El Puebla festeja 75 aniversario entre resultados mediocres

|

Ricardo Loranca y Campos

Al parecer a la directiva del club Puebla le importa mucho más andar festejado el aniversario del estadio Cuauhtémoc y los 75 años del club por encima de obtener buenos resultados.

La “Franja” suma 75 años de existir, y también más de diez años de no llegar a la “liguilla” de la Liga MX.

Aunado a esto podemos mencionar los 30 años sin campeonato del equipo angelopolitano. Fue en la temporada 1989 cuando el “poderosísimo” Puebla alzó su último trofeo. Aún ni existía la denominada “Liga MX”.

En esta ciudad el equipo profesional favorito, al que los medios dedican su tiempo y energía es el Puebla. Sin ganar, sin dar alegría a sus aficionados, en medio de una profunda mediocridad, el equipo sigue recibiendo el apoyo de los ciudadanos y el gobierno.

A los “camoteros” no se les exige absolutamente nada, acaban de ser eliminados del torneo con un resultado de cuatro goles por cero bajo la guillotina de los Xolos de Tijuana, en cuestión de media semana se les olvidó a los aficionados el terrible fracaso de su equipo, todo por un aniversario que debería celebrarse con un perfil bajo, con vergüenza.

Pero no, el club se pavonea y manda a hacer una imagen al puro estilo de los Beatles en la portada del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

La afición, también mediocre en ocasiones, debería exigir goles, resultados, liguillas y un campeonato. Los fans no quieren posters chingones para redes sociales, quieren que el balón se hunda en las redes.

Los poblanos deberían, deberíamos, exigir día con día un equipo de calidad. Con todo el apoyo que recibe dicho club, recordemos que su estadio fue remodelado hace unos años, lo mínimo sería llegar a liguilla en cada torneo.

El dinero, tiempo, la inversión y los medios que se utilizan para beneficio del FC Puebla son un verdadero desperdicio, bien se lo podría dar esa atención a los nuevos equipos profesionales de la ciudad, a Artilleros de la LFA por ejemplo, o a los Ángeles de basquetbol.

El FC Puebla, al igual que un político adinerado, es casi intocable. No importa que su desempeño sea una basura, merma, bagazo, siempre y cuando tengamos un equipo profesional de soccer en la ciudad y de Lobos ni se diga, no vale la pena hablar.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *