La Forêt: un bosque lleno de escalofríos

|

Cada paso que damos, cada decisión que se toma, nos lleva al lugar que necesitamos estar, a ese preciso momento que fuimos llamados, ya sea malo o bueno, en el cual se enfrentará cada sentimiento, cada emoción y reacción contra una fuerza impenetrable y nos dejara una enseñanza, nos dejara una lección, o incluso se tornara a muerte. Eso es la vida, enseñanza, lecciones de vida y de muerte y es capturada a la perfección con la serie de Netflix titulada La Forêt, o en México es llamada “El Bosque”.

Con la sinopsis oficial: “En la escuela de Montfaucon, un tranquilo pueblo de la región de las Ardenas, la profesora Eve Mendel nota que algunos adolescentes están nerviosos y tienen un comportamiento extraño sobre todo tres de sus estudiantes: Jennifer, Oceane y Maya, la hija de la teniente Musso. Parece que una joven ha desaparecido en el bosque, el mismo en el que la profesora Eve fue encontrada hace 20 años, sin recuerdos de qué le había ocurrido.

Dentro de la narrativa, la serie maneja muy bien su tiempo de intriga y de desplazamiento de cada personaje, los unifica de una forma muy sutil que hace que la temporada se pase rápido, no sólo por su duración (6 capítulos); sino por el hecho de que se vuelve ágil, audaz y mantiene el ritmo de intriga. Por lo tanto cada personaje se vuelve único, esencial y determinante para el desenlace de la misma. Respecto a los personajes, las actuaciones son naturales y muy humanas, nada forzadas o poco creíbles, se vuelven dinámicas y hace que el desarrollo de cada personaje sea evolutivo.

En cuanto a fotografía se maneja muy natural y hermosa, los filtros que usa son determinantes para hacer llamativo el entorno, incluso hasta puede caer el peso de la intriga en la iluminación y el enfoque de la escena; por tal motivo estos elementos hacen que el mismo bosque, en el cual se desarrolla la trama sea necesario, se vuelva en un personaje más en todo este thriller. En varias ocasiones parece que el mismo bosque tuviera su propia historia que quiere ser contada y se maneja de tal forma que lo vuelve sutil y artístico.

Un punto para mi principal de la trama es esa relación y misticismo que se tiene a la cultura Celta, no es sobre explotada pero si da unos pincelazos tenues para que cada quien crea su propia “fantasía” en cuanto a la trama; por lo tanto la relación de cada personaje, con el poblado y la trama hacen que cada aspecto cobre vida y sea una atmosfera de intriga, salvación humana, misterio, incluso muestra un lado animal en el cual es necesario para sobrevivir y tener que salir de esa zona de confort.

La Forêt es una serie que puedes ver en un solo día, pero que deja mucho por asimilar y más por los temas que  desarrolla, principalmente por ese lado salvaje de sobrevivencia del ser humano.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

X