Con información de Página Negra


A través del  GPS del celular de Mara Castillo, la estudiante de la UPAEP desparecida el 8 de septiembre, fue localizado y detenido en Terrenate, Tlaxcala Ricardo Alexis N., el chofer de Cabify quien vio a la joven por última vez.

La Fiscalía General de Justicia en Puebla, en colaboración con su homóloga en Tlaxcala, detuvo alrededor de la una de la tarde al chofer del vehículo que abordó la estudiante de Ciencias Políticas.

A través de su cuenta oficial de Twitter, la dependencia estatal confirmó que Ricardo Alexis N. fue asegurado este martes, aunque aún no ha dado más detalles. Según una versión extraoficial publicada por El Sol de Tlaxcala, el GPS del teléfono de Mara llevó a dar con el paradero exacto en donde se escondía el chofer de Cabify situación que refuerza la sospecha de que es el responsable de su desaparición.

Como PÁGINA NEGRA informó, la estudiante de UPAEP fue vista por última vez por el chofer, quien declaró el domingo y cuya versión presentó inconsistencias ya que las cámaras de Torres Mayorazgo, la zona habitacional en donde supuestamente la dejó, confirmaron que estuvo por más de media hora afuera del conjunto residencial.

Mara Castilla Miranda, fue vista por última vez a las 5:00 horas de la madrugada del viernes 8 de agosto al salir del bar The Bronx, ubicado en San Andrés Cholula.

La joven pidió una unidad del servicio Cabify para regresar a su casa, pero nunca llegó. Después de la noticia, su foto comenzó a circular en varios medios locales, nacionales y redes sociales, viralizándose inmediatamente.

Derivado de esto y debido a que Ricardo Alexis N. fue la última persona que la vio, la empresa de transporte ejecutivo mandó un comunicado en el que explicaba que el conductor acudió a rendir su declaración.

Más tarde, se informó que el chofer de nombre Ricardo Alexis N. aseguró que fue a dejar a la joven a su casa y supuestamente durante el trayecto escuchó que la universitaria vería a otra persona que pasaría por ella a su departamento en Torres Mayorazgo.

El conductor confirmó ante la Fiscalía que completó el viaje hasta el domicilio de Mara y después fue puesto en libertad. Tras las quejas de la familia y la atención nacional que ha tenido el caso, se detuvo al chofer este día.

Los familiares de Mara resaltaron el hecho de que el chofer se tardó 44 minutos en un trayecto de menos tiempo, sobre todo a las 5 de la mañana cuando no hay tráfico y encima recalcaron que el chofer estuvo por media hora estacionado fuera de Torres Mayorazgo y Mara nunca bajó del auto.