in

Crónicas Marcianas: Escenas en un cuarto de baño

Fuente: wradio.com.mx

Bitácora de vuelo, 22 de marzo.

Hoy por la mañana veo muchos directores de medios y columnistas felicitando la llegada de El Universal a Puebla. Se nota un tufillo a la familia Gali en ese proyecto. Si grazna como pato, camina como pato, nada como Pato se ha de llamar Tony y se apellida (por si necesito presionar para que no me ataquen) … y se apellida… me voy, pero no del todo.

Hay un tufillo a es mi voz, pero no es mi periódico.

Más tarde, inician las fake news locales: unos dicen que ya es Claudia Rivera otros dicen que es Gabriel Biestro el candidato oficial por Morena, pero oficialmente no hay nada para nadie. Veo a un Eduardo Rivera Pérez y a sus allegados que ponen algún santo de cabeza y un cirio pascual porque juran que el gobernador los respaldará si no es Gabriel Biestro. Hay de entreguistas y colaboracionistas a entreguistas y colaboracionistas, ¿dónde quedó la oposición? ¿Para qué ganar una alcaldía? ¿Para qué militar en el PAN si se va a trabajar con Morena? Eduardo Rivera y sus aplaudidores deberían afiliarse en Morena, seguro ahí sí ganan, pienso en voz alta.

Hay un tufillo a cirio pascual.

El problema de Morena Puebla viene desde México, un Mario Delgado muy bailador que no pone orden, que deja crecer a las tribus, que tiene que recitar algún mantra que le enseñaron en Nexium en su paso como adorador de Raniere. Eso de ser coach espiritual y empresarial es lo máximo. Algo hay que reconocerle a Yeidckol Polevsnky cuando dirigió Morena: tenía más control y operación política. Delgado está muy adelgazado ideológicamente. Se parece a su botarga. El domingo por la tarde, por cierto, los empleados de Alejandro Armenta en Morena Puebla eran desconocidos por el Consejo estatal y se sigue tensando la liga al interior de ese partido. Mario Delgado no sabe dirigir, aunque por la fuerza del presidente aun así puede mantener muchos buenos números en la capital de Puebla y en la zona conurbada. Morena ganaría pese a Morena, dicen algunos.

Hay un tufillo a coaching emocional.

El viernes de la semana pasada, una aspirante a ser candidata a presidenta municipal subió a sus redes que fue acosada sexualmente por un asesor de la dirigencia estatal del PAN a quien le llaman Rasputín N. Al parecer el tema no es menor porque según fuentes consultadas la aspirante denunció el caso a la dirigencia estatal de ese partido y no encontró respuesta. Se decepcionó porque esperaba sororidad. Al parecer Rasputín N. le pidió dinero o sexo y, según una fuente interna de ese partido, hasta intentó propasarse a cambio de la candidatura.

Hay un tufillo a echado a perder.

Ya está alineado casi todo en las boletas: estará un panista aplaudidor de la cuarta transformación, un cantante de ópera que dicen que vivió como Plácido Domingo, pero canta como un Moreno Valle, una feminista en un partido de ideología Cristiana, un futbolista que le quitará votos al panismo y un empresario libanés que, seguramente también le roba votos a los albiazules. Solo falta Morena.

Hay un tufillo a que la política es de malos contra peores, no existen los buenos contra los malos.

En el panismo se reciclaron candidaturas, son los mismos, no hay cuadros, no hay visión de partido, solo es de mantener el negocio. Y los nuevos son personajes como Raymundo Cuautli que será un gran candidato para Morena, ya lo hemos dicho. Qué mejor manera de jugar a la democracia.

Hay un tufillo a ron y tequila por allá por San Andrés Cholula (y del barato, del que venden en Tetrapak).

Comentarios
Avatar

Escrito por Zeus Munive

Vivir Quintana: las mujeres dejamos de ser musas, para ser también artistas

Poblanos crean un videojuego estilo Game Boy de Nintendo ¡Y puedes jugarlo gratis!