Puebla entre las horas bajas del morenovallismo y la llegada de AMLO

|

POR: Marco Calderón

El doctor Juan Luis Hernández Avendaño, académico de la IBERO Puebla, pinta para Puebla un panorama que no es del todo halagador, aunque tampoco pesimista. Se trata más bien de un escenario en el que todo está por suceder; entre la aparente agonía del morenovallismo y el ascenso al poder de López Obrador, se avecina un periodo de negociación política muy importante para nuestro estado.

Revista 360º: ¿Qué le espera a Puebla con la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador?

Juan Luis Hernández Avendaño: Para empezar, tendríamos que decir que estamos viviendo una situación de excepción política por tres razones: 1) Estamos al final de un gobierno estatal atípico por su duración de menos de dos años. Se trató, evidentemente de un gobierno más administrador que con posibilidades reales de gobernar. 2) Vivimos, también a nivel estatal, un proceso electoral muy cuestionado y sobra decir por qué razones fue que se percibió así. 3) Pareciera que en esta transición de procesos atípicos es el poder legislativo quien tiene el poder al ya estar proponiendo enmiendas que cimbran el estatus que había dejado al pasada administración. De modo que vemos en nuestro estado un clima muy turbulento, contrario al escenario nacional donde parece que estos cambios se están llevando a cabo de manera más tersa. Todo esto, desde luego, no es una buena señal, pues si algo debe quedar claro es que si algo hay que erradicar de Puebla son los conflictos, tanto políticos como sociales.

R360º: ¿Cómo sería el panorama de ganar Martha Érika Alonso la gubernatura?

JLHA: Así como apreciamos este tiempo en el que claramente estamos observando una mayoría antimorenovallista en el congreso frente a un gobierno saliente que es completamente cargado a los intereses de Moreno Valle, creo que sí podría agudizarse este conflicto entre ambos bandos. Ahora bien, ¿hay solución a ese hipotético conflicto? Sí, en la medida en que Martha Érika esté dispuesta a tender puentes sobre los mares que separan las ideologías políticas de ambos bandos. En campaña dio señales de cierta independencia de Moreno Valle, que desde luego cuesta creerle por la cercanía en todo sentido con el exgobernador. Sin embargo parece que más que nunca el escenario le exige que tome esa independencia para poder marcar una agenda propia para el estado. De modo que vemos dos posibles escenarios: por un lado un congreso estatal en franco conflicto con una gobernadora aferrada a la ideología de Moreno Valle (que desde luego es lo que menos le conviene al estado) y, por otro, una agenda compartida en la que el poder ejecutivo y el legislativo estén dispuestos a trabajar para mejorar el desarrollo de los poblanos pero, insisto, dependerá de qué tanto estén dispuestos a trabajar juntos.

R360º: ¿Qué tanto está agonizando el morenovallismo?

JLHA: No cabe duda que el morenovallismo perdió una parte muy importante de su hegemonía a nivel estado, tanto en el congreso como en diversos municipios, además de la capital, pero de confirmarse la victoria de Martha Érika como gobernadora no podemos hablar de la muerte o la agonía del morenovallismo, podríamos hablar de sus horas más bajas desde el 2011, pero me resisto a creer que este sea su fin. El morenovallismo es una fuerza política que de ningún modo hay que subestimar, pues su creador fue desde el principio lo suficientemente hábil para transversalizar su poder, crear redes empresariales y sociales con la suficiente solidez como para sostenerlo a pesar de los obstáculos.

R360º: ¿Cuál será el papel de Puebla en la agenda de AMLO?

JLHA: La actitud de AMLO hacia Puebla no es distinta de la que toma hacia otros temas: es fundamentalmente contradictoria, a veces parece que le interesa mucho y a veces que no le interesa nada. Pero así es él, es su estrategia. En Puebla, Morena tiene una actitud agudamente confrontativa hacia el morenovallismo y eso puede determinar mucho de lo que López Obrador vaya a considerar para Puebla. Por otro lado, recordemos que el candidato de Morena a la gubernatura de Puebla fue siempre muy cuestionado en su actitud y su pasado, y eso tal vez pudo no ser tan cómodo para el presidente electo. Entre los factores que podrían jugar a favor de la entidad estarían el que su esposa Beatriz Gutiérrez Müller estudió su licenciatura y maestría aquí en la IBERO, además está la cercanía con la Ciudad de México, la posición de la planta Volkswagen, el alto PIB que tiene el estado, en fin, está por verse cuál es el papel que tendrá en su agenda.

R360º: A nivel legislativo, ¿veremos cámaras más productivas o será sólo un espejismo?

JLHA: Como ya te había dicho, estamos viviendo una coyuntura política inédita a nivel local y nacional, con ello van a cambiar las reglas del juego, aquellas que había acuñado el “viejo régimen”. No creo que vaya a haber un ejercicio monolítico del poder por el hecho de que tanto en las cámaras de diputados estatal y federal y en la de senadores haya mayoría de Morena, considero que sí va a haber matices y ya lo vimos con el caso de Rosario Robles, en el que AMLO dijo que era un “chivo expiatorio” y el Senado abrió un canal para que se investigue a la funcionaria. Pienso que tienen claro lo que el presidente electo ha dicho sobre ser más conscientes de las necesidades de la gente. Ojalá sea también una realidad lo del recorte de sueldos y de gastos onerosos que eran pagados con recursos públicos. Más allá del papel que vaya a jugar la legislatura, lo importante es que los ciudadanos no dejemos de exigir y presionar para que hagan un trabajo digno con nuestro dinero.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *