Sobre diseñadores y portadas

|

Cuando en 1970 Terry Ellis, cofundador de la compañía Chrysalis le encargó a Burton Silverman una serie de acuarelas para ilustrar la portada del siguiente disco de la entonces no tan famosa banda inglesa Jethro Tull, ninguno de los dos imaginó que estaba por realizarse una de las obras fundamentales del progresivo y del rock en general.

A partir de entonces el Sr. Silverman ha vivido arrepentido de haber cerrado el trato para hacer la portada del Aqualung con un simple apretón de manos a cambio de 1,500 dólares, al tiempo que por décadas ha visto su obra reproducida en carteles, playeras, tazas y demás parafernalia por la cual no ha recibido un solo centavo. Los asesores legales a quienes consultó para ver si podría entablar una demanda le han respondido que al no existir un contrato por escrito, los derechos de reproducción a futuro de su obra simplemente no le pertenecen. Hace algunos años contactó a Ian Anderson (a quien siempre he considerado un caballero y buena persona), que de manera institucional le respondió que no se podía hacer nada. Al igual que los fans, siempre pensó que el personaje reproducido en la portada era él mismo y que no tenía por qué repartir parte de los ingresos que generaba su comercialización.

Posiblemente en aquellas épocas nadie imaginaba el negocio en el que se iba a convertir la industria de la música y tal vez Reid Miles o Stanley Mouse nunca recibieron grandes cantidades por sus trabajos en la Blue Note o en la psicodelia sesentera respectivamente, pero con toda seguridad a partir de los setentas diseñadores como la gente de Hipgnosis, Storm Thorgerson, Peter Saville, Mark Wilkinson, Derek Riggs o Roger Dean tomaron sus precauciones para poder aprovechar las utilidades generadas por su propiedad intelectual. Dean incluso llegó a demandar a James Cameron alegando que los escenarios de la película Avatar estaban inspirados en sus obras.

El arte gráfico no es más importante que la música en un disco, pero en muchos casos simplemente no se pueden imaginar por separado. Parecería elemental que el artista que diseña las portadas debiera participar también de las utilidades que se generan en esta enorme industria.

*  *  *

La moraleja para los jóvenes diseñadores, dibujantes o fotógrafos, es que siempre registren sus obras y de ser posible firmen un contrato cuando les encarguen algún trabajo. Uno nunca sabe si acabará convirtiéndose en un clásico de cuyas regalías podrían vivir el resto de sus días.

*  *  *

¿Es “La Oficial”?

*  *  *

La Recomendación de la Semana: Jethro Tull  (UK) – Aqualung, The 2011 Steven Wilson Stereo Mix (2011). Asegúrense de escuchar la versión de SW, realmente ha hecho muy buenos trabajos remezclando obras clásicas del progresivo.

Rock Privado: Jueves 8 PM, 96.9 FM Radio BUAP. www.radiobuap.com

Facebook: @rockprivado.buap

Twitter: @rockprivado

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

X