de La sonrisa de la Mona Lisa

De forma similar a el profesor John Keating, Katherine Ann, interpretada por Julia Roberts, busca la forma de que sus estudiantes salgan del conformismo impuesto por la misma escuela.

Ella es una maestra de Historia del arte en una prestigiosa universidad en Estados Unidos. Tanto la escuela como los profesores y el alumnado están anclados en ideas tradicionalistas, como que para cualquier mujer debe ser más importante casarse que estudiar. Es por eso que Katherine hará todo lo que esté en sus manos para crear en las estudiantes un anhelo por ir mucho más allá.

Con información de TimeoutMéxico

Continue Reading

MAS NOTICIAS

Revista 360 Grados Copyright © 2022