Lo que debes saber si dejas de beber

|

 

Frases como “solo por hoy”, “hoy no”, “para la otra”, o simplemente decir “no, gracias, ya no tomo” serán parte de tu vida, ¿crees que sea difícil?

Si te dio curiosidad esta nota quizá sea porque tienes cruda y estés pensando en que ahora sí ya te pasaste, esta fue la última peda, ya no vuelves a tomar o simplemente por salud quieres dejar de tomar para siempre. Antes de que lo hagas conoce estos 10 beneficios que podrás lograr si lo llevas a cabo.

  1. Te asombrarás de todo lo que ocurre los domingos por la mañana; tendrás el placer de levantarte de la cama sin ningún malestar estomacal o dolor de cabeza, ni con las terribles nauseas. Conocerás otras opciones de desayuno y tendrás más tiempo para hacer lo que quieras.
  2. Las cosas sabrán mejor: encontrarás sabores más intensos y diferentes en tus alimentos, lograrás comer o tomar cosas de las que antes te privabas por miedo a la irritación estomacal.
  3. Serás centro de atención: las personas por instinto suelen criticar sea bueno o malo y, sí, nos queda claro que si antes beber alcohol o consumir drogas estaba visto como mal para ojos de muchos (todos), pues ahora no hacerlo o al menos no consumir alcohol está aún peor, y preguntas como estas serán parte del proceso: “¿neta no tomas?”, “¿a poco ni una?”, “¿estás jurado?”, “¿y cómo le haces?”, “¿no se te antoja?”, “¿no te aburres?”, “¿qué te pasó o qué hiciste para dejar de chupar?”. Y tendrás que explicar una y otra vez cuando decidas dejar de tomar, así que prepárate. Después ya será normal.
  4. Te será tedioso: al principio te aburrirás pues estás acostumbrado asistir a lugares de fiesta o chupe y no encontrarás sentido de estar ahí. Pero tranquilo: después te burlarás de los borrachos o te pondrás a pensar si eso tú lo hacías; encontrarás otras formas de divertirte y conocer más personas.
  5. Dejarás de sentir culpa: “¿qué paso ayer?”, “¿con quién me besé?”, “¿cómo llegue a mi casa?”, “¿por qué me gasté tanto dinero?”, “¿qué habré hecho?”. Estas preguntas dejarán de estar presentes y de atormentarte, desaparecerá la cruda moral y eso te dará paz mental, aunque lo dudes.
  6. Tendrás claridad: pensarás mejor las cosas, los conflictos emocionales se reducen si sabes que el alcohol es depresor del sistema nervioso, y al dejar de haber esta sustancia en tu cuerpo lograrás pensar con tranquilidad.
  7. Adiós a las acciones tóxicas: cuando bebemos inconscientemente cometemos muchos errores, como llamar a tu ex, hacer algún desfiguro, ser objeto de burla, pelear sin razón, llorar por recuerdos. Dejarás de esconderte atrás de tus impulsos y de tomar valor inconsciente, ahora enfrentarás las situaciones con mayor madurez y coherencia, y tu dignidad estará segura y no perdida en alguna bolsa de pantalón o de mano.
  8. Tendrás amigos de verdad: a lo mejor has pasado horas platicando con alguien que conociste en el baño, incluso hasta llorar tus penas con el mesero; dejarán de estar presentes esas personas que solo te buscan por interés y solo estarán los buenos amigos para las buenas y las malas, que quieren lo mejor para ti y estarán ahí para apoyarte sin dudarlo.
  9. Mejora el sexo: tus nervios, tus cinco sentidos y hasta tu estado de ánimo estará mucho mejor ya que tus sensaciones no se verán atrofiadas, serán más intensas y placenteras y aparte perderás kilos de más.
  10. Sentirás un gran logro: si bien sabemos que no es fácil dejar un habito que ha estado presente en tu vida diaria, si eres de las personas con el habito y todo lo asocias a fiesta, bares o ligues espontáneos será más que obvio que querrás volverlo hacer, pero aférrate a tu decisión; ten en mente el motivo por el que decidiste dejar a un lado el vicio. Cree en ti.

Quizá ya pasaste la línea de bebedor social y ya seas un poquito alcohólico, pero recuerda que tu salud, tu dignidad y tu integridad es primero.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *