in

Crónicas Marcianas: El Plan A y el plan C para la alcaldía

Fuente: iStock

Si Gabriel Biestro logra colarse como candidato y las condiciones se le dan, es un hecho que llevará todo el respaldo y el visto bueno de quien debe dar el visto bueno, pero si se complica, seguramente estará en una posición estratégica dentro del equipo barbosista. 

Difícilmente lo arriesgarán a perder.

Es también un hecho que Biestro ya se está moviendo y se está midiendo. Viendo pros y contras. Armando su propio equipo y todo con la venia de quien manda en Puebla, porque si algo supo hacer el líder de los diputados fue ganarse la confianza de Miguel Barbosa.

Pero en Morena también hay grupos que quieren impulsar a Alejandro Armenta como abanderado a la alcaldía en caso de que Eduardo Rivera salga por Acción Nacional, pues piensan que sería el contendiente que daría la batalla porque consideran que el senador jalaría a los operadores electorales del PRI que ahora andan huérfanos.

Aseguran que con los operadores priistas le dan la vuelta a Rivera, aunque como hemos escrito en ocasiones anteriores, el panista es el mejor posicionado en las encuestas si es que hoy fueran los comicios estatales.

La pregunta es ¿Armenta es bien visto por Miguel Barbosa?, ya que hace poco más de un año se supo que el senador se alió a personajes como Eukid Castañón y demás grupos morenovallistas para hacerle la guerra sucia al actual gobernador.

¿Recuerdan al cártel de la miel de abeja?

En la política el factor del pragmatismo juega un papel clave porque hemos visto cómo a veces los peores enemigos terminan siendo los mejores aliados o son los que reciben mejores contratos, mientras que los que eran aliados terminan como los perros de rancho en la fiesta: amarrados para que no muerdan a ninguno de los invitados.

Armenta tiene su grupo de diputados y sus adeptos, pero necesita que realmente tenga la bendición de Miguel Barbosa porque si el mandatario no tiene al menos una opinión en el partido que lo llevó al poder, entonces, estarían muy lejanos de ganar la elección en el 2021.

Barbosa es un personaje que no tiene un pelo de tonto, al contrario. Ha sabido construir un estado que se lo dejaron en astillas: desfalcado económicamente por sus antecesores. Entró como mandatario cuando ya estaba todo aprobado y poco a poco a corregido y metido en orden a toda la estructura.

Barbosa será un factor clave en el 2021 y tiene muy claro qué papel juega cada uno de los actores políticos de Puebla. Sabe quiénes son sus adversarios y quiénes son sus aliados. Conoce quienes son parte del Boa poblano y cuáles son sus intenciones.

En ese rejuego conoce la lealtad de Gabriel Biestro que ha sido a prueba de balas y sirvió para desarmar a un José Juan Espinosa que siempre ha jugado un doble papel. No obstante, como decíamos líneas arriba si Biestro está en aguas turbulentas difícilmente lo echarán a pelear si hasta los del mismo partido juegan las contras.

Ya sabemos que Morena es el peor enemigo de Morena.

Comentarios
Avatar

Escrito por Zeus Munive

Complejo Cultural Universitario inicia funciones de su autocine el jueves

Inicia reapertura de museos en Puebla