in ,

De parafilias y otras perversiones (Parte 1)

Para aquellos que no sepan cómo se llaman esos “gustos raros” a la hora del sexo, aquí les dejamos una de tres entregas sobre parafilias. Disfrútenla.

Acrofilia: excitarse por las alturas o lugares altos (cuidado si se suben al Teleférico o a la Estrella)

Acrotomofilia: preferencia sexual por personas con miembros amputados (eso o mejor acostarse sobre un brazo, para no caer en salvajismos)

Axilismo: obtener placer sexual por la frotación del pene con las axilas (de la pareja, desde luego; no vaya a pensar que son contorsionistas)

Belonefilia: excitarse con el empleo de agujas (como las novias de los acupunturistas)

Cancaneo – dogging: parejas que entablan el acto sexual en lugares públicos y disfrutan de ser observados (creo que también le llaman “libertad de sexpresión”)

Frottage: conseguir estimulación sexual por medio de la fricción del órgano sexual con el cuerpo u objetos de la pareja (cuidado si su novia colecciona piedras)

Genufalación: inserción del pene entre la comisura de las rodillas de la pareja (o sea que si les piden que se hinquen no es para rezar)

Nosofilia: excitarse por saber que tu pareja tiene una enfermedad terminal (muchos de éstos tienen título en oncología)

Odontofilia: ser excitado por los dientes (y tener un topo de mascota)

 

Comentarios
Marco Calderón

Escrito por Marco Calderón

Poblano aficionado a todo lo norteño. Amante de los libros, diletante de la música y argüendero radiofónico. Gusta de sufrir ataques cardiacos con los partidos de los Dodgers de Los Ángeles.

De Miss Bala y otro remake que NADIE pidió

Tony Gali preside instalación del Seminario de Cultura Mexicana, Corresponsalía Puebla