La quiebra de Gibson

|

Foto: @pliegovilla

… o “no siempre es bueno andarse diversificando”… o “zapatero a tus zapatos”…

Nos enteramos de que la compañía Gibson, famosa fabricante de legendarias e icónicas guitarras ha solicitado la protección del Chapter 11 declarándose en bancarrota por no poder hacer frente a la deuda de 500 millones de dólares que tiene con sus proveedores.

Hace tiempo leí un anuncio de Fender en una revista que decía algo así como: “Más de la mitad de la música que has escuchado en tu vida fue tocada con uno de nuestros bajos”. Posiblemente la proporción en este caso no sea tan alta, pero seguramente el sonido de la música moderna sería distinto si imaginamos a Chuck Berry con una Telecaster, a B.B. King con una Stratocaster o a Jimmy Page con una Ibanez. La música Country también ha dependido de las Gibson por mucho tiempo, como lo demuestra el hecho de que desde mediados de los 80’s decidieron mudar sus operaciones a Nashville, TN.

Aparentemente el panorama no es tan obscuro como afirma Eric Clapton, quien dice que a los jóvenes de hoy ya no les interesa hacer música porque prefieren tirarse en el sillón a jugar videojuegos. El problema de Gibson no fue necesariamente la baja en las ventas de sus instrumentos, aunque sus directivos reconocen que hace falta más promoción entre el público joven, sino la idea de diversificar su negocio en líneas de tecnología que no estaban relacionados con ellos. Sus aventuras en el mundo de los home theaters y de los equipos de sonido como resultado de su adquisición de parte de la marca Onkyo, resultaron desastrosas.

Por el momento Gibson ha recibido un préstamo para seguir operando bajo la condición de que venda sus subsidiarias no relacionadas directamente con instrumentos. Esperemos que ahora cuenten con una administración inteligente que enfoque sus esfuerzos en relanzar su marca y que sigamos viendo por mucho tiempo las tradicionales líneas Flying V, SG, Les Paul y demás clásicos de los escenarios y de la música de los últimos 60 años.

*  *  *

Afortunadamente no a todo aquel que quiere hacer música le basta con una USB y una Lap Top. Tal vez el modelo de Gibson y de otras marcas de instrumentos famosos sea bajar sus costos para llegarle a un público más amplio. Que lo puedan hacer al tiempo que mantienen la calidad sin duda será todo un reto.

*  *  *

La Recomendación de la Semana: Jean Jean  (Francia) – Froidepierre (2018)

Rock Privado: Jueves 8 PM, 96.9 FM Radio BUAP. www.radiobuap.com

Facebook: @rockprivado.buap

Twitter: @rockprivado

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *