in

EnojadoEnojado LindoLindo WOWWOW hahahaha

Crónicas Marcianas: La larga cola de los Riestra

Mario Riestra Piña se convirtió en el vocero de la campaña panista a la alcaldía de Puebla, sí, repito, a la alcaldía. Si bien su candidatura es a diputado federal, se lanzó como avanzada de Eduardo Rivera Pérez, pues su adversario no es AMLO, ni Morena, ni la administración estatal, ni cómo han legislado desde el 2018 para acá los del Movimiento de “Remuneración” Nacional (así se llama, ¿no?), su enemiga es Claudia Rivera Vivanco, pues para el candidato es la rival más débil y sabe que si le pega a ella, en casi todos los medios de comunicación le darán un espacio en la portada por la campaña que hay en su contra.

Pero ¿quién es Mario Riestra? Su pasado lo condena. Rafael Moreno Valle lo hizo diputado y no solo eso, durante ocho años su familia vivió del sagrado presupuesto: su hermano Rodrigo (el único brillante de los Riestra) fue titular de Desarrollo Rural, su hermana Susana fue diputada, dama de compañía de Martha Erika Alonso, y Secretaria de Desarrollo Social con Antonio Gali Fayad, mientras que la esposa de Mario, Patricia Vázquez Rossainz fue la secretaria de Educación Pública también con Gali.

Les llamaron “El Clan Riestra” y en una sesión pública ordinaria de la actual legislatura estatal, celebrada el pasado 29 de septiembre del 2020, Gabriel Biestro Medinilla, en ese momento líder de los diputados locales pidió que la Fiscalía General del estado investigara cómo es que se enriqueció esta “bonita familia” en tan solo ocho años.

A decir del diputado Biestro: “hicieron fraudes al erario y a los ciudadanos en el caso de los terrenos del parque Flor del Bosque y la zona Audi, donde actuó uno de los hermanos.” La petición para investigar y, en su caso, proceder contra los Riestra fue presentada desde el 19 de octubre del 2019.

Gabriel Biestro sostuvo en esa ocasión que los ex funcionarios fueron denunciados ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por actos de corrupción, por lo que además pretendía ordenar a la Auditoría Superior del Estado (ASE) que entregara toda la documentación requerida por parte de la Fiscalía de Combate a la Corrupción.

El 19 de junio del 2018 en una nota firmada por el reportero Esteban de Jesús López en el portal de noticias www.periodicocentral.mx se dio a conocer que en su declaración patrimonial de 2010 tenía 310 mil pesos y a mediados del 2018 ya contaba con un patrimonio de 5 millones 700 mil pesos, es decir, en menos de ocho años se incrementó en casi 14 veces.

Desconocemos si es que reportó las macetas de talavera que desparecieron cuando él lideró el Poder Legislativo.

Y como diputado local le tocaron tres temas que apoyó al cien por ciento: la privatización del agua potable a una empresa que encareció el cobro del suministro a particulares y comercios y que por tantas argucias legales no han podido quitarle la concesión. Y que la empresa que se encarga no ha mejorado en nada la carencia del líquido en la ciudad de Puebla.

En segundo lugar, promovió la Ley Bala que fue aprobada en julio del 2014, la cual sirvió para reprimir manifestaciones y provocó la muerte de un menor de edad en Chalchihuapan cuando un proyectil le dio en el cerebro del niño de apellido Tehuatlie Tamayo. Si uno busca Ley Bala en internet, lo primero que sale es la definición en Wikipedia y justo después la muerte del menor.

Y en tercer lugar, el 4 de diciembre del 2013, se aprobó la Reforma a la Ley Orgánica Municipal que le quitó la facultad de ejercer el Registro Civil, situación que provocó la famosa marcha en Chalchihuapan y la represión por parte de la policía estatal, el proyectil de bala de goma en la cabeza de un menor de edad, además de las “piedras de alto calibre”, las cabezas de marrano, los cohetones y una sarta de tarugadas que no supo manejar Moreno Valle ni su equipo de comunicación social.

También a Riestra le adjudican la famosa “Rafa mordaza”, la cual consistía originalmente en que si bien se quita el delito de difamación, las sanciones por daño moral eran altísimas que provocarían que cualquier reportero terminara en la cárcel debido a los pésimos salarios que reciben los colegas, pero esa es otra historia, ya que entre Riestra y Manzanilla se echaron la bolita de dicha normativa (son lo mismo, no hay que espantarse).

Hay mucha muchísima información del vocero de la campaña a la alcaldía de Puebla, vaya, apenas el académico Fernando Dworak lo llamó en un twiter: burro, o mejor dicho le propuso: “en vez de decir burradas…”

Decían las viejitas: “para tener la lengua larga hay que tener la cola corta” y si vemos cómo aumentó la calidad de vida del clan Riestra: dos hermanos, esposa y él comiendo del presupuesto, pues…

La pregunta aquí es ¿sigue respondiendo a los intereses de Tony Gali?

Comentarios
Avatar

Escrito por Zeus Munive

Poder en Viñetas

¡Llévelo, llévelo! Conoce a los creadores del llavero de ciclovía