in

Cannabis en México: el nacimiento de una industria

A pesar de que el panorama para la regulación del cannabis no mostró grandes avances durante el 2019, vendrán grandes desafíos para los fabricantes y detallistas, una vez aprobado el dictamen de reformas por las comisiones del Senado.

El proceso legislativo aún no concluye y el plazo que fijó la Suprema Corte de Justicia de la Nación vence el próximo 30 de abril. Si México llega a esa fecha sin que el Congreso de la Unión apruebe el paquete de reformas en ambas cámaras, la Corte se verá obligada a emitir una Declaratoria General de Inconstitucionalidad.

El efecto de la declaratoria sería anular la prohibición absoluta para el uso lúdico de la marihuana, permitiendo así que la población mayor de 18 años consuma el estupefaciente sin un claro control del Estado.

La actual emergencia mundial que enfrentamos por el nuevo coronavirus Covid-19 podría motivar a que la Corte otorgue una segunda prórroga al Congreso de la Unión. Sin embargo, lo recomendable en materia legal es que, durante este periodo ordinario se defina cuáles son las reglas que aplicarán para esta industria.

En ese sentido, las empresas de esta industria tendrán que tomar en cuenta la experiencia de compra al consumidor con base en la regulación final, ofreciendo una alta calidad, trazabilidad e integridad del producto, así como precios competitivos para persuadir a los consumidores actuales de trasladar sus compras a fuentes legales.

Lo recomendable para los detallistas que decidan incursionar en esta industria es construir una estrategia comercial que permita abordar las necesidades de los consumidores y fomentar una industria segura, controlada y próspera.

Uno de los retos más importantes para los empresarios que deseen incursionar en este sector será entender la carga regulatoria: desde los requisitos corporativos que deben cumplir, las normas de testado y trazabilidad, hasta las restricciones publicitarias y de etiquetado para los productos con derivados del cannabis.

También será fundamental desarrollar una estrategia robusta para obtener derechos de propiedad intelectual, desde los signos distintivos hasta la genética. Contar con estos activos intangibles permitirá a las empresas destacar dentro de una industria que promete tener una competencia amplia.

Por otro lado, contar con información basada en datos puede ayudar a las compañías del cannabis a anticipar y responder a los comportamientos y preferencias de los consumidores, de manera ágil y efectiva.

Desafíos para el mercado

De acuerdo con encuestas realizadas por Deloitte Canadá, los consumidores actuales utilizan el cannabis por razones médicas: alivio contra ciertos dolores, relajarse, dormir o reducir el estrés, e incluso para combatir la ansiedad. Esto podría ser motivo de preocupación para el sector farmacéutico tradicional, ya que los consumidores potenciales señalan observar en los productos de cannabis una alternativa, más que un complemento.

Los consumidores actuales y los potenciales esperan comprar la mayoría de sus productos en tiendas físicas; sin embargo, existe otra clase de consumidores, con mayor interés en realizar sus compras en línea, que exigen privacidad y seguridad al adquirir estos productos.

Si bien el proyecto de ley prohíbe la venta o publicidad en línea del cannabis psicoactivo, los productos que provengan del cáñamo industrial sí podrán acceder a estas plataformas y, en ese sentido, las empresas tendrán que invertir para contar no sólo con una plataforma de e-commerce, sino también con medidas sólidas de ciberseguridad, ya que habrá consumidores que prefieran que sus hábitos de compra se mantengan privados.

En este sentido, la determinación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que aplicará a los productos de este sector quedará pendiente para el próximo año.

Es normal que exista una expectativa recaudatoria por parte del Estado, sin embargo, es importante considerar que si se encarece demasiado el producto final, podría impulsar un mercado informal que compita a precios mucho menores.

Un proceso de producción integral será fundamental para que las empresas puedan atraer clientes al nuevo mercado legal, y así, alcanzar el éxito en esta industria.

*Por Erick Calvillo, socio líder de la industria de consumo, y Oliver Galindo, socio de impuestos y servicios legales para Deloitte México.

Comentarios
Avatar

Escrito por Staff 360

Senado de EU aprueba rescate ecónomico para combatir impacto del coronavirus

Hallan un agujero en la capa de ozono sobre el Polo Norte