in ,

The Guadaloops reinventa la música urbana

Entre música genérica, de fácil digestión, carente de concepto y sentido, poco exigente y de catarsis nula, se nos presenta The Guadaloops como una bocanada de aire fresco, un escape auditivo de la batología, una propuesta musical que nos hace cuestionarnos, dudar y disfrutar una experiencia íntegra con su proyecto. The Guadaloops es una banda de hip-hop que rompe un poco con los estándares del movimiento.

De entrada, en la agrupación podemos encontrarnos con cinco músicos, cuando lo común en proyectos de rap es ver un DJ (quien pone y produce la música) y un MC (Rapero), cuando mucho dos MCs en escena, rara vez se ve un instrumento.

En vivo, la banda se presenta con Ferdinand Gonzáles en el bajo, Fermín Sánchez en la guitarra y voz, Franco Genel en la voz, Sami Mendoza en la batería y Berni Pérez en los teclados, recursos digitales y coros.

Aprovechada la próxima visita de la banda a nuestra ciudad nos acercamos a Fermín (Voz y guitarra) y Franco Genel (Voz) de The Guadaloops quienes platicaron un poco sobre su música y su proceso creativo.

The Guadaloops dará un show en Puebla el próximo 20 de octubre en el Sala Fórum al lado de la banda colombiana Petit Fellas. El evento dará inicio a las 20:00 horas y tendrá un costo de 333 pesos.

Es importante hacer énfasis en la forma poco ortodoxa de esta banda al hacer rap. Cuando normalmente nos encontramos con letras sobre drogas, fiesta, narcotráfico, sexo y alcohol en la música hip-hop, Guadaloops rompe esquemas con letras pensadas, conceptuales. Como ejemplo podríamos hablar del tema “Hombre Caja”, una obra inspirada en el expresionismo abstracto, en específico, en el escritor japonés Kobo Abe.

En realidad, Franco y yo comenzamos a componer esa canción cuando nos dimos un encerrón en Oaxaca, teníamos la misión de escribir abstractamente o como le dicen ‘psicodélicamente’ y Franco recordó un concepto del escritor Kobo Abe, el padre del expresionismo abstracto, en un libro que precisamente se llama Hombre Caja. Es la crónica de un hombre que se construye una caja para alterar su realidad. Lo hicimos como un referente al expresionismo abstracto”, recuerda Fermín Sánchez.

Me amaco en las acuestas
Y sube la nieblube
Ya bajarán los vuelos
Y maderos cabaña
Desde el horizombe o mi balconte
A medio gallo canta el día” HOMBRE CAJA

“Hombre Caja fue un proceso meramente intuitivo, ya teníamos la idea clara, sabíamos que queríamos hacer algo raro. En el estilo que canta Fermín ocupamos el recurso de la jitanjáfora, el coro es tal cual un recurso de poesía, logramos inventar y rehacer palabras. La parte más padre de este tema es una anécdota que vivimos en San José del Pacifico. No sabíamos distinguir bien donde iniciaba la nube y donde iniciaba la niebla; tripeando con eso Fermín sacó la idea de la “Nieblube”, cuando no sabes si es niebla o nube.”, explica Franco Genel.

A lo largo del tema podemos encontrar un recursos literario conocido como jitanjáfora, que no es más que un enunciado lingüístico construido por palabras y expresiones que en su mayor parte son creadas por el autor, que no pertenecen a un idioma o lenguaje. Dicho recurso encuentra su función en sus valores fónicos, por lo cual trabaja muy bien dentro de la música.

Sobre el nombre de la banda, Fermín nos comenta un poco de dónde surge, su significado.

Quisiéramos que el discurso del nombre de la banda hablara por sí solo. De lo que se trata es de hacer música hecha en México, por mexicanos, que no necesariamente se tiene que adoptar a un folclor extranjero, vivimos una violación ideológica, se nos ve como víctimas, sentimos que eso pasa en la música también. La idea de Guadaloops es hacer música mexicana, sin necesidad de que se sienta antigua. Traemos un discurso de mexicanidad alrededor de nuestra imagen, de nuestra música”.

Comentarios
Avatar

Escrito por Ricardo Loranca

Usuarios de Amazon Prime en México podrán disfrutar del contenido exclusivo de HBO

Futuro dudoso para Steelers, con estatus incierto de Rudolph