Hace cuarenta años, el 5 de marzo de 1977 para ser exactos, se metió a un estudio en Londres con 86 músicos para grabar la que a la postre sería la música incidental cinematográfica más famosa de toda la historia: la banda sonora de Star Wars. Tras haber sido presentado con George Lucas por su amigo Steven Spielberg, el compositor oriundo de Oak Park, Nueva York, puso en marcha toda su creatividad para crear la obra que le había sido comisionada. El camino sería un poco más difícil de lo que imaginaría en el principio. Revista 360º estuvo presente en el homenaje que la Banda Sinfónica Municipal rindió a tan legendaria partitura.

This slideshow requires JavaScript.

Pero antes revisemos un poco más de historia. Como ya habíamos mencionado, Williams en un principio se había mostrado entusiasmado por el proyecto, sin embargo, Lucas, a pesar de la creatividad visual y argumental que había puesto en su obra cinematográfica, era mucho más conservador respecto a sus ideas musicales, así que él pensaba en un sonido más clásico, contrario a lo que el compositor quería: un sonido más accesible para el gran público.

Después de arduas pláticas en las que hubo un “estire y afloje” creativo que estuvo a punto de terminar con la paciencia de Williams, el compositor logró salirse con la suya para crear un sonido del que, tanto George Lucas como miles de fanáticos en la posteridad, no pudieron olvidarse. Se trata de música basada en moldes clásicos, sí, pero adaptados a temas de fácil identificación para cada personaje de la saga.

Autores como Richard Wagner, Antonin Dvorak o Piotr I. Tchaikovsky son sólo algunos de los muchos que tuvieron influencia en la música de esta saga de películas que, siempre que es interpretada en vivo, llena las salas de concierto de cualquier parte del mundo. Ésta partitura ya le valió un siete nominaciones y un Oscar a John Williams, además de que tan sólo el disco de Una nueva esperanza (1977) suma ya más de un millón de copias vendidas.

Este jueves 4 de mayo, día oficial de la Guerra de las Galaxias, el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla realizó una serie de actividades conmemorativas que incluyó un maratón cinematográfico con las siete entregas de la saga, hasta terminar con el cierre de este festivo día con un homenaje musical a la música de las películas y a su creador, el gran John Williams. Gran modo de cerrar un cuatro de mayo más en que la fuerza nos acompañó.