Para rodar en la ciudad, qué bicicleta ¿crusier o montaña?

|

Andar sobre dos ruedas en la ciudad de Puebla no es cualquier cosa, existen una serie de complicaciones urbanas que dificultan el tránsito de los ciclistas, además –obvio- la falta de cultura vial y ser amigables con los que pedalean.

Los principales obstáculos son los baches, las coladeras con rejillas tan grandes en las que cabe una llanta de bicicleta, las banquetas desechas, los carriles angostos, los semáforos que no sirven y los vendedores ambulantes que se pasean entre los carriles.

Indiscutiblemente, también, los conductores, desde los particulares -que no utilizan las direccionales- y hasta los operadores de las rutas colectivas que bajan a la gente a mitad de la calle. No se salvan los del metrobús, que avientan la enorme carrocería para hacer que se respete su carril.

Con todo esto, en la revista 360º – Instrucciones para vivir en Puebla se hizo un ejercicio para saber qué tipo de bicicleta se ajusta más a las circunstancias diarias de la ciudad.

Probamos dos bicicletas, una cruiser y una de montaña. El recorrido fue del Complejo Cultural Universitario (al Sur de la capital) hacia la colonia La Paz (instalaciones de 360º). El trayecto fue por Cúmulo de Virgo – 11 Sur y Avenida Juárez.

Cruisers

Este tipo de bicicleta se comportó bien al inicio, su diseño especial para ciudad y sobre pavimento hizo que sus llantas anchas rodaran sin problema. Su geometría y manubrio característico permiten una postura relajada, esto hizo que la ciclista rodara bien.

Debido a que solo tiene una velocidad, fue necesario pararse en los pedales para ir más a prisa por el flujo vehicular de la 11 Sur. El freno a contrapedal no tuvo mayor problema. La complicación vino en los baches, topes y principalmente al pasar por toda la construcción que se realiza en la Avenida Juárez.

Montaña

Esta bicicleta resultó cómoda para efecto de los baches y topes, los amortiguadores permitieron que el golpeteó no fuera tan perceptivo en el asiento. Los cambios de velocidad fueron amigables al momento de las subidas.

Al tener un manubrio más angosto que la cruiser fue más sencillo pasar entre los vehículos. La complicación de este tipo de bicicleta vino al llegar al destino, pues al ser un cuadro rígido, hizo que los brazos y cuello se mantuvieran tensos durante todo  el trayecto.

Conclusión

Después del ejercicio se llegó a la conclusión que una bicicleta tipo crusier, también conocida como urbana, o vintage, resultaría más cómoda sí las calles de la ciudad estuvieran en óptimas condiciones.

Pero en la condición en la que se encuentran las vías de la capital, es más adecuado utilizar una bicicleta de montaña en la que se pueda pasar por cualquier terreno.

On My Way Cycling GIF - Find & Share on GIPHY

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *