in

Gobierno de la ciudad refuerza atención psicológica durante emergencia sanitaria

El Gobierno de la Ciudad de Puebla, consciente de los problemas de salud mental a causa del confinamiento social y la emergencia sanitaria, puso a disposición de la ciudadanía una línea telefónica que ofrece servicio las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para personas que presenten alguna crisis psicológica como ansiedad, adicciones, violencia doméstica, problemas de convivencia familiar, entre otras.

La estrategia forma parte del plan emergente para mantener la atención a la salud de las y los poblanos, por medio de la Unidad Médica Integral (UMI) del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (SMDIF) que, a través de diversas líneas telefónicas ofrece servicios de laboratorio, consultas generales y dentales, ginecología, ultrasonido, mastografías, atención psicológica, entre otros.

José Alfonso Cortés Zamora, jefe del departamento de Atención Psicológica, comentó que algunos de los síntomas que las personas pueden llegar a presentar durante la cuarentena son insomnio, irritabilidad, inseguridad o intranquilidad, por ello, insta a las y los poblanos a utilizar la línea 22 23 40 50 89 en cualquier momento del día para ser atendido por un especialista y brindarles la atención necesaria.

La atención psicológica también se puede llevar a cabo de manera presencial, acudiendo a las instalaciones de la Unidad Médica Integral, ubicadas en Avenida Cue Merlo #201, en la colonia San Baltazar Campeche, o con previa cita al número 2 14 00 00, extensión 219, 220 y 221, con un horario de atención de 8:00 a 16:00 horas.

Para seguridad y tranquilidad de las y los pacientes de este servicio y sus familias, se realiza la apertura de un expediente personalizado y se brinda seguimiento presencial o telefónico cada ocho días para garantizar su salud mental.

Comentarios
Avatar

Escrito por Staff 360

Detenido en 95 por ciento el sector de la construcción en Puebla: Sindemex

Llegarán a Puebla restos de 82 poblanos fallecidos en Estados Unidos por COVID-19